Tortitas de calabacín con salsa de yogur ¡Fácil, rápido y sano!

Ricas tortitas saladas de calabacín y queso parmesano perfectas para comer o cenar ligero



4px
25m


4px
25m


Disfruta de una cena sana y ligera con esta idea tan original. Os proponemos hacer unas ricas tortitas saladas ¡de calabacín! Una receta, que como veréis, resulta muy fácil de hacer y que podemos tener lista en menos de 30 minutos. 

Se trata de una elaboración muy interesante para que los niños coman más verdura, que además, podemos adaptar como más nos guste.

Nosotros le añadimos un poco de queso parmesano para darle un toque de sabor diferente, pero lo bueno de este tipo de platos es que las opciones son infinitas. Podéis añadir otras verduras u otros tipos de quesos hasta dar con vuestra combinación favorita. 

Del mismo modo, os recomendamos que las probéis con la salsa de yogur que os proponemos. Una salsa supersencilla de hacer para la que solo necesitaremos 2 minutos y utilizaremos como base yogur griego.

También podéis disfrutar de vuestras tortitas en combinación con otras salsas, pero, sin duda, las salsas de yogur son las que mejor combinan con ellas. Así pues, ¿por qué no probar con una salsa tzatziki o, incluso, la clásica salsa de Kebab? ¡Riquísimas con cualquiera de estas opciones! 

No os perdáis esta sencilla receta que estamos seguros de que os encantarán y de que se convertirán en todo un imprescindible. 

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Para hacer la salsa de yogur:

  • 125 gramos de yogures griegos
  • 1 chorrito de zumo de limón (al gusto)
  • aceite de oliva
  • pimienta negra molida (al gusto)

Energía

305.0 kcal

15,25%

Proteína

16.0 g.

21,33%

Hidratos

19.0 g.

6,91%

Azúcares

8.0 g.

16,0%

Grasa total

18.0 g.

23,03%

Grasa saturada

8.0 g.

43,75%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

8.0 g.

18,18%

Colesterol

130.0 mg.

43,33%

Fibra

3.0 g.

10,0%

Sal

2.24 g.

44,8%

Sodio

0.869 g.

43,45%

Calcio

335.0 mg.

27,92%

Iodo

5.0 mcg.

3,33%

Hierro

2.0 mg.

20.0-11.11%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Para hacer las tortitas de calabacín:

Ralla el calabacín. Añade una pizca generosa de sal y mezcla bien.

Deja reposar el calabacín rallado sobre un colador unos 10 minutos, de modo que suelte el exceso de agua. Pasado este tiempo, presiona el calabacín para que suelte el agua restante y pásalo a un bol.

Añade al calabacín los huevos y bátelos. Incorpora el queso parmesano y remueve. Agrega también la levadura y la harina. Mezcla bien para que todos los ingredientes queden bien integrados. En este punto rectifica la sal y ponlo en su punto ¡a tu gusto!

Pon un sartén al fuego y añade un poco de aceite. Cuando esté caliente, incorpora pequeñas porciones de la masa (alrededor de una cucharada) y dora por ambos lados.

 

Para hacer la salsa de yogur:

Añade un chorrito de zumo de limón sobre el yogur griego. Agrega una pizca de sal, pimienta negra al gusto y un poco de aceite. Mezcla todo y listo.

 

Sirve y disfruta de estas originales tortitas de calabacín con la salsa de yogur.

Paso a paso

Ingredientes

1

Ralla el calabacín. Añade una pizca generosa de sal y mezcla bien.

Paso 1

2

Deja reposar el calabacín sobre un colador 10 minutos. Pasado este tiempo, presiona el calabacín para que suelte el agua restante y pásalo a un bol.

Paso 2

3

Añade los huevos y bate. Incorpora el queso y remueve. Agrega la levadura y la harina. Mezcla. Rectifica la sal.

Paso 3

4

Dora pequeñas porciones de la masa en una sartén con un poco de aceite.

Paso 4

5

Para la salsa de yogur: 

Mezcla el yogur griego con el zumo de limón, una pizca de sal, pimienta negra al gusto y un poco de aceite.

Paso 5

6

Sirve y disfruta de estas originales tortitas de calabacín con la salsa de yogur.

Paso 6

Consejos y trucos

¿Cómo corregir una masa demasiado líquida?

Factores como la cantidad del agua del calabacín, su tamaño o el tamaño de los huevos pueden determinar que nuestra masa quede más líquida o espesa. 

Por eso, tenemos que tener en cuenta que, en este caso, las cantidades de los ingredientes son orientativos. De modo, que si la masa de nuestras tortitas queda demasiado líquida, podemos añadir más harina integral (poco a poco) hasta conseguir la textura idónea. 

Una receta más saludable: 

Podéis adaptar la receta totalmente a vuestro gusto. De la misma manera que podéis utilizar otro tipo de queso, también podéis eliminarlo de la receta para hacer una versión más "light".

En tal caso, si prescindimos de este ingrediente, seguramente tengamos que utilizar un poco más de harina. Añade cuanto veas necesario hasta conseguir la textura ideal.

Os recomendamos hacerlo muy poquito a poco, porque siempre será más fácil espesar la masa a partir de harina que aligerarla. 

 

Utensilios