Tarta de miel, una tarta rusa tradicional (tort Medovik)

Tartas espectaculares fáciles de hacer

Tarta de miel, una tarta rusa tradicional (tort Medovik)


8px
1h 5m


Descubre con nosotros cómo hacer esta espectacular tarta de miel tradicional de Rusia. Un postre realmente irresistible en el que combinamos a capas unas originales galletas grandes de miel caseras con una dulce crema de queso. Todo ello, cubierto por una vistosa capa de galletas trituradas. 

A pesar de su apariencia, os aseguramos que hacerla es muy sencillo. Su resultado es jugoso y su sabor dulce, pero suave. Aun siendo su nombre tarta de miel, saber que el sabor de este endulzante natural no es predominante en su combinación. 

Toma nota de los ingredientes y atento al paso a paso, ¡que os enseñamos cómo hacer la tradicional tarta de miel rusa

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes de tarta de miel:

Para la crema de queso:

  • 400 gramos yogur natural
  • 400 gramos queso crema
  • 100 gramos azúcar glas

Energía

670 kcal

0%

Proteína

14 g.

0%

Hidratos

90 g.

0%

Azúcares

41 g.

0%

Grasa total

28g.

0%

Grasa saturada

10 g.

0%

Grasa polininsat.

1 g.

0%

Grasa monoinsat.

4 g.

0%

Colesterol

100 mg.

0%

Fibra

2 g.

0%

Sal

0.16 g.

0%

Sodio

64 g.

0%

Calcio

126 mg.

0%

Iodo

11 mcg.

0%

Hierro

1 mg.

0-0%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Leche

Leche

Huevos

Huevos

suscripcion

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer el pastel de miel ruso, comienza por tamizar la harina en un bol.

Añade los huevos y el azúcar en un bol grande. Bate con las varillas para integrar ambos ingredientes. Agrega la miel y la mantequilla troceada al bol, pero no remuevas todavía.

Pon un cazo al fuego con una base de agua y coloca el bol del huevo y la mantequilla encima. Funde la mantequilla al baño María sin dejar de remover con las varillas. Cuando la mantequilla esté completamente fundida, añade la levadura química y remueve para mezclarla en el resto de ingredientes. Retira el bol del fuego.

Incorpora la harina tamizada al bol, intégrala en la mezcla y acaba por amasar la masa que se forme con las manos, hasta que sea homogénea.

Cubre la masa con papel film y deja reposar 1 hora en el frigorífico.

Para hacer la crema de la tarta de miel, añade en un bol el queso crema y el yogur natural. Tamiza el azúcar glas. Remueve con la batidora de varillas. Reserva el frigorífico.

Una vez transcurrido el tiempo necesario, corta la masa en 8-10 trozos iguales.

  • Para cortar la masa en trozos iguales de forma fácil, os recomendamos utilizar un tapete para amasar con dimensiones. Veréis qué sencillo os resultará cortarla gracias a su línea de cuadrículas y calcular el tamaño de cada porción con las guías para dimensionar la masa según el diámetro del molde.

Trabaja cada porción redondeándola y colocándola entre dos trozos de papel de horno. Estira la masa con ayuda de un rodillo hasta obtener 2 mm de grosor y la masa sea suficientemente grande como para cubrir la base del molde redondo que vayáis a utilizar.

Una vez lista, retira el papel superior de horno y marca el contorno del molde en la masa presionando sobre ésta con el molde.

  • ¡No retires la masa sobrante! Hornéala tal cual, con la marca, que posteriormente utilizaremos esa parte de la masa para decorar la tarta.

Pon la masa con el papel de horno sobre una bandeja de horno e introdúcela en el horno precalentado a 180ºC unos 5 minutos. Repite el proceso con el resto de las porciones de masa.

Retira la masa sobrante de cada porción que quede fuera de la marca del molde. Pasa esa masa sobrante a un vaso de picadora y tritúrala para decorar la tarta.

Para montar la tarta, unta la base de un plato con la crema de queso y yogur. Coloca sobre esta una lámina de galleta. Unta su superficie con más crema y coloca encima otra capa de galleta. Repite el proceso hasta terminar con ambas.

Cubre toda la superficie de la tarta con la crema y alisa con ayuda de una espátula. Espolvorea la galleta triturada por encima, cubriendo también los laterales. Presiona ligeramente para que se fije a la crema ¡y listo! Deja reposar la tarta de miel en el frigorífico de un día para otro para que la galleta se vuelva tierna y para que el sabor se potencie.

Sirve la tarta de miel y sorprende a todos con una de las tartas más espectaculares. Resulta una combinación deliciosa de galleta de miel y crema de queso.

Paso a paso

Ingredientes

1

Bate los huevos y el azúcar en un bol grande. Agrega la miel y la mantequilla troceada.Funde la mantequilla al baño María y añade la levadura química. Retira el bol del fuego.

Paso 1

2

Incorpora la harina tamizada al bol. Mezcla y amasa. Cubre con papel film y deja reposar 1 hora en el frigorífico.

Paso 2

3

Divide la masa en 8-10 trozos. Estira cada porción (2 mm de grosor) y marca en su superficie el contorno del molde. Hornea a 180 grados centígrados unos 5 minutos. Repite con las porciones restantes. Retira la masa sobrante de cada porción horneada y tritúrala para decorar la tarta.

Paso 3

4

Para montar la tarta intercala una capa de crema de queso y yogur y otra de galleta.

Paso 4

5

Cubre todo con más crema y la galleta triturada. Deja reposar 24 horas en el frigoífico.

Paso 5

6

Sirve la tarta de miel y sorprende a todos con una de las tartas más espectaculares que hayan probado nunca.

Paso 6

Consejos y trucos

Más recetas de tartas fáciles

Para celebrar cumpleaños, sorprender en ocasiones especiales o darnos un capricho porque nos encantan, ¡las tartas siempre triunfan en todas sus versiones! 

Aun siendo difícil encontrar una receta que se le parezca a esta tarta de miel, os proponemos descubrir otras tartas que seguro no dejarán a nadie indiferente. 

Comenzando por la increíble tarta Red Velvet, también conocida como tarta de terciopelo rojo. Destaca por un bizcocho de vivo color rojo que combinamos con un dulce frosting de queso. ¡Os sorprenderá lo rica que queda! 

Con un aire más fresco, pero igualmente ideal para servir tras una comida especial, la tarta helada de café ¡triunfará entre nuestros invitados! Un postre espectacular con brownie de chocolate, helado de café, helado stracciatella y una capa de fudge de chocolate. 

¿Lo mejor? Que os enseñamos a hacerla 100% casera, desde el brownie y el fudge de chocolate, ¡hasta los cremosos helados!

Y con una de las presentaciones más apetitosas y primaverales, ¡la tarta de nata con fresas! Una combinación que nunca falla y no dudamos en aprovechar para hacer esta irresistible tarta. Estad atentos al paso a paso, que ahí encontraréis todas las claves para conseguir una textura bien cremosa. 

PREGUNTAS RESPUESTAS

¿Cuánto dura la tarta de miel en buen estado? 

Guardada en el frigorífico, podemos disfrutar de esta tarta de miel durante 3 o 4 días

Os recomendamos guardarla en un recipiente para tartas adecuado para que no adopte olores, ni sabores, de otros alimentos de la nevera. 



8px
1h 5m