Buñuelos de calabaza, ¡la receta valenciana! | Cocinatis

Buñuelos de calabaza, la receta tradicional valenciana

Preparamos los tradicionales buñuelos de calabaza valencianos con un resultado siempre tierno y esponjoso

Buñuelos de calabaza, la receta tradicional valenciana


7px
45m


7px
45m


Entre los dulces más tradicionales de nuestra gastronomía, os enseñamos cómo hacer los buñuelos de calabaza valencianos. Unos esponjosos y tiernos buñuelos en los que la mezcla de aromas y sabores combinan en una masa única y deliciosa.

Directamente arraigados a Valencia y sus Fallas, se trata un postre muy popular vendido en los puestos que visten la ciudad durante estos días. Comúnmente se pueden ver en conos de cartón junto con un buen chocolate caliente.

Su resultado es tan delicioso que os aseguramos que una vez los probéis, lejos de disfrutarlos solo durante los días de Fallas, se convertirán en todo un imprescindible desde el principio de otoño con la llegada de la temporada de la calabaza.

Estad atentos a la elaboración y a los consejos que os dejamos al final de la receta donde os vamos dando todas las claves y distintos consejos para que os queden siempre perfectos. ¡Veréis que sencillos son de hacer estos buñuelos de calabaza!

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

  • 200 gramos de calabaza (sin piel ni pepitas)
  • 225 gramos de harina de trigo
  • 10 gramos de azúcar
  • 1 ralladura de naranja
  • 1 cucharada de agua de azahar
  • aceite (para freír)
  • azúcar (para rebozar)

Valor nutricional (*por ración)

Energía

334.0 kcal

16,7%

Proteína

4.0 g.

5,33%

Hidratos

34.0 g.

12,36%

Azúcares

14.0 g.

28,0%

Grasa total

20.0 g.

25,59%

Grasa saturada

4.0 g.

21,88%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

14.0 g.

31,82%

Colesterol

0.0 mg.

0,0%

Fibra

2.0 g.

6,67%

Sal

1.98 g.

39,6%

Sodio

0.788 g.

39,4%

Calcio

10.0 mg.

0,83%

Iodo

0.0 mcg.

0,0%

Hierro

0.0 mg.

0.0-0.0%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer los auténticos buñuelos de calabaza valencianos, comienza por cocer la cabaza. Para ello, pon una cazuela con agua a hervir y añade la calabaza troceada para dejarla cocer durante unos 15 minutos, hasta que esté tierna (reserva el agua de la cocción).

En un bol, añade la calabaza troceada cocida y escurrida. Machaca la calabaza con un tenedor y añádele el azúcar, el agua de azahar y ralladura de naranja. 

Disuelve la levadura fresca en el agua de cocción de la calabaza y añádela al bol. Mezcla bien hasta integrar todos los ingredientes.

Tamiza la harina sobre el bol y mezcla con la espátula. Tápa el bol con papel film y deja que repose unos 15 minutos a temperatura ambiente. 

Pon a calentar en el fuego un cazo con abundante aceite. Primero úntate los dedos en aceite para que no se te pegue la masa, coge una porción de ésta, dale forma redonda y haz un agujero en el centro con los dedos.

Vete añadiendo los buñuelos de uno a uno al aceite caliente. Cuando se doren por un lado, dales la vuelta con una espumadera. 

  • En caso de querer hacerlos en el horno, introduce los buñuelos en el horno precalentado a 190ºC durante 10-12 minutos, hasta que estén hechos y dorados. 

Deja los buñuelos fritos sobre un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite. Prepara en otro plato el azúcar y reboza los buñuelos en él mientras todavía estén calientes. 

  • Tradicionalmente, en Valencia, los buñuelos de calabaza son servidos sin rebozar en azúcar. De hecho, se presentan por separado junto con el plato con azúcar para que cada comensal lo reboce en él justo antes de comerlo. 

Sirve y disfruta de los tradicionales buñuelos de calabaza de Valencia junto con un buen chocolate caliente. ¡Os sorprenderá lo irresistibles que quedan siempre! 

Paso a paso

Ingredientes

1

Trocea la calabaza y cuécela en agua durante unos 15 minutos. Reserva el agua de la cocción.

Paso 1

2

En un bol añade la calabaza cocida y escurrida. Machácala con un tenedor. Añade el azúcar, el agua de azahar y ralladura de naranja. 

Paso 2

3

Disuelve la levadura fresca en el agua de cocción de la calabaza y añádela al bol. Mezcla bien. 

Paso 3

4

Tamiza la harina sobre el bol y mezcla con la espátula. Tapa con papel film y deja reposar unos 15 minutos.

Paso 4

5

Úntate los dedos en aceite, coge una porción de masa, dale forma redonda y haz un agujero en el centro. Fríe los buñuelos en abundante aceite caliente. 

Paso 5

6

Retira los buñuelos sobre papel absorbente y rebózalos en azúcar cuando todavía estén calientes. 

Paso 6

7

Sirve y disfruta de los tradicionales buñuelos de calabaza valencianos junto con un buen chocolate caliente.

Paso 7

Consejos y trucos

Versiones de la receta tradicional de buñuelos de calabaza

Aunque también podemos encontrar buñuelos de calabaza de forma redonda, el agujero central es característico de los buñuelos valencianos.

Dentro de las variaciones de la receta tradicional, hay versiones en las que incluyen la canela, la vainilla, el cardamomo o, incluso, clavos de olor molidos entre sus ingredientes. Una manera muy sencilla de darle un toque personal a la receta y disfrutarla como más nos guste sin complicarnos demasiado. 

Cómo conservar los buñuelos de calabaza 

Gracias a la humedad que aporta la calabaza a la masa, estos buñuelos son perfectos para disfrutar durante días como recién hechos. 

Nuestra recomendación es que los guardéis, una vez fríos, en un recipiente hermético. De esta manera, nos aseguraremos que mantengan la textura tierna durante más tiempo. 

Utensilios

Historia

Los buñuelos de calabaza o bunyols de carabassa son parte de la tradición valenciana durante los famosos festejos de las Fallas.

Sin embargo, su origen en España se recoge en Granada como postre de preferencia de los árabes en el siglo XVI. Su economía y baja dificultad hizo que la receta pronto se extendiera por todo el País, convirtiéndose en un imprescindible en la tradición valenciana.

A su vez, se adaptó su composición a cada territorio. En el caso de Valencia, se le añadió la calabaza, el ingrediente que hoy en día les distingue y caracteriza sobre las demás variantes.