Pechuga de pollo rellena al horno (pollo Hasselback) | Cocinatis

Pechuga de pollo rellena ¡al horno! Con calabacín, queso y salsa de albahaca

Pechuga de pollo Hasselback al horno rellena de calabacín y queso que especiamos con el sabor único de la albahaca

Pechuga de pollo rellena ¡al horno! Con calabacín, queso y salsa de albahaca


4px
45m


4px
45m


Inspirándonos en las famosas patatas Hasselback de Suecia, os traemos una irresistible idea para preparar la pechuga de pollo rellena ¡al horno! Con una combinación de sabores insuperable donde potenciamos el resultado final con una salsa casera de albahaca y almendras. ¿Os lo vais a perder? 

¡Hacerlo es realmente sencillo! La pechuga de pollo Hasselback consiste en rellenar la pechuga con los ingredientes que más os gusten. Ya sea como nosotros que hemos utilizado calabacín y queso o como en otras versiones en las que intercalan bacon y queso con verduras varias. Las opciones son muchísimas. 

El punto fuerte de la receta viene con la salsa. Una idea muy fácil y rápida de hacer que podéis aprovechar para acompañar esta receta, otros platos de carne, pescado o verduras e, incluso, ¡pasta! El sabor de la albahaca junto con la textura de las almendras picadas le da un toque insuperable a cualquiera de estos platos.

Toma nota de los ingredientes que utilizamos para hacer esta receta de pechuga de pollo rellena y disfruta de una de las recetas más sabrosas y sencillas ¡que seguro querréis repetir! 

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 2 pechugas de pollo enteras
  • 1 calabacín pequeño
  • 1 rulo de queso de cabra
  • 1 cuña de queso brie
  • sal
  • pimienta negra molida

Para hacer la salsa de albahaca:

  • hoja de albahaca (al gusto)
  • 1 puñado de almendras crudas
  • 1/2 lima en zumo
  • sal
  • aceite de oliva virgen extra

Valor nutricional (*por ración)

Energía

567.0 kcal

28,35%

Proteína

49.0 g.

65,33%

Hidratos

5.0 g.

1,82%

Azúcares

5.0 g.

10,0%

Grasa total

39.0 g.

49,89%

Grasa saturada

20.0 g.

109,38%

Grasa polininsat.

3.0 g.

27,27%

Grasa monoinsat.

15.0 g.

34,09%

Colesterol

126.0 mg.

42,0%

Fibra

2.0 g.

6,67%

Sal

2.14 g.

42,8%

Sodio

0.857 g.

42,85%

Calcio

260.0 mg.

21,67%

Iodo

3.0 mcg.

2,0%

Hierro

3.0 mg.

30.0-16.67%

Alérgenos

Leche

Leche

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer esta original receta de pechuga de pollo Hasselback, comienza por preparar los ingredientes del relleno. Para ello, corta el calabacín y el queso en rodajas no muy gruesas. Para que sea más sencillo de manipular, podéis cortar el calabacín en medias lunas. Por otra parta, nosotros optamos por pelar el calabacín, pero si lo preferís, lo podéis dejar con piel. 

Realiza unos cortes profundos en las pechugas de pollo, a lo ancho, como para hacer rodajas pero sin llegar a cortarlas completamente. Rellena cada corte con una media luna de calabacín y una rodaja de queso.

Dependiendo del tamaño de la pechuga y la anchura de las rodajas, podréis combinarlas de diferente manera. Nosotros intercalamos en cada corte una rodaja de calabacín con otra de queso brie o queso de cabra. ¡Eso lo dejamos a vuestro gusto! ;)

Coloca las pechugas en una fuente apta para horno. Salpimienta al gusto y reserva mientras preparas la salsa.

Para hacer la salsa de albahaca, añade en una picadora las hojas de albahaca, las almendras crudas, una pizca de sal, un chorrito de aceite y el zumo de lima. Tritura hasta conseguir la textura deseada y añádela sobre las pechugas de pollo rellenas. Riega con un poco más de aceite para que queden más jugosas todavía.

Introduce las pechugas Hasselback en el horno precalentado a 180ºC unos 30 minutos. ¡Y listo!

Sirve esta original receta de pechuga de pollo rellena al horno y sorprende a todos con un plato ¡irresistiblemente original!

Paso a paso

Ingredientes

1

Corta el calabacín y el queso en rodajas o medias lunas.

Paso 1

2

Realiza unos cortes profundos en las pechugas de pollo, a lo ancho.

Paso 2

3

Rellena cada corte con el calabacín y el queso. Bien intercalándolas o añadiendo ambos en cada corte. Coloca las pechugas en una fuente apta para horno. Salpimienta y reserva.

Paso 3

4

Tritura en la picadora la albahaca, las almendras, una pizca de sal, un chorrito de aceite y el zumo de lima.

Paso 4

5

Añade la salsa sobre las pechugas de pollo rellenas y riega con un chorrito de aceite.

Paso 5

6

Introduce las pechugas Hasselback en el horno precalentado a 180 grados centígrados 30 minutos ¡y listo!

Paso 6

7

Sirve esta original receta de pechuga de pollo Hasselback y sorprende a todos con un plato ¡de sabor irresistible!

Paso 7

Consejos y trucos

Salsas para acompañar la pechuga de pollo rellena al horno

Si no sois muy aficionados al sabor de la albahaca ¡no os preocupéis! Siempre podéis combinar la pechuga de pollo al horno con otro tipo de salsas que se adapten más a vuestro gusto. 

Para los amantes del queso, no os podéis perder la pechuga de pollo Hasselback en combinación con la sabrosa salsa de queso azul que preparamos en la receta de hamburguesas de calabacín. ¡Queda riquísimo el pollo junto con el sabor de esta salsa! 

Con un toque más original, os animamos a probarlo con una salsa blanca de Kebab o con la salsa yakitori con base de soja que preparamos en la receta de brochetas de pollo de origen oriental. 

Y sin duda alguna, si os gusta la combinación agridulce, probadlo con la vinageta de mostaza y miel. ¡Os sorprenderá! 

(Ver más)

Utensilios