San Jacobos de calabacín a la plancha, ¡Fáciles y muy jugosos!

Prueba unos deliciosos san Jacobos caseros de jamón, queso y calabacín a la plancha ¡en menos de 25 minutos!



4px
25m


4px
25m


¿A quién le apetece unos San Jacobos? Nosotros te enseñamos a prepararlos de manera casera y ¡facilísima! Además, no dudarás en repetir porque su textura jugosa junto al queso fundido harán que cada bocado forme una increíble explosión de sabores en el paladar. ¡Derrítete con la receta que te proponemos!

Tiempo de elaboración: 25 minutos. ¡Son rapidísimos!  

Toma nota de los ingredientes y sorprende a toda la familia con unos increíbles San Jacobos de jamón, queso y calabacín. Además, son perfectos para que los niños coman calabacín de manera divertida. 

Y si estos deliciosos San Jacobos te han gustado, no te pierdas unos de pavo, jamón y queso porque están... ¡para chuparse los dedos! O si lo prefieres, también puedes optar por un picoteo de chips de calabacín crujiente al horno. ¡Enamorará a los más pequeños!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 2 calabacines
  • 8 lonchas de jamón de york
  • 8 lonchas de queso

Para el rebozado:

  • pan rallado
  • harina
  • 2 huevos
  • sal
  • aceite

Energía

724.0 kcal

36,2%

Proteína

43.0 g.

57,33%

Hidratos

43.0 g.

15,64%

Azúcares

14.0 g.

28,0%

Grasa total

42.0 g.

53,73%

Grasa saturada

18.0 g.

98,44%

Grasa polininsat.

4.0 g.

36,36%

Grasa monoinsat.

18.0 g.

40,91%

Colesterol

235.0 mg.

78,33%

Fibra

4.0 g.

13,33%

Sal

3.11 g.

62,2%

Sodio

1.244 g.

62,2%

Calcio

917.0 mg.

76,42%

Iodo

18.0 mcg.

12,0%

Hierro

4.0 mg.

40.0-22.22%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Bate los huevos. Añade una pizca de sal y sigue batiendo. Reserva para utilizar en el momento de empanar

Retira los extremos del calabacín y cortalos por la mitad. Lamina el calabacín finamente (de 1 a 3 mm aproximadamente) con la ayuda de la mandolina.

Para montar los San Jacobos, aplica una base de calabacín, una loncha de queso, una de jamón y por último, otra de calabacín.

Para empanar los San Jacobos, pásalos por harina, el huevo batido previamente y pan rayado de manera que queden bien cubiertos.

Engrasa la plancha con aceite y cuando esté caliente, añade cada porción. Cocina a la plancha cada parte del San Jacobo hasta que ambas queden doradas.

Sirve los San Jacobos con unas tiras de calabacín de decoración.

Paso a paso

Ingredientes

1

Lamina el calabacín finamente con la ayuda de la mandolina. 

Paso 1

2

Monta los San Jacobos con una base de calabacín, una loncha de queso, una de jamón y otra de calabacín. 

Paso 2

3

Empana los San Jacobos pasándolos por harina, huevo batido y pan rayado. Cúbrelos bien. 

Paso 3

4

Engrasa la plancha con aceite y añade cada porción.

Paso 4

5

Cocina a la plancha cada parte del San Jacobo hasta que ambas estén doradas.

 

Paso 5

6

Sirve los San Jacobos con unas tiras de calabacín como decoración.

Paso 6

Consejos y trucos

Qué parte del calabacín es mejor elegir

Para que el San Jacobo sea más fácil de preparar, utiliza las partes del centro que son más hanchas. No obstante, para no desaprovechar las partes del borde, puedes cortarlos a trocitos y rebozarlos para decorar tu plato final (tipo nuggets de calabacín). ¡Seguro que te encantan!

¿Se pueden preparar al horno?

¡Por supuesto! Al igual que nosotros te hemos propuesto una receta de San Jacobos a la plancha por ser menos aceitosa y más saludable, también puedes hornearlas. ¡Quedarán igual de jugosas y deliciosas! 

Extiende los San Jacobos sobre una bandeja con papel de horno y riégalos con un poco de aceite. Con unos 15-20 minutos en el horno precalentado a 200ºC ¡perfectos! Eso sí, el resultado también depende del grosor del calabacín, así que a partir de los 10 minutos estáte bien atento para evitar que se quemen. 

Aunque también puedes emplear la receta tradicional y freírlas. ¡Tú decides! 

¿Puedo cambiar el calabacín por berenjena?

Nosotros no te lo vamos a impedir. No obstante, no se prepara igual que esta receta que te hemos propuesto. Antes de montar los San Jacobos, debes freír la berenjena.

Si quieres saber algunos trucos más para quitar el amargor de esta verdura, échale un vistazo a este post que te facilitamos y ¡adelante!

(Ver más)

Utensilios

Historia

El San Jacobo es una variante del Cordon Bleu, un plato de origen suizo que se extendió hacia el sur. Se trata de un escalope de ternera empanada enrollado alrededor de una loncha de jamón y otra de queso. No obstante, el San Jacobo sólo lleva el jamón y el queso. Su nombre proviene de Santiago Jacobo Tago, patrono de la ciudad suiza de Basilea al que los cristianos realizan perenigración hasta su tumba en Santiago de Compostela (Galicia). Le pusieron su nombre porque se trataba de un tipo de plato que sólo era apto para ellos por contener jamón (un ingrediente prohibido para musulmanes y judíos).