Tarta de queso sin horno

Receta de repostería


Cocinatis Cocinatis

8px
20m


Prepara este delicioso y fresco postre de tarta de queso con una dulce capa de mermelada de fresa.

Ingredientes

  • 500 gramos de queso crema
  • 500 gramos de nata para montar
  • 100 gramos de azúcar
  • 50 gramos de mantequilla
  • 100 gramos de galletas
  • 8 láminas de gelatina neutra
  • 300 gramos de mermelada de fresa

Energía

613.0 kcal

30,65%

Proteína

12.0 g.

16,0%

Hidratos

49.0 g.

17,82%

Azúcares

42.0 g.

84,0%

Grasa total

42.0 g.

53,73%

Grasa saturada

24.0 g.

131,25%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

13.0 g.

29,55%

Colesterol

123.0 mg.

41,0%

Fibra

2.0 g.

6,67%

Sal

1.78 g.

35,6%

Sodio

0.711 g.

35,55%

Calcio

336.0 mg.

28,0%

Iodo

23.0 mcg.

15,33%

Hierro

0.0 mg.

0.0-0.0%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Para la base, tritura las galletas con la trituradora. Añade la mantequilla a temperatura ambiente cortada en dados y sigue triturando. Mezcla todo bien y cubre la base de un molde desmontable redondo. Aplasta con una cuchara para que quede la base uniforme. 

Pon la gelatina a remojo en agua unos 10 minutos, hasta que se hidrate. 

Pon en una cazuela al fuego el queso crema, el azúcar y la nata. Remueve con las varillas y cocina unos minutos sin dejar de remover. Después, añade la gelatina hidratada escurrida, remueve y retira del fuego.

Vierte suavemente la masa en el molde, sobre la base de galleta. Puedes utilizar una cuchara para que la masa no caiga directamente sobre la base y así evitar que ésta se puede despegar. 

Deja reposar la tarta en el frigorífico un mínimo de 6 horas (mejor de un día para otro). 

Pasado este tiempo, saca la tarta del frigorífico y cubre la superficie con la mermelada de fresa, repartiéndola de manera uniforme. Desmolda la tarta de queso.

Sirve la tarta de queso sin horno.

 

Paso a paso

Ingredientes

1

Tritura las galletas. Añade la mantequilla en dados y sigue triturando. 

Paso 1

2

Cubre la base de un molde desmontable redondo. Aplasta con una cuchara.

Paso 2

3

Pon la gelatina a remojo en agua unos 10 minutos, que se hidrate. 

Paso 3

4

Pon en una cazuela queso crema, azúcar y nata. Cocina sin dejar de remover. Añade gelatina hidratada escurrida, remueve y retira.

Paso 4

5

Vierte suavemente la masa en el molde sobre la base de galleta. Deja reposar la tarta en el frigorífico un mínimo de 6 horas. 

Paso 5

6

Saca la tarta del frigorífico y cubre de manera uniforme la superficie con la mermelada de fresa. Desmolda la tarta de queso.

Paso 6

7

Sirve la tarta de queso sin horno.

Paso 7

PRESENTACIÓN

tarta de queso sin horno- presentacion

Utensilios

Maridaje