Pechugas de pollo rebozadas con salsa barbacoa

Crujientes pechugas de pollo para acompañar con salsa barbacoa casera



2px
25m


2px
25m


Reboza las pechugas de pollo con Crunchy Crumbs de Esgir para conseguir un irresistible resultado supercrujiente, perfecto para acompañar con salsa barbacoa y disfrutar de un sabroso plato ¡al que nos os podréis resistir!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Para la salsa barbacoa:

  • 1 cebolla
  • 2 cucharadas de vinagre de vino tinto
  • 2 cucharadas de azúcar moreno
  • 2 cucharadas de zumo de naranja
  • 2 cucharadas de salsa de soja (sin gluten)
  • 1 cucharada de aceite de girasol
  • 2 cucharadas de concentrado de tomate
  • 2 cucharadas de kétchup
  • 1 cucharada de mostaza Dijon
  • 1 cucharadita de pimentón picante
  • 1 diente de ajo

Alérgenos

Soja

Soja

Apio

Apio

Mostaza

Mostaza

Elaboración

Reboza las pechugas con el rebozado crujiente Crunchy Crumbs de Esgir y fríe en una sartén con aceite de girasol. Dora por ambos lados para conseguir un acabado crujiente. Retira sobre una fuente con papel absorbente.

Para hacer la salsa barbacoa, añade aceite en una sartén y cuando esté caliente, agrega la cebolla. Deja pochar a fuego suave removiendo de vez en cuando para evitar que se queme. Incorpora el ajo y cocina 30 segundos. Añade el azúcar moreno y cocina un par de minutos más sin dejar de remover, hasta fundir el azúcar y comience a caramelizarse. Agrega el ketchup, la mostaza, la salsa de soja (sin gluten), el vinagre, la mostaza de Dijon, el zumo de naranja y el pimentón picante. Mezcla todo y cocina unos 10 minutos a fuego suave desde que rompa a hervir, hasta que comience a espesarse.

Sirve las pechugas de pollo crujientes y acompáñalas con la irresistible salsa barbacoa casera.

Paso a paso

Ingredientes

1

Reboza las pechugas con el Rebozado crujiente Crunchy Crumbs.

Paso 1

2

Fríe en una sartén con aceite de girasol.

Paso 2

3

Para la salsa, pocha la cebolla picada y agrega el ajo. Funde el azúcar. Incorpora el ketchup, la mostaza, la salsa de soja (sin gluten), el vinagre, la mostaza de Dijon, el zumo de naranja y el pimentón picante. Mezcla y cocina 10 minutos a fuego suave.

Paso 3

4

Sirve las pechugas de pollo crujientes y acompáñalas con la irresistible salsa barbacoa casera.

Paso 4

Consejos y trucos

Una alternativa al pan rallado muy interesante son los rebozados con base de maíz de arroz. Absorben menos cantidad de aceite que el pan rallado tradicional y son un producto sin gluten, lactosa, ni huevo. Los resultados son más crujientes con un color dorado irresistible, perfectos para hacer nuggets, fingers de pollo, las clásicas croquetas y hacer del pescado rebozado un plato mucho más apetecible para los niños. (Ver más)

Os recomendamos que las pechugas sean finas para que el rebozado final sea irresistiblemente crujiente.

Tritura la salsa barbacoa para obtener una textura mucho más suave y sin grumos.

Utensilios