Cómo hacer torrijas de leche, receta fácil y tradicional

Dulce tradicional para aprovechar el pan duro



10px
35m


10px
35m


Las torrijas son un dulce tradicional elaborado con rebanadas de pan duro que se empapan en leche infusionada, se rebozan en huevo y se fríen. Te explicamos paso a paso cómo hacer torrijas caseras para que queden con textura cremosa, ¡es muy fácil!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 1 pan duro, del día anterior
  • 1 rama de canela
  • 1 limón (la piel)
  • 1 litro de leche entera
  • 80 gramos de azúcar
  • 2 huevos
  • canela molida para espolvorear
  • azúcar para espolvorear
  • aceite de girasol para freír
  • miel (opcional)

Energía

292.0 kcal

14,6%

Proteína

7.0 g.

9,33%

Hidratos

32.0 g.

11,64%

Azúcares

18.6 g.

37,2%

Grasa total

15.0 g.

19,19%

Grasa saturada

2.0 g.

10,94%

Grasa polininsat.

7.0 g.

63,64%

Grasa monoinsat.

3.0 g.

6,82%

Colesterol

36.0 mg.

12,0%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

0.42 g.

8,4%

Sodio

0.169 g.

8,45%

Calcio

133.0 mg.

11,08%

Iodo

3.0 mcg.

2,0%

Hierro

0.0 mg.

0.0-0.0%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Elaboración

Para preparar las torrijas de leche, lava un limón y pélalo con el cuchillo, de modo que la piel quede sin la parte blanca, ya que acaba amargando. 

Pon un cazo con la leche a fuego medio-alto. Añade la rama de canela y la piel del limón y deja infusionar. Cuando rompa a hervir, retira del fuego. Añade el azúcar y mezcla todo. Espera unos 5 minutos y retira la rama de canela y la piel del limón.

Corta el pan en rodajas de unos 2 centímetros de grosor y colócalas sobre una fuente amplia. Vierte encima la leche infusionada y deja que se empapen. Dales la vuelta a las rebanadas para que queden bien empapadas por los dos lados. Tapa la fuente con papel film y métela en el frigorífico unos minutos.

Pon abundante aceite en una sartén y deja que se caliente. 

Casca los huevos en un plato y bátelos. Reboza las rebanadas de pan en el huevo y fríelas en la sartén, de una en una. Según las vayas friendo, déjalas reposar sobre papel absorbente para retirar el exceso de grasa. 

Mezcla en un plato un puñado de azúcar y canela molida al gusto. Reboza las torrijas en esta mezcla.

Sirve las torrijas de leche y ¡disfruta de ellas!

 

Paso a paso

Ingredientes

1

Lava y pela un limón y guarda la piel sin la parte parte blanca.

Paso 1

2

Pon un cazo con la leche a fuego medio-alto. Añade la rama de canela y la piel del limón y deja infusionar.

Paso 2

3

Cuando rompa a hervir, retira del fuego, añade el azúcar y mezcla todo. Espera unos 5 minutos y retira la rama de canela y la piel del limón.

Paso 3

4

Corta el pan en rodajas de 2 cm, ponlas en una fuente y empápalas con la leche infusionada. Tapa con papel film y mételas al frigorífico.

Paso 4

5

Calienta el aceite en una sartén. Bate los huevos en un bol y reboza las rebanadas de pan. 

Paso 5

6

Fríe las rebanazas de una en una y déjalas reposar sobre papel absorbente. Mezcla en un plato azúcar y canela y reboza las torrijas.

Paso 6

7

Sirve las torrijas de leche, un dulce tradicional muy fácil de preparar.

Paso 7

Consejos y trucos

Al servir las torrijas de leche, si lo deseas, puedes espolvorear azúcar sobre ellas y caramelizarlas con el soplete. Otra forma de presentar las torrijas de leche es regándolas ligeramente con miel o sirope.

Utensilios

Historia

La historia de las torrijas es sorprendente. Aunque actualmente las comemos en España en Semana Santa principalmente, su historia tiene mucho más que ver con la lactancia que con la vigilia o la penitencia. Tienen su origen en el siglo XV. Empezaron a elaborarse para aliviar los síntomas de las embarazadas en el momento de dar a luz y durante el postparto. No se sabe muy bien cómo llegaron a convertirse en un postre típico de Cuaresma y Semana Santa, pero lo que sí se sabe es que al tratarse de un dulce muy saciante, se empezó a incluir en la dieta durante los periodos de abstinencia de algunos alimentos durante la Cuaresma.