Tipos de levadura y su uso: ¿Sirven todos los tipos para hacer pan casero?

Tipos de levadura y su uso: ¿Sirven todos los tipos para hacer pan casero?

47


Autor: Cocinatis

No todos los tipos de levadura son iguales y no todos son adecuados para hacer las mismas masas. ¡Descubre que levadura conviene a tu receta!

Durante la cuarentena, es el momento perfecto para sacar la harina y hacer el pan casero que siempre pensamos hacer, pero nunca sacamos tiempo para ello. Receta que podemos seguir con la masa de pizza, todos los bizcochos que se nos antojen, magdalenas y cualquier trabajo de repostería que nos propongamos.

Pero, ¿qué tipo de levadura debemos utilizar para cada receta? Debemos conocer las diferencias entre ellas para saber cómo prepararlas antes de añadirlas a cualquier masa y qué proceso seguir según el resultado que busquemos. 

 

¿Qué es la levadura y para qué sirve?

La levadura son unos hongos microscópicos con la capacidad de producir la fermentación (comúnmente la alcohólica) en diversos compuestos orgánicos, como azúcares e hidratos de carbono. Gracias a la levadura podemos hacer que nuestros bizcochos, magdalenas y panes crezcan y presentan esa textura tierna y esponjosa.

Dependiendo del tipo, dos efectos: Fermentación y gasificación.

Antes de repasar los tipos de levadura, debemos conocer los dos efectos que provocan en la masa:

  • Fermentación: La levadura fermenta cuando lo dejamos reposar unos minutos (a veces horas) en un ambiente adecuado. Un proceso necesario en masas como el pan o el de las pizzas. En este proceso podemos comprobar cómo la masa crece antes de cocinarla.

  • Gasificación: Para este caso se utiliza la levadura química, la cual provoca que la masa se llene de aire para hacerla crecer. No necesita reposo y es muy utilizada en la repostería para la elboración de bizcochos, galletas y magdalenas. 

Infografía tipos de levadura y sus usos

 

Para acelerar el proceso fermentación calienta el horno unos 5 minutos a temperatura mínima, apágalo e introduce dentro la masa. Es un truco muy útil si la temperatura de nuestra casa es baja.


Tipos de levaduras: Para qué se utilizan y cómo prepararlas antes de añadir a la masa

Exiten dos tipos principales: La levadura de panadería y la química. Dentro de la de panadería distinguimos la fresca (en bloque) y la seca (en polvo). 

1. Levadura de panadería

Este tipo es el apropiado para las masas de pan o pizza, las cuales requieren de la fermentación para obenter una textura a la vez esponjosa y firme. Existen dos tipos dentro de la misma:

Levadura fresca de panadería

También conocida como levadura prensada, esta levadura es fácilmente reconocible por presentarse en un bloque. Guarda un poco de humedad por lo que debe conservarse en el frigorífico.

Debido a su textura, debemos diluirla en un poco de agua tibia antes de añadirla a la receta para activarla. Una vez esté bien integrada con la masa, no tendremos más que dejarla reposar (normalmente hasta doblar el tamaño de la masa) antes de introducirla en el horno.

La levadura fresca se utiliza en la elaboración de las masas de pizza y panes caseros. De esta manera, conseguimos que crezcan de forma natural sin perder consistencia. Tened presente que esta levadura aporta un ligero sabor a nuestras elaboraciones.

Cómo hacer lavadura fresca en casa:

Es mucho más sencillo de lo que nos imaginamos y solo necesitaremos tres ingredientes muy comunes (la cantidad de esta mezcla equivale a un dado de levadura fresca):

  • 100 ml cerveza
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharadita de azúcar

Mezcla todos los ingredientes en un bol. Tapa bien con papel film y deja reposar toda la noche. 

Levadura fresca de panadería

 

Levadura seca de panadería 

Esta clase de levadura cuenta con una fecha de caducidad mucho más larga que la fresca. Se presenta en gránulos y la proporción es de 1 gr de levadura seca por cada 3 gr de la fresca. Es decir, si en la receta que nos proponemos hacer indica que son necesarias 15 gr de levadura fresca, deberemos sustituirlos por 5 gr de la seca.

Al igual que en la primera, os recomendamos la disolváis en un poco de agua tibia (y dejarla reposar unos 5-10 minutos para que cree una capa de espuma) antes de añadirla a la masa. Se utiliza básicamente para las mismas elaboraciones que la fresca.

Las recetas más comunes para hacer con la levadura de panadería son los panes caseros. En Cocinatis hemos hecho hasta 9 recetas distintas de pan para sorprenderos y que escojáis las que mas os guste. 

Receta de pan casero

VER LA RECETA DE PAN CASERO

 

Otro de los platos estrellas con esta levadura es la masa de pizza. Ya sea integral o la clásica, podemos preparar la masa en casa para hacer pizzas 100% caseras. El plan perfecto para pasar un buen rato cocinando en familia.

Masa de pizza

VER LA RECETA DE MASA DE PIZZA

 

2. Levadura química (fermentación gasificante)

La más común en nuestras casas y en las recetas de repostaría. Muy sencilla de utilizar, no necesita preparación previa antes de añadir a la masa, ni tiene que reposar antes de hornear. De hecho, solo tendremos que mezclarlo con los demás ingredientes y una vez en el horno, hará que nuestra receta crezca.

No es una levadura propiamente dicha al no producir ninguna fermentación. Como mencionábamos antes, la levadura química entra dentro de la gasificación, la cual produce que nuestras elaboraciones crezcan al hincharse de aire, en términos muy básicos.

Con esta levadura podemos elaborar un gran variedad de recetas de repostaría. Desde los más esponjosos bizcochos, magdalenas hasta ricas tortitas

Bizcocho de naranja

Uno de los más esponjosos e irresitibles postres con un toque fresco a la fruta. Como podéis ver la esponjosidad de este bizcocho es uno de sus puntos fuertes. Gracias a la levadura conseguimos que crezca al hornearlo con este irresistible resultado.

Receta de bizcocho de naranja

VER LA RECETA DE BIZCOCHO DE NARANJA

 

Megdalenas con aceite de oliva

Las magdalenas nunca fallan ya sean para desayunar, merendar o como un dulce aperitivo de entre horas. En Cocinatis hemos preparado la receta tradicional en la que prescindimos de la mantequilla y la sustituimos por aceite de oliva. Os enseñamos además, cómo hacer que suban y queden bien esponjosas. ¡Muy fácil!  

Receta de magdalenas con aceite de oliva

VER LA RECETA DE MAGDALENAS

 

Tortitas americanas

En la receta de las irresistibles tortitas americanas también utilizamos la levadura química. Con un resultado menos esponjoso, solo debemos tener en cuanta la cantidad y el método de cocción para ver que la levadura reacciona diferente ofreciéndonos resultados completamente distintos.

No dejamos que la levadura hinche la masa en exceso prescindiendo de calor del horno. De este modo, obtenemos unas tortitas perfectas con un punto de esponjosidad irresistible. 

Receta de tortitas americanas

VER LA RECETA DE TORTITAS AMERICANAS

 

Comentarios