Coulant de chocolate, un volcán de chocolate fundido

Un postre irresistible de origen francés con exterior de bizcocho e insuperable corazón de chocolate fundido



4px
30m


4px
30m


Descubre cómo preparar este delicioso coulant de chocolate con todas las claves para que quede cuajado por fuera e irresistiblemente fundido por dentro.

El coulant de chocolate es uno de los postres más populares de la cocina francesa. Su interior de chocolate ha conquistado a golosos de todo el mundo, conviertiéndose en uno de los postres más piopulares en una gran variedad de restaurantes. Es muy común verlo acompañado por nata o una bola de helado de vainilla.

También se le conoce como volcán de chocolate o chocolatísimo y es que el gran espectáculo se da cuando rompemos el esponjoso exterior de bizcocho y dejamos salir su irresisitble corazón de chocolate fundido como un auténtico volcán. 

A la hora de hacerlo, debemos tener especial cuidado en dos momentos clave: el tiempo en el horno y servirlo inmediatamente para evitar que se siga haciendo con el propio calor que mantiene de éste.

No os preocupéis si no os sale a la primera, en cuanto cojáis el punto al tamaño de vuestros moldes y el horno, ¡no habrá coulant que se os resista! Por nuestra parte, os dejamos los tiempos y unos trucos muy sencillos al final de la receta para que sea mucho más fácil hacerlos y que siempre os queden perfectos. 

¿Estáis preparados para disfrutar del famoso volcán de chocolate? ;)

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

  • 250 gramos de chocolate negro para fundir
  • 250 gramos de mantequilla
  • 150 gramos de azúcar
  • 100 gramos de harina
  • 5 huevos
  • 2 yemas de huevo

Energía

1113.0 kcal

55,65%

Proteína

19.0 g.

25,33%

Hidratos

149.0 g.

54,18%

Azúcares

100.0 g.

200,0%

Grasa total

48.0 g.

61,41%

Grasa saturada

22.0 g.

120,31%

Grasa polininsat.

22.0 g.

200,0%

Grasa monoinsat.

12.0 g.

27,27%

Colesterol

312.0 mg.

104,0%

Fibra

2.0 g.

6,67%

Sal

1.31 g.

26,2%

Sodio

0.524 g.

26,2%

Calcio

748.0 mg.

62,33%

Iodo

16.0 mcg.

10,67%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Funde el chocolate a fuego suave o al baño maría. Añade la mantequilla a dados poco a poco. Cuando esté todo fundido, retira del fuego y deja templar.

En un bol, casca los huevos y añade las 2 yemas y bate todo. Añade el azúcar y bate hasta que esté todo bien mezclado.

Cuando el chocolate esté templado, viértelo al bol de los huevos y  bate con las varillas hasta que esté bien incorporado. Añade la harina tamizada y mezcla todo bien para que no queden grumos.

Forra los moldes con papel de horno (en la base y en los bordes) y rellénalos con la crema de chocolate (sin rellenar hasta arriba, se debe dejar 1-2 cm hasta el borde). 

Introduce en el horno precalentado a 200ºC durante 8 minutos aproximadamente, hasta que esté cuajado por fuera pero fundido por dentro.

Saca del horno, desmolda y sirve caliente, sin darle tiempo que el interior se cuaje con el propio calor que mantienedel horno. Puedes acompañarlo con una bola de helado de vainilla o el sabor que más te guste. ¡Insuperable! 

Paso a paso

Ingredientes

1

Funde el chocolate y la mantequilla en dados a fuego suave o al baño maría. Cuando esté todo fundido, retira del fuego y deja templar. 

Paso 1

2

En un bol, añade los huevos, las dos yemas y bate. Añade el azúcar y sigue batiendo hasta que se mezcle todo bien. 

Paso 2

3

Cuando el chocolate esté templado, viértelo al bol de los huevos y bate hasta que esté bien incorporado. Añade la harina y mezcla. 

Paso 3

4

Forra los moldes con papel de horno y rellénalos con la crema de chocolate, sin rellenar hasta arriba.

Paso 4

5

Introduce en el horno precalentado a 200 grados centígrados 8 minutos.

Paso 5

6

Desmolda y sirve el coulant de chocolate.  

Paso 6

Consejos y trucos

Trucos para hacer el coulant perfecto: 

Otro truco muy sencillo para que no se nos resista ese resultado de interior fundido, es congelar la masa antes de introducirla en el horno.

Al igual que hacemos en nuestra receta de coulant de turrón en la que congelamos la masa ya en el molde para hornearlo unos 15 minutos a 180ªC.

De este modo, favorecemos que el interior se descongele una vez en el horno sin llegar a cuajarse, mientras que conseguimos un exterior perfectamente esponjoso. 

¿Cómo se funde el chocolate al baño María? 

El baño María es una técnica muy útil a la hora de fundir el chocolate. Solo necesitaremos un bol, un cazo con la base de agua y nuestro dulce ingrediente.

  • Pon una cazuela al fuego con un poco de agua, lo suficiente para que al colocar un bol encima toque la base pero no llegue a desbordarse.

  • Añade en el bol las onzas de chocolate y en caso de que la receta así lo requiera, agrega también la leche o la mantequilla.

De esta manera, es mucho más sencillo fundirlo y que quede bien mezclado e integrado con la leche o la mantequilla. 

Tened en cuenta que a la hora de fundir el chocolate, es importante que no se llegue a fundir del todo. Cuando le falte poco, es mejor retirar el bol del fuego y removerlo hasta que se funda con el propio calor que mantiene del fuego.

(Ver más)

¿Por qué es mejor engrasar el molde con aceite? 

Cuando hacemos nuestros propios postres en casa, es muy común engrasar los moldes con mantequilla, sin embargo, es recomendable dejar esta práctica atrás para sustituir la mantequilla por aceite

En las tartas frías como la tarta de queso o la tarta de tres chocolates, no tenemos problema de engrasar con mantequilla porque son postres fríos que no necesitan horno. 

Ahora bien, en los postres que elaboramos al horno siempre es recomendable utilizar aceite en lugar de mantequilla.

¿Por qué? La mantequilla es muchísimo más fácil que se queme al exponerla a temperaturas tan altas, a diferencia del aceite. 

Con el aceite nos aseguramos que el sabor de nuestra receta no se estropee al quemarse. Es más, siempre recomendamos utlizar aceites de sabor suave, como el de girasol.

En los postres para hornear recordad engrasar siempre el molde con aceite y luego espolvorear un poco de harina. Así nos aseguraremos que nuestros bizcochos y tartas se desmolden sin romperse. 

Historia

El coulant de chocolate es un postre típico de Francia patentado por el chef francés Michel Bras en 1981 en su restaurante de Laguiole (con 3 estrellas Michelin). Se presenta como un pequeño bizcocho de chocolate con el interior fundido. Al cortarlo, brota del interior una cremosa salsa de chocolate. El nombre proviene del participio presente del verbo couler, que quiere decir fluido, corredizo, derretido. También se conoce como volcán de chocolate o chocolatísimo,