Trenza de hojaldre salada ¡rellena de jamón y queso! (Receta fácil y rápida)

Cómo hacer una trenza de hojaldre rellena de jamón y queso

Trenza de hojaldre salada ¡rellena de jamón y queso! (Receta fácil y rápida)


4px
30m


Perfecta para disfrutar en familia, como aperitivo o como una merienda original, os enseñamos cómo hacer una trenza de hojaldre ¡rellena de jamón y queso!

Muy parecida a la clásica trenza de chocolate, preparamos su versión de trenza de hojaldre salada con uno de sus rellenos más sencillos y ricos de jamón de York y queso fundido en el horno. Sabrosa y muy rápida de hacer, solo necesitaremos 30 minutos para disfrutar del hojaldre relleno.

En nuestra receta os enseñamos paso a paso cómo dar forma al hojaldre, cómo conseguir que quede bien dorado al cocinarlo y muchas ideas de rellenos muy diferentes ¡con los que disfrutar de una trenza de hojaldre distinta cada vez!

Saca todo el provecho al hojaldre y prepara recetas saladas como esta trenza de jamón y queso, unas mini pizzas ideales para una cena improvisada o una sabrosa tarta tatín de berenjena al que no hay quién se resista.

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre rectangular
  • 160 gramos de jamón cocido En lonchas
  • 150 gramos de queso En lonchas
  • 1 huevo (para pintar)
  • queso rallado (para gratinar)

Energía

587 kcal

29.35%

Proteína

27 g.

36%

Hidratos

27 g.

9.82%

Azúcares

1 g.

2%

Grasa total

41g.

52.45%

Grasa saturada

14 g.

76.56%

Grasa polininsat.

14 g.

127.27%

Grasa monoinsat.

11 g.

25%

Colesterol

104 mg.

34.67%

Fibra

1 g.

3.33%

Sal

2.12 g.

42.4%

Sodio

846 g.

42.3%

Calcio

448 mg.

37.33%

Iodo

22 mcg.

14.67%

Hierro

1 mg.

10-10%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Leche

Leche

Huevos

Huevos

suscripcion

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer esta trenza de hojaldre rellena de jamón y queso, extiende el hojaldre sobre una superficie lisa. Cubre la parte central del hojaldre a lo largo con las lonchas de queso y, sobre éstas, extiende el jamón cocido. Añade tantas capas como gustes.

  • Podéis combinar más ingredientes en el relleno. De hecho, la trenza de hojaldre rellena de jamón, queso y puerros también es muy popular y si ya le añadís un poco de tomate frito o tomate natural, ¡queda buenísimo!

Corta el hojaldre de los lados en tiras de alrededor de un centímetro de ancho. Retira las cuatro esquinas sobrantes y comienza a entrelazar las tiras para hacer la trenza. Para ello, ve cubriendo el queso y el jamón intercalándolas continuamente cada vez la de un lado.

Una vez hecha la trenza de hojaldre, bate el huevo y pinta con él la parte superior de la trenza. Espolvorea, por último, el queso rallado por encima.

Introduce en el horno precalentado a 200ºC unos 15-20 minutos, hasta que esté el hojaldre dorado y crujiente ¡y listo!

Sirve la trenza de jamón y queso y disfruta de una receta sencilla y original ¡que encantará a toda la familia!

Paso a paso

Ingredientes

1

Extiende el hojaldre y cubre la parte central a lo largo con lonchas de queso y el jamón cocido.

Paso 1

2

Corta el hojaldre de los lados en tiras de un centímetro de ancho. Retira las cuatro esquinas sobrantes.

Paso 2

3

Cubre el relleno de jamón y queso intercalando las tiras de los costados.

Paso 3

4

Pinta la parte superior del hojaldre relleno con huevo batido y espolvorea queso rallado por encima.

Paso 4

5

Introduce en el horno precalentado a 200 grados centígrados durante 15-20 minutos ¡y listo!

Paso 5

6

Sirve la trenza de jamón y queso y disfruta de una receta sencilla y original ¡que encantará a toda la familia!

Paso 6

Consejos y trucos

Trenzas de hojaldre saladas

Las trenzas de hojaldre son perfectas para sorprender y disfrutar con un relleno diferente cada vez.

Si os gustan sus versiones saladas como la que hemos preparado de jamón y queso, seguro que la trenza de langostinos y puerros ¡os encantará! Queda mucho más sabroso y hasta podemos servirla en ocasiones especiales como Navidad.

En una presentación más original, hacemos otro tipo de trenza de hojaldre en nuestra receta de corona de hojaldre trenzado con espinacas. Una preparación supervistosa ¡que dejará a todos sin palabras!

Y entre los más clásicos de hojaldre relleno, el solomillo Wellingtong es un acierto seguro y, si sois más de pescado que de carne, el salmón Wellington con espinacas ¡os resultará irresistible!

Tipos de hojaldre

Ideal para platos dulces o salados, el hojaldre es un ingrediente muy recurrido en el mundo de la repostería. Distinguimos tres tipos de hojaldre:

  • Hojaldre invertido: Este tipo de hojaldre es más delicado que el resto, por lo que su manipulación no es tan sencilla. Resulta menos voluminoso y su textura es única prácticamente deshaciéndose al comerla.

    Es perfecto para hacer pequeños pastelitos como los bocados de queso brie y arándanos.
  • Hojaldre rápido: Es el más sencillo de elaborar y su uso es muy común en platos salados. Se utiliza como el "hojaldre normal".

    Resulta el tipo de hojaldre ideal para hacer preparaciones como la trenza de jamón y queso o el pastel de pollo con verduras.
  • Medio hojaldre: Este hojaldre se prepara con una menor cantidad de grasa y un menor número de vueltas a la masa.

    Lo podemos ver como base en tartas de hojaldre como puede ser la pantxineta vasca en su combinación de hojaldre, crema pastelera y almendras.

Utensilios



4px
30m