Tarta de limón (sin horno) ¡muy fácil y cremosa! | Cocinatis

Tarta de limón sin horno, ¡un postre fácil, fresco y cremoso!

Receta de tarta de limón y leche consensada

Tarta de limón sin horno, ¡un postre fácil, fresco y cremoso!


6px
30m


6px
30m


Con la tarta de queso sin horno como receta base de este original postre, ¡os animamos a probar esta original versión de tarta de limón (sin horno) que os encantará! 

Esta tarta de limón y queso fría es muy fácil de preparar y lo mejor es que no necesitamos ni horno ni el fuego para hacerla. Su elaboración en frío la convierte, junto con su fresco sabor a limón, ¡en el postre de verano perfecto! Además, su resultado es tan refrescante y su textura tan cremosa, que os aseguramos que no habrá quién se resista a esta tarta casera.

La clave de esta tarta de queso está en el limón, tanto en su zumo, como en la ralladura. Éste le dará el sabor sin necesidad de recurrir a gelatinas saborizantes artificiales. Es más, en nuestra receta os enseñamos cómo preparar una tarta fría de limón ¡sin gelatina! Consiguiendo una textura suficientemente sólida, pero muy cremosa, valiéndonos solamente del zumo de este cítrico. 

Hacerla es tan sencillo que solo nos llevará unos 30 minutos, eso sí, debéis tener en cuenta que toda tarta fría necesita sus horas de reposo. Lo mejor es poder organizarnos para hacerla el día anterior a servirla y así disfrutarla en su mejor versión. 

Si os encantan este tipo de postres de limón, no os podéis perder cómo hacer mousse de limón paso a paso, la clásica limonada que siempre refresca nuestros veranos o la original tarta de limón en vaso ¡para disfrutarla donde queramos! 

Y si lo que realmente os pierde son las tartas de queso con y sin horno, sabed que en Cocinatis podréis encontrar recetas tan originales y deliciosas como la tarta de queso y melocotón, la tarta fría de piña o la tarta de mango, que al igual que la tarta de limón y queso, ¡han llegado con el calor para quedarse todo el verano

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

  • 250 gramos de queso crema
  • 200 mililitros de nata para montar fría
  • 400 mililitros de leche condensada
  • 150 mililitros de zumo de limón
  • chocolate blanco (para decorar)

Para hacer la base de galleta:

  • 100 gramos de galletas
  • 100 gramos de mantequilla
  • ralladura de limón (1 limón)

Valor nutricional (*por ración)

Energía

803.0 kcal

40,15%

Proteína

16.0 g.

21,33%

Hidratos

82.0 g.

29,82%

Azúcares

57.0 g.

114,0%

Grasa total

46.0 g.

58,85%

Grasa saturada

29.0 g.

158,59%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

14.0 g.

31,82%

Colesterol

144.0 mg.

48,0%

Fibra

3.0 g.

10,0%

Sal

1.63 g.

32,6%

Sodio

0.65 g.

32,5%

Calcio

478.0 mg.

39,83%

Iodo

49.0 mcg.

32,67%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Sorprende a todos con una tarta de limón cremosa e irresisitible, ¡no te pierdas detalle del paso a paso!

Para hacer la base de galleta de la tarta de limón

Tritura las galletas con ayuda de una picadora para que queden bien finas. En un bol, mézclalas con la mantequilla y la ralladura de limón hasta que los tres ingredientes queden bien integrados.

  • Para hacer este proceso más sencillo, funde la mantequilla antes de añadirla a la galleta.

Cubre la base de un molde redondo desmoldable con la galleta y presiona ligeramente para evitar que se despegue. Procura que quede lo más lisa posible.

Reservar la base de la tarta de limón en el frigorífico mientras preparas la masa. Esto hará que se endurezca más rápido.

Para hacer la tarta de limón

Añade en un bol grande la nata para montar, el queso crema y la leche condensada. Mezcla bien con la batidora de varillas hasta obtener una masa homogénea de consistencia algo espesa. En este momento, comienza a añadir el zumo de limón muy poco a poco, sin dejar de batir.

  • El zumo de limón, además de añadir sabor a la tarta fría, también es el ingrediente clave que actuará como espesante al igual que lo haría la gelatina o la cuajada. Por este motivo es muy importante tener algo de paciencia e integrarlo bien en la masa.

Añade la masa al molde sobre la base de galleta y alisa la superficie con ayuda de una espátula.

Introduce la tarta de limón en el frigorífico para dejar que se solidifique. Esto puede tomar mínimo unas 5 horas, pero siempre será mejor si la dejamos reposar de un día para otro.

Una vez esté lista la tarta, desmolda con cuidado y decora la parte superior con chocolate blanco rallado, leche condensada o el dulce que más os guste. ¡Y listo!

Sirve y sorprende a todos con esta deliciosa y refrescante tarta de limón sin horno.

Paso a paso

Ingredientes

1

Tritura las galletas y mézclalas con la mantequilla y la ralladura de limón.

Paso 1

2

Cubre la base de un molde con la galleta y presiona ligeramente. Reserva en el frigorífico.

Paso 2

3

Mezcla con la batidora de varillas la nata para montar, el queso crema y la leche condensada.

Paso 3

4

Añade el zumo de limón muy poco a poco, sin dejar de batir.

Paso 4

5

Pasa la masa al molde y alisa la superficie.

Paso 5

6

Introduce la tarta de limón en el frigorífico mínimo 5 horas (mejor de un día para otro).

Paso 6

7

Desmolda, decora con chocolate blanco ¡y listo! Sirve y sorprende a todos con esta deliciosa y refrescante tarta de limón sin horno.

Paso 7

Consejos y trucos

Tarta de limón con gelatina

El zumo de limón es el ingrediente clave que cuajará esta tarta de queso haciendo el mismo efecto que haría la gelatina o cuajada aún con menos intensidad.

Si por el contrario queréis una textura más tersa que cremosa, siempre podéis hacer la tarta de limón con gelatina. Solo necesitaréis 5 hojas de gelatina neutra: 

  1. Antes de empezar, hidratad las hojas de gelatina en agua fría.

  2. Calentad la nata en un cazo al fuego sin que llegue a hervir.

  3. Una vez listas las hojas de gelatina, escurridlas bien y añadidlas al cazo con la nata.

  4. Sin que llegue a hervir, con el fuego muy bajo, calentad y removed hasta fundir la gelatina.

  5. Luego no tendréis más que añadir la nata al bol como hacemos en la receta original.

Eso sí, a pesar de utilizar la gelatina, no sustituyáis el zumo de limón por ella, ya que éste es el que le da sabor a la tarta de limón sin horno.

Tarta de limón sin leche condensada

Si queréis hacer la tarta de limón sin leche condensada, os recomendamos sustituirla por azúcar para compensar la acidez de la fruta. 

Entre 80 o 100 gramos de azúcar blanco debería ser suficiente. La cantidad dependerá también del grado de dulzor que queráis añadir a vuestro postre.

Utensilios