Tarta de chocolate y bizcocho, ¡una idea fácil y muy rápida que conquistará a los más golosos!

Una tarta muy original que preparamos con varias capas de bizcocho y crema de chocolate con avellanas en menos de 30 minutos



6px
25m


6px
25m


¿Buscáis una tarta rápida, sin horno y a la que no haya quién se le resista? ¡Esta receta os conquistará! 

Preparamos una de las tartas más fáciles e irresistibles que hemos podido probar. En menos de 30 minutos la tenemos lista para disfrutar con una de las combinaciones de bizcocho con chocolate que nunca falla. 

¿Nuestro truco? Con los bizcocho Bodaditos Dulcesol tenemos la base de nuestra tarta ya lista para montarla capa tras capa y conseguir este espectacular resultado. Su textura tierna y esponjosa es perfecta para hacer este tipo de postres. 

Combinamos los bizcochitos con varias capas de crema de chocolate con avellanas para acabar añadiendo una cobertura de esta misma crema fundida. Así conseguimos darle ese aspecto insuperable en la que el chocolate cae irresistible en los lados siendo la mejor tentación para los más golosos. 

Os animamos a que la decoréis totalmente a vuestro gusto utilizando la nata que os enseñamos a montar y vuestros frutos rojos favoritos. Nosotros utilizamos frambuesas y unas hojitas de menta para darle un toque de color que resalte con el chocolate. 

¡No habrá quién se resista a esta dulce tentación! 

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Para montar la nata:

  • 150 mililitros de nata para montar
  • 50 gramos de azúcar

Para el almíbar:

  • 125 mililitros de agua
  • 50 gramos de azúcar glas

Para decorar:

  • frambuesas
  • hoja de menta

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Para hacer el almíbar:
Calienta en un cazo el agua y añade el azúcar glas. Remueve con las varillas para disolverlo completamente. Retira del fuego y reserva.

Para montar la nata: 

Añade la nata a un bol y bate con la batidora de varillas. Agrega el azúcar muy poco a poco, a cucharadas, sin dejar de batir, hasta que la nata se espese y consigas una textura suave y esponjosa. Si quieres una textura más espesa, añade un poco más de azúcar.

Para preparar la tarta:

Coloca una base con alrededor de 6 bizcochos Bocaditos Dulcesol. Úntalos con una capa de crema de chocolate con avellanas Top Cao Dulcesol. Humedece un poco la base de otros 6 bizcochos con el almíbar y colócalos sobre la crema de cacao. Úntalos también con una nueva capa de cacao, humedece la base de otros 6 bizcochos y coloca está ultima capa sobre la crema.

Para hacer la cobertura:

Funde parte de la crema de chocolate y avellanas al baño María. Una vez esté suficientemente líquida, retira del fuego y baña la tarta con ella. Añádela por encima sin cubrir los bordes intencionadamente, deja que gotee, ¡el resultado será espectacular!

Deja que se enfríe unos minutos y decora la tarta con la nata montada, las frambuesas y unas hojitas de menta para darle color. Puedes utilizar los frutos que más te gusten y dar rienda suelta a tu imaginación creando originales decoraciones.

Sirve esta deliciosa tarta de bizcocho y chocolate y sorprende a todos con una fantástica idea, fácil y muy rápida de hacer (sin horno) que conquistará a los más golosos.

Paso a paso

Ingredientes

1

Para hacer el almíbar, pon un cazo al fuego y disuelve el azúcar glas en el agua caliente. Reserva.

Paso 1

2

Para montar la nata, añádela a un bol y bate. Añade el azúcar muy poco a poco sin dejar de batir, hasta que la nata se espese y obtengas una textura suave y esponjosa.

Paso 2

3

Para preparar la tarta, coloca una base de 6 bizcochos Dulcesol. Úntalos con una capa de crema de cacao con avellanas Top Cao Dulcesol.

Paso 3

4

Humedece la base de otros 6 bizcochos con el almíbar y colócalos sobre la crema de cacao. Úntalos con más cacao, humedece la base de otros 6 bizcochos y colócalos sobre la crema.

