Tarta de queso corazón (especial San Valentín)

Una deliciosa tarta sin horno para enamorar este 14 de febrero.



2px
30m


2px
30m


¡Una receta para enamorar! Os enseñamos cómo hacer de forma fácil (y sin horno) la popular cheesecake o tarta de queso con forma de corazón, base de galleta y cubierta de mermelada de fresa. Un postre perfecto para terminar una velada romántica como San Valentín.

Tiempo de elaboración: 30 minutos.

Tiempo de reposo:
6 horas de frigorífico.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Para el relleno:

  • 125 gramos de nata líquida
  • 50 gramos de azúcar
  • 2 hojas de gelatina neutra
  • 250 gramos de queso crema

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Para hacer la base, funde la mantequilla en el microondas. Agrega las galletas a un vaso de picadora y tritura. Incorpora la mantequilla fundida a las galletas y mezcla bien.

Coloca los moldes de corazón sobre papel film y cubre la base con la galleta, alisa y presiona ligeramente con ayuda de una cuchara para evitar que se mueva. Introduce en el frigorífico unos 20 minutos.

Introduce la gelatina en agua y deja hidratar unos 5 minutos.

Pon un cazo al fuego y añade la nata. Calienta la nata hasta que comience a salir vapor (sin que llegue a hervir). Agrega el azúcar y remueve. Cuando rompa a hervir, incorpora el queso poco a poco. Remueve con las varillas hasta obtener una mezcla homogénea. Retira del fuego, escurre la gelatina y agrega al cazo.

Remueve, vuelve a poner el cazo al fuego y calienta un poco sin dejar de remover hasta disolver la gelatina.

Saca los moldes del frigorífico y rellena con la mezcla de queso crema.

Deja reposar unas 6 horas en el frigorífico.

Cubre la parte superior con mermelada de fresa y desmolda con cuidado.

Sirve las tarta de queso con forma de corazón por San Valentín.

Paso a paso

Ingredientes

1

Para hacer la base, funde la mantequilla en el microondas. Agrega las galletas a un vaso de picadora y tritura. Incorpora la mantequilla fundida a las galletas y mezcla bien.

Paso 1

2

Coloca los moldes de corazón sobre papel film y cubre la base con la galleta, alisa y presiona ligeramente con ayuda de una cuchara para evitar que se mueva. Introduce en el frigorífico unos 20 minutos.

Paso 2

3

Pon un cazo al fuego y añade la nata. Calienta hasta que comience a salir vapor, a grega el azúcar y remueve. Cuando rompa a hervir, incorpora el queso poco a poco y remueve. 

Paso 3

4

Retira del fuego, escurre la gelatina y agrega al cazo. Remueve, vuelve a poner el cazo al fuego y calienta un poco sin dejar de remover hasta disolver la gelatina.

Paso 4

5

Saca los moldes del frigorífico y rellena con la mezcla de queso crema.

Paso 5

6

Deja reposar unas 6 horas en el frigorífico. 

Paso 6

7

Sirve las tarta de queso con forma de corazón por San Valentín.

Paso 7

8

Sirve las tarta de queso con forma de corazón por San Valentín.

Paso 8

Consejos y trucos

Si la mezcla de galleta triturada para la base queda demasiado líquida, añade más galleta triturada según veas conveniente.

Si la mermelada está demasiado espesa, puedes añadir un par de gotas de agua y calentarla unos pocos segundos en el microondas.

Añade un poco de gelatina a la mermelada caliente y cubre l aparte superior de la tarta con ella. Deja reposar una hora en la nevera para que la mermelada quede lisa.