Níscalos confitados

Cómo hacer conservas de otoño con setas.



4px
1h 10m


4px
1h 10m


Receta de níscalos confitados para utilizarlos en otras elaboraciones o conservarlos durante un periodo de tiempo mas largo. ¡Aprovecha las setas de otoño para hacer conservas caseras!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 1 kilo de níscalos
  • 4 dientes de ajo
  • 3 clavos
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Energía

161.0 kcal

8,05%

Proteína

4.0 g.

5,33%

Hidratos

2.0 g.

0,73%

Azúcares

1.0 g.

2,0%

Grasa total

16.0 g.

20,47%

Grasa saturada

2.0 g.

10,94%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

11.0 g.

25,0%

Colesterol

0.0 mg.

0,0%

Fibra

4.0 g.

13,33%

Sal

1.04 g.

20,8%

Sodio

0.414 g.

20,7%

Calcio

22.0 mg.

1,83%

Iodo

21.0 mcg.

14,0%

Hierro

2.0 mg.

20.0-11.11%

Elaboración

Limpia bien los níscalos, retirando la tierra y cualquier partícula de suciedad. Para ello, frótalos suavemente con un paño mojado.

Machaca los dientes de ajo.

Pon los níscalos en una cazuela. Añade los ajos machacados, los clavos y una pizca de sal. Cubre todo con aceite de oliva. Deja que se cocine durante una hora. Primero déjalo a fuego fuerte y cuando se caliente el aceite, baja la temperatura a fuego medio.

Pasado este tiempo, los níscalos estarán confitados. Puedes utilizarlos para otras elaboraciones o hacer conservas caseras.

Pon los níscalos en un tarro y cúbrelos con el aceite del confitado. Deja reposar. Sirve los níscolas confitados. 

Paso a paso

Ingredientes

1

Limpia bien los níscalos. Para ello, frótalos suavemente con un paño mojado.

Paso 1

2

Machaca los dientes de ajo.

Paso 2

3

Pon los níscalos en una cazuela. Añade los ajos, los clavos y sal. Cubre con aceite de oliva. Deja cocinar durante una hora. Primero a fuego fuerte y cuando se caliente el aceite, a fuego medio.

Paso 3

4

Pon los níscalos en un tarro y cúbrelos con el aceite del confitado. Deja reposar y sirve los níscolas confitados. 

Paso 4

PRESENTACIÓN

Receta níscalos confitados- presentación

Consejos y trucos

Si prefieres hacer conservas, reparte los níscalos en tarros de cristal esterilizados y cúbrelos con el aceite de confitarlos (hasta el borde del tarro). Para hacer el vacío y que se conserven en perfecto estado, cierra bien los tarros y ponlos en una cazuela grande. Cubre los tarros con agua y deja hervir durante 20 minutos. Saca los tarros con cuidado, déjalos enfriar y guárdalos en un lugar seco, fresco y alejado de la luz.

Puedes aprovechar el aceite de los níscalos para volver a confitar o para aliñar ensaladas y otros platos, ya que tendrá un toque especial de los níscalos.

Puedes servir los níscalos confitados como guarnición de platos de carne o pescado. También puedes preparar un revuelto con huevo, cocinarlos al ajillo (fríelos con ajo picado finamente) o utilizarlos para elaborar guisos, pinchos, tostadas, acompañamientos, arroces…

Además de níscalos, puedes confitar otros hongos y setas siguiendo el mismo proceso.

Utensilios

Maridaje