Salchichas al vino blanco ¡con cebolla pochada! (fácil) | Cocinatis

Salchichas al vino blanco, la receta más sabrosa con cebolla pochada ¡Muy fácil!

Un plato tradicional de salchichas al vino que acompañamos por irresistible cebolla pochada y ajo para potenciar todo su sabor

Salchichas al vino blanco, la receta más sabrosa con cebolla pochada ¡Muy fácil!


4px
50m


4px
50m


En esta receta os enseñamos cómo hacer salchichas al vino blanco en su mejor versión. Con ajo y mucha cebolla pochada, ¡el resultado es insuperable! 

Nos encanta como cena improvisada o para dejar hechas y disfrutar al día después. Las salchichas al vino siempre es una muy buena opción para darle sabor y un aire diferente a las más simples salchichas hervidas o fritas. 

Os recomendamos, si no lo habéis probado todavía, en dejar hechas las salchichas la noche anterior para disfrutarlas al día siguiente. Esas horas en las que la salchicha reposa en la salsa marcarán la diferencia con un sabor mucho más intenso e irresistible en la carne. 

Lo mejor es que necesitaremos muy pocos ingredientes para hacerlas. Con un vaso de vino, cebolla y ajo conseguimos una de las salsas más ricas y, a la vez, sencillas de nuestra gastronomía.

Hoy venimos dispuestos a conquistaros con una de esas recetas que tanto nos recuerdan a la cocina de la abuela. Preparaos para untar mucho pan, porque no habrá quién se resista. ;) 

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 600 gramos de salchicha frescas de cerdo o pollo
  • 200 mililitros de vino blanco (1 vaso)
  • 1 cebolla
  • 2 dientes de ajo
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal

Valor nutricional (*por ración)

Energía

571.0 kcal

28,55%

Proteína

20.0 g.

26,67%

Hidratos

10.0 g.

3,64%

Azúcares

7.0 g.

14,0%

Grasa total

47.0 g.

60,13%

Grasa saturada

17.0 g.

92,97%

Grasa polininsat.

4.0 g.

36,36%

Grasa monoinsat.

23.0 g.

52,27%

Colesterol

108.0 mg.

36,0%

Fibra

0.0 g.

0,0%

Sal

3.99 g.

79,8%

Sodio

1.596 g.

79,8%

Calcio

33.0 mg.

2,75%

Iodo

10.0 mcg.

6,67%

Hierro

4.0 mg.

40.0-22.22%

Alérgenos

Dióxido de azufre y sulfitos

Dióxido de azufre y sulfitos

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer unas sabrosas salchichas frescas al vino blanco, comienza por dorar las salchichas en una sartén con un poco de aceite. No hace falta que se cocinen completamente, ya que luego las acabaremos de hacer con el vino. Una vez listas, retíralas de la sartén y reserva.

  • ¡Importante! No cortes ni pinches las salchichas para cocinarlas. En consejos, bajo la receta os explicamos la razón.

Corta la cebolla en juliana y pica los dientes de ajo finamente.

En el mismo aceite en las que has hecho las salchichas (añade algo más si lo ves necesario) sofríe la cebolla junto con el ajo. Si te gusta el picante, puedes añadir guindilla picada y si sois amantes del sabor de las especias, con tomillo quedan espectaculares.

Cuando la cebolla esté bien dorada, incorpora las salchichas (con su jugo) y el vino blanco a la sartén. Calienta a fuego fuerte. Una vez rompa a hervir, pon la tapa a la sartén, baja a fuego suave y cocina durante 10-15 minutos.

¡Y listo! Disfruta de este gran clásico de salchichas al vino blanco. Podéis servirlas recién hechas o al día siguiente, ya que al darle tempo a que las salchichas maceren en la salsa quedarán muchísimo más sabrosas pasadas unas horas.

Con qué acompañar las salchichas al vino blanco 

Al tener su propia salsa y la cebolla como parte de ésta, es difícil saber con qué acompañarlas. 

Nosotros os proponemos combinar las salchichas al vino con arroz blanco o, en su defecto, con cuscús con verduras. Dos opciones perfectas para hacer un plato compuesto, completo y equilibrado. Es más, resulta una idea especialmente práctica como receta para llevar en tupper al trabajo o la universidad. 

Paso a paso

Ingredientes

1

Dora las salchichas en una sartén con un poco de aceite (no las cocines completamente). Retira de la sartén y reserva.

Paso 1

2

Corta la cebolla en juliana y pica los dientes de ajo finamente.

Paso 2

3

En la misma sartén de las salchichas, sofríe la cebolla y el ajo.

Paso 3

4

Cuando la cebolla esté bien dorada, incorpora las salchichas con su jugo y el vino blanco.

Paso 4

5

Calienta a fuego fuerte y cuando rompa a hervir, tapa, baja a fuego suave y cocina 10-15 minutos.

Paso 5

6

¡Y listo! Ya puedes disfrutar de este gran clásico de salchichas al vino blanco en una de sus versiones más sabrosas.

Paso 6

Consejos y trucos

¿Hay que pinchar o cortar las salchichas para cocinarlas?

Este es uno de los errores más comunes y populares que cometemos al hacer salchichas frescas.

No debemos cortar nunca, ni hacerles agujeros, antes o mientras las cocinamos por una razón muy sencilla. Al hacerlo, solo conseguimos que pierdan jugo.

Las salchichas van a hacerse igualmente por dentro y, es más, incluso quedarán más jugosas al no romper su piel.

  • Entonces, ¿cómo hervir salchichas sin que revienten?

    Para evitar que revienten, un truco muy eficaz es meterlas en agua fría durante 5-10 minutos antes de cocinarlas. De esta manera, favorecemos que la piel se ablande y evitaremos que se rompa con el calor del fuego. 

Utensilios