Bizcocho de yogur y limón esponjoso

La receta tradicional para hacer bizcocho de yogur en el horno de forma sencilla.



8px
1h


8px
1h


El bizcocho de yogur es uno de los postres más tradicionales y uno de los preferidos. Con esta receta te quedará un bizcocho muy esponjoso que podrás servir directamente o utilizarlo como base para otros postres y tartas.

Esta receta de bizcocho de yogur o bizcocho de limón también es conocida como "Bizcocho 1, 2, 3" por la peculiaridad de sus medidas. No necesitas una báscula para medir las cantidades de los ingredientes, ya que se utiliza el envase del yogur como referencia, poniendo 1 medida de aceite de oliva, 2 de azúcar y 3 de harina.

El bizcocho es un postre ideal para preparar con los niños y que se inicien en la cocina. Les encantará mezclar los ingredientes y ver cómo crece la masa en el horno.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 1 yogur natural
  • 3 huevos
  • 1 limón
  • harina (3 medidas de yogur)
  • azúcar (2 medidas de yogur)
  • aceite de oliva (1 medida de yogur)
  • mantequilla (para engrasar el molde)

Energía

482.0 kcal

24,1%

Proteína

6.0 g.

8,0%

Hidratos

66.0 g.

24,0%

Azúcares

32.0 g.

64,0%

Grasa total

21.0 g.

26,87%

Grasa saturada

6.0 g.

32,81%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

13.0 g.

29,55%

Colesterol

50.0 mg.

16,67%

Fibra

2.0 g.

6,67%

Sal

0.64 g.

12,8%

Sodio

0.257 g.

12,85%

Calcio

55.0 mg.

4,58%

Iodo

5.0 mcg.

3,33%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Pon el yogur en un bol y reserva el envase vacío.

Lava bien el limón, ralla la piel y exprímelo. Añade la ralladura de limón y el zumo al bol del yogur.

Agrega también los huevos y bate todo con las varillas. Añade la levadura química al bol y mezcla todo.

Utiliza el envase vacío del yogur para medir el resto de ingredientes. Agrega al bol la harina (3 medidas del envase de yogur) mientras remueves la mezcla. 

A continuación, añade el azúcar (2 medidas del envase de yogur) y vuelve a remover. 

Agrega el aceite de oliva (1 medida del envase) y remueve. Bate todo de nuevo con las varillas hasta que se integre y no queden grumos.

Vierte la masa en un molde redondo previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina (asegúrate de retirar la harina sobrante). 

Introduce en el horno a 180ºC unos 50 minutos (debe estar precalentado), hasta que el bizcocho esté hecho.

Saca el bizcocho del horno, déjalo reposar unos minutos y desmóldalo con cuidado.

Sirve el bizcocho de yogur.

Paso a paso

Ingredientes

1

Pon el yogur en un bol pequeño y añade la ralladura de limón, el zumo y los huevos. Bate todo con las varillas.

Paso 1

2

Añade la levadura al bol y mezcla. Utiliza el envase vacío del yogur para medir el resto de ingredientes. Agrega al bol la harina (3 medidas del envase de yogur) mientras remueves. 

Paso 2

3

A continuación, añade el azúcar (2 envases de yogur) y remueve. 

Paso 3

4

Agrega el aceite (1 envase) y remueve. Bate todo con las varillas hasta que no queden grumos.

Paso 4

5

Vierte la masa en un molde redondo de horno previamente untado con mantequilla y espolvoreado con harina. Hornea a 180 grados centígrados unos 50 minutos.

Paso 5

6

Saca el bizcocho del horno, déjalo templar y desmolda. Sirve el bizcocho de yogur esponjoso. 

Paso 6

Consejos y trucos

Es importante que no abras el horno mientras el bizcocho de yogur se está cociendo. De lo contrario, la masa podría bajarse.

Para saber si el bizcocho está hecho, pínchalo con un palillo y si sale limpio, estará listo. Si se le quedan restos pegados, déjalo unos minutos más en el horno.

Es normal que el bizcocho se agriete en la superficie. Eso se debe a que ha salido la humedad al cocerse y, por lo tanto, el bizcocho está bien hecho.

Puedes reemplazar el yogur natural por yogur de limón para darle otro toque a tu receta.

Este bizcocho se puede servir para acompañar el desayuno o la merienda.

También se puede utilizar como base para preparar tartas y otros postres, como la tarta de cumpleaños. En este caso, te recomendamos cortar la parte superior del bizcocho de manera que quede lisa y puedas montar bien la tarta. 

Una vez que hayas preparado el bizcocho, te animamos a experimentar con nuevas versiones añadiendo ingredientes de tu gusto a la masa (antes de hornearla): frutos secos, chocolate o cacao en polvo, coco rallado, ralladura de piel de naranja, fruta... Recuerda que todo debe estar troceado y mezclado con la masa.

Por ejemplo, no puedes perderte el bizcocho de manzana y nueces con un toque de canela, ¡una combinación deliciosa!

Para conservar el bizcocho en perfectas condiciones, espera a que se enfríe por completo y mételo en un recipiente hermético ajustado a su tamaño.

También puedes congelarlo (si no tiene ningún relleno ni glaseado) envuelto en papel film transparente o en bolsas de congelación. Cuando quieras consumirlo, déjalo en el frigorífico durante toda la noche para que se descongele lentamente.

Si el bizcocho se ha quedado duro después de un tiempo, ¡no lo tires! Puedes aprovecharlo para preparar estos divertidos cake pops de renos, unas piruletas de bizcocho y queso cubiertas con chocolate.

Utensilios