Tarta de queso y calabaza para Halloween

Un original postre decorado con una dulce tela de araña.



8px
6h 55m


8px
6h 55m


Prepara esta original tarta de queso y calabaza y decora con un dulce dibujo de tela de araña ideal para celebrar Halloween.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Para la base:

  • 100 gramos de anacardos
  • 20 mililitros de aceite de oliva

Para la tarta de queso clásica:

  • 50 mililitros de leche
  • 50 gramos de miel
  • 300 gramos de queso crema
  • 3 hojas de gelatina neutra

Para la tarta de queso y calabaza:

  • 50 mililitros de leche
  • 50 gramos de miel
  • 100 gramos de queso crema
  • 3 hojas de gelatina neutra
  • 250 gramos de calabaza asada

Para la tarta de queso y chocolate:

  • 100 gramos de queso crema
  • 80 mililitros de leche
  • 100 gramos de chocolate para fundir
  • 2 hojas de gelatina neutra

Para la cobertura:

  • 100 gramos de calabaza asada
  • 100 gramos de dulce de leche
  • 100 gramos de chocolate puro
  • 120 gramos de nata líquida

Energía

540.0 kcal

27,0%

Proteína

18.0 g.

24,0%

Hidratos

36.0 g.

13,09%

Azúcares

35.0 g.

70,0%

Grasa total

36.0 g.

46,06%

Grasa saturada

12.0 g.

65,62%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

14.0 g.

31,82%

Colesterol

78.0 mg.

26,0%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

1.56 g.

31,2%

Sodio

0.624 g.

31,2%

Calcio

275.0 mg.

22,92%

Iodo

27.0 mcg.

18,0%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Para hacer la base:

Añade en el vaso de la picadora los anacardos y el aceite de oliva. Tritura hasta obtener una textura pastosa.

Cubre el interior de un molde desmoldable con papel flim y extiende la pasta de anacardos en la base. Presiona ligeramente con los dedos para evitar que se despegue.

Para hacer la tarta de queso clásica:

Introduce la gelatina en agua y deja hidratar 5 minutos.

En un bol grande, agrega el queso crema y bate con la batidora de varillas. Añade la miel y la leche. Mezcla bien.

Escurre el gelatina y calienta en el microondas unos 10 segundos para fundirla. Incorpora la gelatina suavemente al bol del queso sin dejar de remover.

Para la tarta de queso de calabaza:

Introduce la gelatina en agua y deja hidratar 5 minutos.

Añade en un bol grande la calabaza y el queso crema. Tritura con la batidora. Agrega la miel y la leche. Sigue batiendo.

Escurre la gelatina y fúndela en el microondas. Cambia a la batidora de varillas y sin dejar de batir, añade la gelatina suavemente.

Para la tarta de queso de chocolate:

Introduce la gelatina en agua y deja que hidrate 5 minutos. Funde el chocolate en el microondas. Agrega en un bol el queso crema y el chocolate fundido. Bate con la batidora de varillas. Añade la leche y remueve.

Escurre la gelatina y funde en el microondas. Vierte la gelatina suavemente sin dejar de remover.

Para montar la tarta de queso:

Añade sobre la base de anacardos unas 15 cucharadas de la tarta de queso clásica. Agrega en el centro 4 cucharadas de la tarta de queso de calabaza y 2 de la tarta de queso y chocolate. Repite el proceso agregando esta vez 1 cucharada de la cheesecake clásica hasta acabar con las masas.

Deja reposar en el frigorífico mínimo 6 horas (mejor de un día para otro).

Para hacer la cobertura:

Añade en un vaso de batidora la calabaza asada y el dulce de leche. Tritura con la batidora.

En un bol agrega el chocolate y la nata. Calienta en el microondas hasta fundir el chocolate y deja templar.

Desmolda la tarta con cuidado de no romperla.

Sobre la superficie de la tarta añade dos cucharadas de chocolate fundido y otras dos del dulce de leche. Repite el proceso hasta acabar con las dos mezclas. Para hacer la tela de araña haz líneas desde el centro hasta el borde con ayuda de un palillo largo.

Sirve la tarta de queso y calabaza para Halloween.

Paso a paso

Ingredientes

1

Para hacer la base: Añade en el vaso de la picadora los anacardos y el aceite de oliva. Tritura. Extiende la pasta de anacardos en la base de un molde desmoldable con papel film.

Paso 1

2

Para hacer la tarta de queso clásica: Hidrata la gelatina 5 minutos. En un bol, agrega el queso crema y bate. Añade la miel y la leche. Mezcla. Escurre y funde la gelatina en el microondas. Incorpora la gelatina sin dejar de remover.

Paso 2

3

Para la tarta de queso de calabaza: Hidrata la gelatina 5 minutos. Añade en un bol la calabaza y el queso crema. Tritura. Agrega la miel y la leche. Bate. Escurre la gelatina y funde en el microondas. Añade la gelatina suavemente sin dejar de remover.

Paso 3

4

Para la tarta de queso de chocolate: Introduce la gelatina en agua y deja que hidrate 5 minutos. Funde el chocolate en el microondas. Agrega en un bol el queso crema y el chocolate fundido. Bate con la batidora de varillas. Añade la leche y remueve. Escurre la gelatina y funde en el microondas. Vierte la gelatina suavemente sin dejar de remover.

Paso 4

5

Añade sobre la base de anacardos 15 cucharadas de la tarta clásica, 4 cucharadas de la de calabaza y 2 de la de chocolate. Repite agregando 1 cucharada de la clásica hasta acabar con las masas. Deja reposar en el frigorífico mínimo 6 horas (mejor de un día para otro).

Paso 5

6

Tritura la calabaza asada y el dulce de leche. Funde el chocolate con la nata y deja templar. Desmolda.Añade sobre la tarta dos cucharadas de chocolate y otras dos del dulce de leche. Repite hasta acabar. Haz líneas desde el centro hasta el borde con un palillo largo.

Paso 6

7

Sirve la tarta de queso y calabaza para Halloween. 

Paso 7

Consejos y trucos

Para conseguir un dibujo diferente en el interior de la tarta, puedes mezclar ligeramente los colores una vez hayas añadido todas las cucharadas. Dale un par de vueltas con un palillo largo y consigue diseños más atrevidos.

Utensilios

Maridaje

Historia

La tradición de Halloween se remonta a la fiesta celta conocida como Samhain. Se creía que durante esa noche los muertos vagaban entre los vivos y debían mantenerse alejados con hogueras y farolillos hechos con nabos; los cuales, al llegar la fiesta a Estados Unidos, serían sustituidos por las calabazas. Mientras tanto, los niños recorrían todos los hogares recogiendo ofrendas para los druidas. Costumbre que hoy se traduce como la tradición de "truco o trato", en las que los niños piden caramelos y dulces de puerta en puerta.