Salmorejo cordobés, ¡la receta tradicional de tomate, ajo, pan y aceite de oliva!

Crema fría tradicional de la cocina andaluza con base de tomate y un resultado irresistible para disfrutar en verano



4px
1h 10m


4px
1h 10m


El salmorejo es una crema cordobesa que más éxito tiene en verano. Servida bien fresquita está deliciosa y lo mejor es que ¡es realmente sencilla de hacer! 

Al igual que el popular gazpacho, el salmorejo se elabora a partir de una base de tomate que acompañamos por ajo, vinagre y aceite de oliva. Le damos cuerpo con la miga de pan y lista para dejar enfriar. 

Se sirve normalmente como primer plato, pero dada su textura cremosa y algo más espesa a las cremas comunes, también puede verse como salsa de acompañamiento de otros platos, de frituras generalmente. 

Os recomendamos que lo probéis con el huevo cocido y lo sabrosos taquitos de jamón que decoran la receta tradicional. Le dan un extra de sabor a la crema que la hace más deliciosa todavía. 

 

  • ¿En qué se diferencian el salmorejo y el gazpacho? 

    A pesar de tener ciertas similitudes ambas cremas son muy diferentes entre sí. 

    El salmorejo incluye una mayor cantidad de pan entre sus ingredientes, lo que le ofrece una textura mucho más cremosa que las del gazpacho. Además, sus ingredientes, más allá del tomate y el ajo, poco tienen que ver, ya que el gazpacho se elabora con muchas más hortlizas. 

    Así es que, mientras el salmorejo se basa en tomate, ajo y pan, el gazpacho combina el tomate con pimiento, pepino, cebolla... 

 

¡Este verano disfruta de las mejores cremas frías con nuestras recetas! Desde el irresistible salmorejo que os enseñamos a hacer a continuación, hasta recetas como la famosa vichyssoise francesa y el clásico ajoblanco.

Y si sois de los que les gusta experimentar nuevos sabores sacando todo el partido a los alimentos de temporada, no os podéis perder la crema fría de melón o las tres propuestas que os traemos de originales gazpachos al que añadimos a la receta tradicional sandía, remolacha o melón. ¡Os sorprenderán! 

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

  • 1 kilo de tomate pera
  • 100 mililitros de aceite de oliva virgen extra
  • 3 rebanadas de pan
  • 1 ajo
  • 1 huevo cocido
  • jamón serrano
  • sal

Energía

396.0 kcal

19,8%

Proteína

12.0 g.

16,0%

Hidratos

18.0 g.

6,55%

Azúcares

8.8 g.

17,6%

Grasa total

31.0 g.

39,66%

Grasa saturada

6.0 g.

32,81%

Grasa polininsat.

4.0 g.

36,36%

Grasa monoinsat.

21.0 g.

47,73%

Colesterol

119.0 mg.

39,67%

Fibra

4.0 g.

13,33%

Sal

0.81 g.

16,2%

Sodio

0.322 g.

16,1%

Calcio

53.0 mg.

4,42%

Iodo

13.0 mcg.

8,67%

Hierro

3.0 mg.

30.0-16.67%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Elaboración

Lava los tomates, y trocéalos bien. Deja que el tomate coja temperatura ambiente.

Pon los ingredientes en una batidora. Añade el tomate troceado, pon la tapa y tritura, así bajará el volumen y cogerá temperatura.  

Después, mientras tritura el tomate añade el diente de ajo. Incorpora el pan en trozos. 

Por último, añade el aceite de oliva y una pizca de sal. Deja que todo se mezcle bien. 

Deja enfríar en nevera una hora mínimo, cuanto más fresco esté, mejor.

Sirve el salmorejo y decora con huevo duro picado y tacos de jamón serrano. Aliña con un chorrito de aceite de oliva. Una crema fría ideal para verano. 

Paso a paso

1

Trocea el tomate. 

Paso 1

2

Tritura el tomate troceado en la batidora.

Paso 2

3

Añade el diente de ajo y sigue triturando.

Paso 3

4

Incorpora el pan en trozos y continua triturando.

Paso 4

5

Añade el aceite de oliva y la sal. Mezcla bien y deja enfríar en la nevera.

Paso 5

6

Sirve en frío decorado con el huevo duro y los tacos de jamón serrano.

Paso 6

Consejos y trucos

Trucos para potenciar el sabor del salmorejo: 

Hacer salmorejo es realmente sencillo, pero si queréis disfrutarlo en su mejor versión, ¡no os perdáis los siguientes consejos! 

  • Tomates pera maduros, un tipo de tomate se sabor más suave y fácilmente reconocibles por su forma ovalada. 

    Importante que están maduros para que nuestra crema destaque con un color rojo vivo y a las vez resulte más sabroso

    Lo mejor es que no hace falta ni pelarlos, lo que acelera mucho el proceso. Y si buscamos una textura más suave, no tendremos más que pasar nuestro salmorejo con un colador o pasapurés ¡y listo! 

  • Aceite de oliva virden extra. Para potenciar el sabor de la crema es recomendable utilizar siempre aceites de sabor fuerte, como el de oliva virgen extra.

    Sin embargo, también podéis utilizar otras variedades de aceite andaluzas de sabor mucho más sabroso como es el aceite de oliva manzanilla, picual o el hojiblanda. 


  • El orden de los ingredientes: A diferencia del gazpacho, en el salmorejo buscamos que el aceite emulsione para que quede más cremoso todavía, por lo que lo añadiremos a la vez que los demás ingredientes. 

    Además, os recomendamos que dejéis que el tomate coja temperatura. El calor hará que luego emulsione más fácil.

Utensilios