Paso 4

5

Para hacer la cobertura, funde crema de chocolate al baño María y cubre la parte superior de la tarta con ella. 

Paso 5

6

Deja enfriar y decora la tarta con la nata montada, las frambuesas y unas hojitas de menta para darle color.

Paso 6

7

Sirve esta deliciosa tarta de bizcocho y chocolate y sorprende a todos con una fantástica idea, fácil y muy rápida de hacer (sin horno) que conquistará a los más golosos.

Paso 7

Consejos y trucos

¡Ideas para decorar la tarta de chocolate!

Lo mejor de este tipo de tartas, más allá de su sencillez y el poco tiempo que necesitamos para prepararlas, es que podemos decorarlas de una infinidad de maneras.

La parte superior es un lienzo en blanco para dar rienda suelta a nuestra imaginación. ¿Preparados? ¡Aquí van unas cuantas ideas para decorar vuestra tarta!  

  • Frutos rojos con nata

    Una de las decoraciones más simples y efectivas es la clásica combinación de los frutos rojos con nata. 

    Ya sean frambuesas, como hemos utilizado nosotros, u otro tipo de frutas como son las fresas y las grosellas, van genial con el sabor del chocolate. Nosotros, además, añadimos un toque verde con la menta fresca para darle más color. 

    También podéis utilizar otro tipo de frutas como plátano o naranja. Las combinaciones son muchas ¡y el resultado siempre es delicioso!

  • ¡Glaseados de todos los colores!

    Esta opción es perfecta para los niños. 

    Podéis preparar de manera muy sencilla un glaseado casero con azúcar y clara de huevo. Al ser blanca, es muy sencillo decorarla con colorantes alimentarios para crear originales diseños ¡llenos de color!

    Los niños seguro que se lo pasan genial haciendo dibujos sobre el chocolate. También es perfecto para escribir un mensaje sobre la tarta para felicitar un cumpleaños o cualquier ocasión especial. 

  • Chocolate rallado, en láminas o en virutas

    Rallad el chocolate o haced pequeñas láminas con ayuda un cuchillo para decorar la tarta. En caso de buscar algo más sencillo, también podéis comprar las clásicas virutas de repostería. 

    Podéis hacer diferentes diseños esparciéndolas en líneas, solo por los bordes o como más os guste. Si combináis chocolates de diferentes colores seguro que queda genial. 
     
  • Chocolate para postres

    En este caso, os animamos a que fundáis chocolate blanco o de otro tipo hasta que quede bien líquido y lo añadáis por encima de la tarta haciendo finas líneas

    Una vez lo dejéis enfriar, el chocolate para postres se volverá a endurecer y quedará espectacular en combinación con la suave crema de chocolate y avellanas que cubre la tarta. 

    Eso sí, no os recomendamos que utilicéis el chocolate para postres para cubrir toda la tarta, ya que quedaría demasiado sólido estropeando el resultado final de ésta.

  • Frutos secos bien picaditos

    Avellanas, almendras, nueces, cacahuetes, pistachos... ¡Cualquiera de estos frutos secos es perfecto para añadir a esta tarta por encima! 

    Los frutos secos son toda una delicia en combinación con el chocolate. Podéis elegir el fruto seco según vuestro gusto, por el color que pueda añadir a la tarta como en el caso de los pistachos o incluso, decantaros por un dulce crocanti que le dé un irresistible toque crujiente a la tarta. ¡Vosotros elegís! 

  • Cremas de chocolate de diferentes colores

    Dulcesol cuenta con toda una gama de cremas de cacao. Con leche y avellanas, blanco, oscuro o mixto, podéis aprovechar todas ellas para disfrutar de esta tarta con un toque diferente cada vez. 

    Si queréis conseguir un espectacular diseño con el chocolate en un espiral de color, os recomendamos que fundáis el chocolate más oscuro y el blanco en recipientes por separado para luego juntarlos en un mismo bol o jarra. 

    Sin remover para no mezclar demasiado los colores, añádelos sobre la tarta y disfruta de un divertido y delicioso diseño único. ¿No lo habéis probado todavía? 

Utensilios