Crema pastelera de limón, ¡fácil, rápida y deliciosa!

Cómo hacer crema pastelera de limón

Crema pastelera de limón, ¡fácil, rápida y deliciosa!


4px
20m


Hoy os traemos una de esas recetas que nos gustan tanto, de esas elaboraciones de sabor tradicional que con un toque muy sencillo conseguimos personalizarla con un aroma y aire nuevo y delicioso. ¿Listos para descubrir esta versión de crema pastelera de limón

Existen muchas variantes de la crema pastelera tradicional y, en concreto dentro de las de sabor a limón, elaboradas con solamente la leche infusionada, con ralladura de limón, con zumo... pero nosotros hemos querido dar con la receta de un sabor más intenso, pero equilibrado, que hará que nuestros postres triunfen con un resultado espectacular. 

Para ello utilizamos la piel del limón y el zumo de esta fruta cítrica. ¡En el paso a paso os explicamos exactamente qué hacer con cada una de ellas! Además de que, como siempre, os vamos dejando durante la elaboración pequeños truquitos para que os sea más sencillo hacerla y conseguir siempre el mejor resultado posible. 

Como la crema pastelera original, esta de limón es perfecta para rellenar tartas, acompañar bizcochos o utilizar en todo postre que se nos ocurra. A nosotros nos encanta aprovecharla para hacer una tarta de manzana con crema pastelera y masa quebrada, para dar un toque original a postres que ya todos conocemos como la tarta de la abuela o los miguelitos de La Roda y, por supuesto, rellenar postres como las cañas de chocolate. ¡Qué ricas quedan con el toque a limón! 

Es muy fácil de preparar, así que no lo dudéis y animaros a probar esta crema pastelera de limón ¡porque queda buenísima! 

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Energía

228 kcal

11.4%

Proteína

8 g.

10.67%

Hidratos

38 g.

13.82%

Azúcares

31 g.

62%

Grasa total

5g.

6.4%

Grasa saturada

2 g.

10.94%

Grasa polininsat.

0 g.

0%

Grasa monoinsat.

2 g.

4.55%

Colesterol

116 mg.

38.67%

Fibra

0 g.

0%

Sal

0.27 g.

5.4%

Sodio

106 g.

5.3%

Calcio

172 mg.

14.33%

Iodo

17 mcg.

11.33%

Hierro

1 mg.

10-10%

Alérgenos

Leche

Leche

Huevos

Huevos

suscripcion

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer una crema pastelera de limón cremosa, comienza por calentar los siguientes ingredientes al fuego.

En un cazo o cazuela al fuego, agrega la leche y la piel del limón. Mezcla un poco y deja calentar la leche hasta punto de ebullición. Cuando observes que las burbujas comienzan a formarse en las paredes del cazo y parezca que vaya a comenzar a hervir, remueve un poco la leche. En el preciso momento que comience a hervir, apaga el fuego.

  • Puedes añadir junto con la piel de limón una rama de canela para darle un toque extra de sabor.

Retira el cazo del fuego y deja que se temple la leche durante unos 10 minutos, tiempo durante el cual la leche se infusionará con la piel del limón adoptando su sabor.

Pasados estos 10 minutos, lo mejor es colar la leche para retirar tanto la piel de limón, como la capa de grasa que queda en la superficie.

Devuelve la leche infusionada, ahora limpia, al cazo. Agrega también los huevos, el azúcar y la maicena.

  • Asegúrate de que la leche esté tibia y no caliente, ya que en el caso de estar demasiado caliente los huevos se cocerán al añadirlos a ésta.

Mezcla estos ingredientes muy bien con ayuda de unas varillas. Una vez completamente integrados en una mezcla homogénea, lleva el cazo al fuego.

A fuego bajo, cocina la crema pastelera de limón sin dejar de remover con las varillas hasta que comience a hervir y ponerse espesa. Déjala hervir durante un minuto, a fuego bajo y sin dejar de remover para evitar que se pegue al fondo del cazo.

  • Recuerda que una vez se enfríe la crema pastelera, su textura final será algo más espesa.

Retira del fuego transcurrido el minuto y cuando todavía esté hirviendo, vierte el zumo de limón. Mezcla muy bien para integrarlo en la crema y sigue removiendo hasta obtener una crema pastelera homogénea y sin grumos.

Pasa la crema pastelera a un recipiente de vidrio y déjala enfriar completamente. Tapa con papel film, de modo que toque la crema para evitar que salga costra, e introduce en el frigorífico hasta el momento de utilizarla. Para usarla debe estar bien fría.

¡Y listo! Ya puedes utilizar la crema pastelera de limón en vuestros postres favoritos. Para rellenar tartas, pasteles, acompañar galletas...

Paso a paso

Ingredientes

1

En un cazo, agrega la leche y la piel del limón. Calienta hasta punto de ebullición. En el preciso momento que comience a hervir, apaga el fuego. Retira el cazo del fuego y deja que infusione 10 minutos.

Paso 1

2

Cuela la leche para retirar la piel de limón y la grasa de la superficie.

Paso 2

3

Devuelve la leche infusionada al cazo. Agrega los huevos, el azúcar y la maicena. Mezcla muy bien. Lleva el cazo al fuego.

Paso 3

4

A fuego bajo, cocina sin dejar de remover con las varillas hasta que comience a hervir y ponerse espesa. Déjala hervir durante un minuto, a fuego bajo y sin dejar de remover.

Paso 4

5

Retira del fuego y cuando todavía esté hirviendo, vierte el zumo de limón. Mezcla hasta que sea homogénea y sin grumos. Deja enfriar y guarda en el frigorífico tapado por papel film (que toque la crema).

Paso 5

6

¡Y listo! Ya puedes utilizar la crema pastelera de limón en vuestros postres favoritos. Para rellenar tartas, pasteles, acompañar galletas...

Paso 6

Consejos y trucos

¿Por qué la crema pastelera de limón queda amarga?

Puede ser que, si es de las primeras veces que preparáis esta receta, os quede ligeramente amarga, ¡pero es algo muy común en la crema pastelera de limón si no sabemos el siguiente truco! 

En cualquier receta, ya sea dulce o salada, en la que utilicemos la piel de limón debemos estar muy atentos a la hora de cortarla o rallarla.

La parte interior blanca de la piel de limón es la más amarga y es por culpa de ésta que el sabor de nuestra crema o demás preparaciones se vea alterada. 

Cuánto dura y cómo conservar la crema pastelera de limón

Lo mejor es utilizar la crema pastelera recién hecha, pero si por el contrario quieres dejarla lista con antelación, ¡esto te interesa!

Si la vas a utilizar una vez termine de enfriar en la nevera, al de pocas horas o en el mismo día, lo único que tendrás que hacer es tapar el bol, como os indicamos en la elaboración, con papel film de modo que toque la crema y así evitar que salga la popular costra. 

Si, por el contrario, la vas a utilizar en días posteriores a su elaboración, tápala de la misma manera con el papel film, pero añade una tapa encima de éste. De esta manera, podrás conservar la crema pastelera de limón o la tradicional durante una semana entera (7 días) guardada en el frigorífico. 

  • ¡Truco! Si después de varios días al querer utilizar la crema observas que se ha espesado demasiado, prueba con batirla bien con unas varillas o una batidora. Así la crema recuperará su consistencia normal. 

Utensilios



4px
20m