Cómo hacer queso fresco

Receta fácil para hacer queso en casa



2px
7h 15m


2px
7h 15m


Os enseñamos a hacer el queso fresco en casa, una receta muy sencilla ideal para acompañar ensaladas, tostas y gofres o simplemente para disfrutar con membrillo. ¡Riquísimo!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 1 litro de leche
  • 300 mililitros de kéfir
  • miel (para acompañar)
  • nueces (para acompañar)

Energía

203.0 kcal

10,15%

Proteína

14.0 g.

18,67%

Hidratos

3.0 g.

1,09%

Azúcares

3.0 g.

6,0%

Grasa total

15.0 g.

19,19%

Grasa saturada

9.0 g.

49,22%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

4.0 g.

9,09%

Colesterol

15.0 mg.

5,0%

Fibra

0.0 g.

0,0%

Sal

0.92 g.

18,4%

Sodio

0.368 g.

18,4%

Calcio

191.0 mg.

15,92%

Iodo

5.0 mcg.

3,33%

Hierro

0.0 mg.

0.0-0.0%

Alérgenos

Leche

Leche

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Elaboración

Para hacer el queso, pon una cazuela al fuego y añade la leche. Calienta sin que llegue a hervir. Incorpora el kéfir y remueve. Cocina sin llegar a punto de ebullición hasta obtener una textura con grumos. Retira la cazuela del fuego y deja templar a temperatura ambiente.

Pasa la mezcla a un colador de tela y presiona fuerte con las manos para retirar el líquido sobrante.

Pon un trapo limpio sobre un colador y coloca el queso fresco encima. Envuelve el queso con el trapo y vuelve a presionar con fuerza para retirar el exceso de humedad. Deja reposar unas 6-7 horas a temperatura ambiente.

Desenvuelve suevemente para no romper el queso.

Sirve el queso fresco y acompáñalo con miel y nueces.

Paso a paso

Ingredientes

1

Pon una cazuela al fuego y añade la leche. Calienta sin que llegue a hervir. Incorpora el kéfir y remueve. Cocina sin llegar a punto de ebullición hasta obtener una textura con grumos. Retira y deja templar.

Paso 1

2

Pasa la mezcla a un colador de tela y presiona fuerte con las manos para retirar el líquido sobrante.

Paso 2

3

Envuelve el queso fresco con un trapo limpio y vuelve a presionar con fuerza para retirar el exceso de humedad.

Paso 3

4

Deja reposar unas 6-7 horas a temperatura ambiente.

Paso 4

5

Sirve el queso fresco y acompaña con miel y nueces.

Paso 5

Consejos y trucos

Después de colar la mezcla de queso y kéfir, puedes añadir una pizca de sal y perejil para conseguir un sabor salado.

Si no tienes un colador de tela, puedes utilizar un trozo de tela limpia.

Puedes aprovechar el líquido de la cocción para hacer creps. Para ello, solo debes susutituir la leche por el líquido del queso fresco.

El queso fresco es ideal para acompañar otras recetas como ensaladas, tostas, frutas…

Utensilios

Maridaje