Roscón de Reyes

Receta navideña


Cocinatis Cocinatis

6px
2h 45m


Prepara tu propio roscón de Reyes casero y disfruta de esta dulce tradición navideña.

Ingredientes

  • 75 mililitros de leche
  • 250 gramos de harina de fuerza
  • 12 gramos de levadura fresca de panadero
  • 2 huevos
  • 25 gramos de mantequilla
  • 25 gramos de azúcar
  • agua de azahar
  • 1 gramo de sal
  • ralladura de naranja
  • ralladura de limón
  • azúcar glas

Energía

243.0 kcal

12,15%

Proteína

6.0 g.

8,0%

Hidratos

40.0 g.

14,55%

Azúcares

11.0 g.

22,0%

Grasa total

6.0 g.

7,68%

Grasa saturada

3.0 g.

16,41%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

2.0 g.

4,55%

Colesterol

75.0 mg.

25,0%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

1.06 g.

21,2%

Sodio

0.0 g.

0,0%

Calcio

32.0 mg.

2,67%

Iodo

6.0 mcg.

4,0%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Leche

Leche

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Huevos

Huevos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Elaboración

En un bol añade la harina, sal, mantequilla, azúcar, el agua de azahar, la leche, un huevo, ralladura de limón, ralladura de naranja. Y mezcla con la batidora. SIn parar, añade la levadura y sigue batiendo.

Pon la masa en una superficie enharinada  y espolvoréala con un poco de harina. Amasa, deja reposar 5 minutos y vuelve a amasar, así varias veces. Una vez amasada la mezcla, dale forma de bola. Ponla en un bol y tapa con papel film, deja reposar una hora a temperatura ambiente, hasta que doble su tamaño.  

Destapa el bol y pon la bola en una superficie enharinada. Haz un agujero en el centro de la masa. Aplasta ligeramente y moldéala para darle forma de rosco

Pon el rosco en una bandeja con papel de horno y tapa con papel film. Deja fermentar hasta que triplique el volumen (1 hora aproximadamente). 

Retira el papel film y pinta la superficie del roscón con un huevo batido. 

Decora la superficie del roscón con las frutas confitadas.

Introduce la bandeja en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos hasta que se dore la superficie del rosco. 

Espolvorea con azúcar glas y sirve el roscón de Reyes

Paso a paso

Ingredientes

1

En un bol añade la harina, sal, mantequilla, azúcar, el agua de azahar, la leche, un huevo, ralladura de limón y la ralladura de naranja. Bate. Añade la levadura y sigue batiendo.

Paso 1

2

Pon la masa en una superficie enharinada  y espolvorea por encima harina. Amasa, deja reposar 5 minutos y vuelve a amasar, así varias veces. 

Paso 2

3

Dale forma de bola. Ponla en un bol y tapa con papel film. Deja reposar 1 hora a temperatura ambiente.  

Paso 3

4

Destapa el bol y pon la bola en una superficie enharinada. Haz un agujero en el centro de la masa. Aplasta ligeramente y moldéala para darle forma de rosco. 

Paso 4

5

Pon el rosco en una bandeja con papel de horno y tapa con papel film. Deja fermentar hasta que triplique el volumen (1 hora aproximadamente). 

Paso 5

6

Retira el papel film y pinta la superficie del roscón con un huevo batido. Decora la superficie del roscón con las frutas confitadas.

Paso 6

7

Introduce la bandeja en el horno precalentado a 180ºC durante 20 minutos hasta que se dore la superficie del rosco. Espolvorea con azúcar glas y sirve el roscón de Reyes. 

Paso 7

PRESENTACIÓN

Roscon de reyes- presentación

Consejos y trucos

Puedes partir el roscón por la mitad y poner diferentes rellenos como nata, crema pastelera, crema de chocolate o café.

Utensilios

Maridaje

Historia

Esta dulce tradición cristiana del día de Reyes tiene origen en la Antigua Roma, dónde, lejos de tener relación con los Reyes Magos, los romanos consumían lo que hoy es el roscón durante las fiestas de Saturnalia. Celebraban que los días comenzaban a alargarse y como costumbre repartían entre el pueblo y los esclavos tortas redondas de higos, dátiles o miel, en cuyo interior se escondía un haba. Aquel esclavo que encontrara el haba se nombraba 'Rey de Reyes', lo cual le colmaba de privilegios y comodidades durante un tiempo determinado. Hoy en día, se mantiene parte de esta tradición al nombrar Rey a aquel que encuentre la figura escondida.