Croquetas veganas de setas

Un aperitivo con setas de temporada apto para veganos.



10px
50m


10px
50m


Os enseñamos cómo hacer croquetas veganas de setas, con una fina bechamel elaborada con leche vegetal de soja y setas de temporada.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 200 gramos de setas
  • 1/2 cebolla
  • 125 gramos de harina de trigo
  • 800 mililitros de leche de soja
  • 25 mililitros de salsa de soja sin azúcar
  • 1 cucharada de vinagre de manzana
  • sal
  • aceite de oliva

Para el rebozado:

  • harina
  • pan rallado
  • 200 mililitros de leche de soja

Energía

137.0 kcal

6,85%

Proteína

5.0 g.

6,67%

Hidratos

18.0 g.

6,55%

Azúcares

3.0 g.

6,0%

Grasa total

5.0 g.

6,4%

Grasa saturada

1.0 g.

5,47%

Grasa polininsat.

0.0 g.

0,0%

Grasa monoinsat.

2.0 g.

4,55%

Colesterol

0.0 mg.

0,0%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

1.42 g.

28,4%

Sodio

0.566 g.

28,3%

Calcio

137.0 mg.

11,42%

Iodo

2.0 mcg.

1,33%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Soja

Soja

Elaboración

Retira las primeras capas y pica la cebolla finamente. Corta las setas en dados pequeños.

Pon una cazuela baja al fuego y agrega un chorro generosos de aceite. Cuando esté caliente, incorpora la cebolla y deja pochar unos minutos. Cuando comience a dorarse, añade las setas y una pizca de sal. Remueve y deja pochar otros 5 minutos. Agrega la harina, mezcla y cocina un par de minutos más. Vierte la mitad de la leche y cocina sin dejar de remover con las varillas hasta que espese. Añade la leche restante y sigue cocinando sin dejar de remover. Cuando ligue la leche, añade el vinagre de manzana y la salsa de soja. Mezcla y cocina otros 15 minutos removiendo.

Extiende la masa en un recipiente bajo. Tapa con papel film, que toque la masa para evitar que salga costra, y deja reposar de un día para otro.

Corta la masa en porciones para hacer las croquetas y pásalas por la harina. Dales forma redondeada e introduce en la leche de soja. Retira la leche sobrante y reboza las croquetas en el pan rallado.

Pon una sartén al fuego con abundante aceite y cuando esté caliente, añade las croquetas. Fríe por todos los lados y retira sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Sirve las croquetas veganas de setas.

Paso a paso

Ingredientes

1

Retira las primeras capas y pica la cebolla finamente. Corta las setas en dados pequeños.

Paso 1

2

Pon una cazuela baja al fuego y agrega un chorro generosos de aceite. Cuando esté caliente, incorpora la cebolla y deja pochar unos minutos. Cuando comience a dorarse, añade las setas y una pizca de sal. Remueve y deja pochar otros 5 minutos. Agrega la harina, mezcla y cocina un par de minutos más.

Paso 2

3

Vierte la mitad de la leche y cocina sin dejar de remover con las varillas hasta que espese. Añade la leche restante y sigue cocinando sin dejar de remover. Cuando ligue la leche, añade el vinagre de manzana y la salsa de soja. Mezcla y cocina otros 15 minutos removiendo.

Paso 3

4

Extiende la masa en un recipiente bajo. Tapa con papel film, que toque la masa para evitar que salga costra, y deja reposar de un día para otro.

Paso 4

5

Corta la masa en porciones para hacer las croquetas y pásalas por la harina. Dales forma redondeada e introduce en la leche de soja. Retira la leche sobrante y reboza las croquetas en el pan rallado.

Paso 5

6

Pon una sartén al fuego con abundante aceite y cuando esté caliente, añade las croquetas. Fríe por todos los lados y retira sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa.

Paso 6

7

Sirve las croquetas veganas de setas.

Paso 7

Consejos y trucos

Para hacer bechamel vegana sustituye la leche de origen animal por una bebida vegetal que puedes hacer en casa. (Ver más)

Para manipular la masa de las croquetas más fácilmente y evitar que se pegue, unta las manos en harina para darles forma.

Utensilios

Maridaje

Historia

Las croquetas son típicas de la cocina española. Sin embargo, fue un reconocido chef francés, Antonin Carême, quien las introdujo en las cocinas de los nobles entre medidos del siglo XVIII y principios del XIX. Así, se trata de un producto de origen francés cuyo nombre proviene del término francés croquer, que significa crujir. Este plato nace en una época de necesidad en la que se hacían croquetas para aprovechar la carne sobrante de cocidos y estofados. En la actualidad, hay croquetas de casi todo: de marisco, quesos...