Piruletas de queso frito con bechamel (que encantarán a los niños)

Un aperitivo perfecto para acompañar con membrillo.



5px
35m


5px
35m


¡Piruletas de queso frito! Un divertido aperitivo de queso con bechamel rebozado, que puedes acompañar de membrillo casero.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Para rebozar:

  • harina
  • huevo
  • pan rallado

Para la bechamel:

  • 500 mililitros de leche
  • 40 gramos de mantequilla
  • 40 gramos de nueces molida
  • 1 rama de perejil fresco
  • sal

Energía

571.0 kcal

28,55%

Proteína

28.0 g.

37,33%

Hidratos

39.0 g.

14,18%

Azúcares

0.0 g.

0,0%

Grasa total

33.0 g.

42,22%

Grasa saturada

18.0 g.

98,44%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

8.0 g.

18,18%

Colesterol

199.0 mg.

66,33%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

2.45 g.

49,0%

Sodio

0.979 g.

48,95%

Calcio

705.0 mg.

58,75%

Iodo

18.0 mcg.

12,0%

Hierro

2.0 mg.

20.0-11.11%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Elaboración

Retira la corteza al queso y córtalo en triángulos de un centímetro de grosor.

Para hacer las piruletas, clava un palillo largo en la punta de cada triángulo.

Pon un cazo al fuego y agrega la mantequilla. Cuando se funda, añade las nueces y cocina unos 30 segundos. Agrega la harina y remueve. Vierte la leche y una pizca de sal. Remueve con las varillas y cuando comience a espesarse, incorpora el perejil y mezcla.

Baña las piruletas de queso en la bechamel.

Da un par de vueltas para retirar el bechamel sobrante y colócalas sobre la bandeja de horno untada con mantequilla. Introduce en el horno precalentado a 100ºC durante 1 minuto para poder despegarlos de la bandeja.

Para rebozar las piruletas de queso pasa primero por harina después por huevo batido y finalmente por pan rallado.

Pon una sartén con abundante aceite al fuego y cuando esté caliente, introduce las piruletas. Fríe unos segundos y retira sobre papel absorbente.

Sirve las piruletas de queso frito y acompaña con membrillo casero.

Paso a paso

Ingredientes

1

Retira la corteza al queso y córtalo en triángulos de un centímetro de grosor. Para hacer las piruletas, clava un palillo largo en la punta de cada triángulo.

Paso 1

2

Pon un cazo al fuego y agrega la mantequilla. Cuando se funda, añade las nueces y cocina unos 30 segundos. Agrega la harina y remueve. Vierte la leche y una pizca de sal. Remueve con las varillas y cuando comience a espesarse, incorpora el perejil y mezcla.

Paso 2

3

Baña las piruletas de queso en la bechamel.

Paso 3

4

Coloca las piruletas de queso con bechamel sobre la bandeja de horno untada con mantequilla. Introduce en el horno precalentado a 100 grados centígrados durante 1 minuto para poder despegarlos de la bandeja.

Paso 4

5

Para rebozar las piruletas de queso pasa primero por harina.

Paso 5

6

Después de la harina, pasa las piruletas por huevo batido y finalmente por pan rallado.

Paso 6

7

Pon una sartén con abundante aceite al fuego y cuando esté caliente, introduce las piruletas. Fríe unos segundos y retira sobre papel absorbente.

Paso 7

8

Sirve las piruletas de queso idiazabal y acompaña con membrillo.

Consejos y trucos

Puedes hacer piruletas muy originales cortando el queso con moldes de formas distintas. Ten en cuenta que al clavar el palillo el queso puede rescabrajarse, por lo que el trozo de queso siempre ha de ser suficientemente ancho.

Puedes aprovechar la bechamel sobrante para hacer otras recetas de croquetas o para gratinar las verduras.