Helado de pistacho ¡fácil, rápido y sin heladera!

Refréscate con unas irresistibles bolas de helado de pistacho y siente su cremoso sabor en tu paladar. ¡Degusta un capricho exquisito!



8px
10m


8px
10m


¿A quién no le apetece un helado durante los días calurosos? Es una opción perfecta para degustar y refrescarse en verano. ¡Y no sólo para los niños! ¿Qué te parece si preparamos uno casero de pistachos? No te hará falta la heladera para elaborarlo. 

La receta que te enseñamos es sencillísima y sólo necesitarás 10 minutos para dejarlo listo al congelador. Lo único que deberás tener preparado previamente es la crema de pistacho, ¡pero no tiene nada de complicación!

Tiempo de elaboración: 10 minutos.

Tiempo total: 10 minutos más las 4 horas mínimo que deberá permanecer en el congelador hasta estar listo para servir (aunque nosotros te aconsejamos que lo dejes de un día para otro).

Con los ingredientes que te proponemos te saldrá una tarrina de helado para hacer unas 24 bolas aproximadamente. Y lo mejor es que lo podrás conservar en el congelador para degustarlo cuando más te apetezca. 

Y si quieres hacer más tarrinas para combinar sabores, toma nota del helado de café, el irresistible helado de stracciatella o el delicioso helado de fresas y yogur sin azúcar. ¿Cuál es tu favorito?

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

  • 500 mililitros de nata líquida para montar
  • 250 mililitros de leche entera
  • 30 gramos de miel
  • 4 yemas de huevo
  • 60 gramos de azúcar glas

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Leche

Leche

Elaboración

En un cazo al fuego añade la leche, la nata, la miel y la pasta de pistacho. Calienta hasta casi punto de ebullición mientras remueves. Os recomendamos que remováis hasta fundir la pasta del pistacho y se integre con la nata y la leche.

En un bol mezcla las yemas de huevo con el azúcar glas y bate bien hasta que se integren completamente. Cuando la mezcla de nata haya templado un poco, añádela a las yemas. Hazlo muy poco a poco, con un chorrito fino y sin dejar de remover.

Devuelve la masa del helado al cazo y calienta para espezarla un poco. Importante que no sobrepase los 80-83ºC ya que en tal caso las yemas se cuajarían.

Incorpora la masa en un bol llano y deja reposar a temperatura ambiente hasta que se temple. Enfríala en la nevera y en el congelador entre 4 o 5 horas (aunque recomendamos que mejor esté de un día para otro). ¡Y listo! Ya podrás preparar tus bolas de helado de pistacho y disfrutar de su suave y fresco sabor.

Paso a paso

Ingredientes

1

Añade la leche, la nata, la miel y la crema de pistacho en un cazo al fuego.

Paso 1

2

Calienta mientras remueves sin llegar al punto de ebullición. Remueve hasta integrar bien la crema de pistacho con la nata y la leche. 

Paso 2

3

Mezcla las yemas de huevo y el azúcar glas con ayuda de una varilla eléctrica hasta que esté completamente integrados. 

Paso 3

4

Añade poco a poco la mezcla de nata a las yemas una vez haya templado. No dejes de remover. 

Paso 4

5

Incorpora de nuevo la masa mezclada en el cazo y calienta para espesarla un poco. (Importante que no sobrepase los 80-83ºC)

Paso 5

6

Deja reposar la masa a temperatura ambiente hasta que se temple, luego enfríala en la nevera y métela en el congelador unas 4 o 5 horas aproximadamente. (Recomendamos que mejor la dejes de un día para otro)

Paso 6

7

Sirve tus bolas de helado de pistacho y disfruta de su ¡suave y fresco sabor!

Paso 7

Consejos y trucos

Dale un toque crujiente a tu helado de pistachos

Aunque el helado por sí solo está delicioso, te recomendamos que le añadas unos trocitos de pistacho por encima para ¡hacerlo irresistible!

Y si empleas pistachos caramelizados, ¡será todo un éxito! Sólo tienes que cocer azúcar con agua y luego mezclarlo con los frutos secos mientras se carameliza poco a poco. ¡Te encantará su resultado!

Como conseguir que las bolas de helado sean perfectas

¿Se te queda pegado el sacabolas en la tarrina de helado? ¿O simplemente se te desmontan las bolas al hacerlas? 

¡Tranquilo! El truco para poder hacer bolas perfectas está en mojar el utensilio antes de sacar la bola. Lo ideal es preparar un vaso de agua e ir remojando el sacabolas en cada bola que hagas. 

 

Utensilios