Helado de café casero (sin heladera) | Cocinatis

Helado de café casero (sin heladera)

Receta de helado casero muy fácil de hacer con resultado muy cremoso

Helado de café casero (sin heladera)


8px
15m


8px
15m


Disfruta de un helado casero con sabor a café siguiendo esta sencilla receta. Utilizamos una base de nata montada para que quede bien cremoso y le damos el toque a café que tanto nos gusta. Se trata de un postre muy fácil de hacer que podemos conservar y disfrutar durante varios días. ¡Refresca el verano con este irresistible dulce casero!

Tiempo de elaboración: 15 minutos.

Tiempo de reposo:
Dejamos congelar un día entero.

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

  • 350 mililitros de nata para montar
  • 3 cucharadas de café en polvo
  • 290 mililitros de leche condensada
  • chocolate (para decorar)

Valor nutricional (*por ración)

Energía

263.0 kcal

13,15%

Proteína

4.0 g.

5,33%

Hidratos

22.0 g.

8,0%

Azúcares

22.0 g.

44,0%

Grasa total

18.0 g.

23,03%

Grasa saturada

10.0 g.

54,69%

Grasa polininsat.

0.0 g.

0,0%

Grasa monoinsat.

0.0 g.

0,0%

Colesterol

56.0 mg.

18,67%

Fibra

0.0 g.

0,0%

Sal

0.15 g.

3,0%

Sodio

0.059 g.

2,95%

Calcio

143.0 mg.

11,92%

Iodo

9.0 mcg.

6,0%

Hierro

0.0 mg.

0.0-0.0%

Alérgenos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

En un bol grande agrega la nata y el café. Monta con las varillas. Añade la leche condensada y mezcla con movimientos suaves y envolventes.

Pasa la mezcla a un recipiente ancho e introduce en el congelador. Deja reposar un día entero, hasta que se solidifique.

Sirve el helado de café y decora con birutas de chocolate.

Paso a paso

Ingredientes

1

Agrega en un bol la nata y el café. Monta.

Paso 1

2

Añade la leche condensada y mezcla suavemente.

Paso 2

3

Pasa la mezcla a un recipiente ancho y deja congelar un día entero.

Paso 3

4

Sirve el helado de café y decora con birutas de chocolate.

Paso 4

Consejos y trucos

Para montar la nata de manera más sencilla es recomendable que tanto la nata como el bol y la varilla estén frías.

Utensilios