Pastel vasco relleno de mermelada de cerezas | Cocinatis

Pastel vasco con mermelada de cerezas, la receta tradicional

Cómo hacer pastel vasco

Pastel vasco con mermelada de cerezas, la receta tradicional


6px
1h 15m


6px
1h 15m


El pastel vasco es uno de los postres más populares de la tradición vascofrancesa al Norte de España. Con una masa muy especial, os enseñamos cómo hacer el pastel vasco relleno de mermelada de cerezas, ¡perfecta para disfrutar durante la temporada de esta fruta! 

¿Alguna vez habéis probado el pastel vasco? Tal vez os resulte más familiar su versión de pastel vasco relleno de crema pastelera, pero la verdad es que la primera receta que se conoce del postre era presentada con un relleno de frutas, normalmente, de higos, cerezas o moras. Hoy en día, la crema pastelera es su relleno más conocido, aunque también podemos ver pasteles vascos de frutas, mermeladas o ¡chocolate! 

La masa de este pastel es muy especial al parecerse más al de una galleta que a un bizcocho o masa similar. El resultado es insuperable en combinación con los distintos rellenos cremosos que suelen acompañarlo. 

Lo mejor es que es mucho más fácil de hacer de lo que parece, os lo aseguramos. La masa no necesita largos tiempos de amasado y una vez enfriada en la nevera, solo es darle forma para que contenga su dulce relleno. ¡Os sorprenderá lo sencillo que resulta hacer un pastel vasco! 

¿Preparados para descubrir cómo hacer este postre tradicional del País Vasco? Toma buena nota de los ingredientes y no te pierdas detalle del paso a paso para hacer el pastel vasco con mermelada de cerezas perfecto. ¡Queda buenísimo! 

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

Valor nutricional (*por ración)

Energía

339.0 kcal

16,95%

Proteína

5.0 g.

6,67%

Hidratos

49.0 g.

17,82%

Azúcares

31.0 g.

62,0%

Grasa total

14.0 g.

17,91%

Grasa saturada

8.0 g.

43,75%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

4.0 g.

9,09%

Colesterol

104.0 mg.

34,67%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

0.07 g.

1,4%

Sodio

0.027 g.

1,35%

Calcio

20.0 mg.

1,67%

Iodo

10.0 mcg.

6,67%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer este delicioso pastel vasco con mermelada cerezas, primero debemos preparar la masa. Para ello, comienza por separar la yema de la clara de uno de los huevos. Bate el otro huevo y añade a la yema la mitad de éste. Reserva la otra mitad del huevo batido para pintar el pastel.

En un bol grande, tamiza la harina y la levadura química.

En un vaso de batidora, añade la mantequilla en punto de pomada y el azúcar. Bate con una batidora de varillas unos 7 minutos. Incorpora la yema junto con el medio huevo batido (mejor en dos veces para integrarlo más fácilmente).

Agrega la mezcla a la harina y remueve con una lengua hasta obtener una masa homogénea. Enharina una superficie lisa y coloca la masa encima. Amasa, dale la forma de una bola y envuélvela en papel film. Deja reposar la masa del pastal vasco entre 30 y 60 minutos en el frigorífico, hasta que se endurezca.

Saca la masa del frigorífico, retira el plástico y colócala sobre una superficie enharinada. Extiende la masa con el rodillo hasta obtener un centímetro de grosor. Corta dos figuras redondas con la ayuda de un molde y retira la masa sobrante.

Extiende mermelada de cerezas sobre uno de los círculos y tapa con la otra porción de masa. Cierra los bordes presionando ligeramente con un tenedor para que no se salga la mermelada al cocinarlo. Por último, pinta la superficie con el huevo batido reservado ¡y al horno!

Introduce el pastel vasco con mermelada de cerezas en el horno precalentado a 180ºC unos 15 minutos. Saca del horno y deja templar.

Sirve el pastel vasco con mermelada de cerezas y disfruta de este postre vasco tradicional ¡hecho en casa!

Paso a paso

Ingredientes

1

Separa la yema de la clara de uno de los huevos. Bate el otro huevo y añade a la yema la mitad de este. Reserva la otra mitad del huevo batido. Tamiza la harina y la levadura.

Paso 1

2

Bate la mantequilla y el azúcar 7 minutos con la batidora de varillas. Incorpora la yema a la mantequilla. Agrega la mezcla a la harina y remueve hasta obtener una masa homogénea.

Paso 2

3

Amasa sobre una surperficie enharinada, dale forma de bola y envuélvela en papel film. Introduce en el frigorífico 30-60 minutos, hasta que se endurezca.

Paso 3

4

Extiende la masa con el rodillo hasta obtener un centímetro de grosor. Corta dos figuras redondas con un molde y retira la masa sobrante.

Paso 4

5

Añade mermelada sobre uno de los círculos y tapa con otro. Cierra los bordes presionando ligeramente con un tenedor.

Paso 5

6

Pinta la superficie con el huevo batido reservado. Introduce en el horno precalentado a 180 grados centígrados 15 minutos. Saca del horno y deja templar.

Paso 6

7

Sirve el pastel vasco con mermelada de cerezas y disfruta de este postre vasco tradicional ¡hecho en casa!

Paso 7

Consejos y trucos

¿Cómo conservar el pastel vasco?

Al ser una textura más parecida a las galletas de mantequilla que a los pasteles convencionales de interior de esponjoso bizcocho, solo tendremos que preocuparnos de cubrirlo correctamente

La mejor manera de conservar un pastel a temperatura ambiente es tapándolo por papel film, pero en este caso, os recomendamos que lo guardéis en un recipiente hermético

Y, si en lugar de este pastel vasco con mermelada, queréis conservar durante más tiempo el pastel vasco relleno de crema, ese sí, hacedlo en la nevera. Igualmente, utilizad un recipiente hermético y para disfrutarlo con todo su sabor, antes de consumir, lo mejor es que lo dejéis templar unos minutos fuera de la nevera.

Los mejores pasteles y tartas del País Vasco

Si os ha gustado este pastel vasco, estad muy atentos a nuestras siguientes propuestas, ¡porque os traemos los mejores postres vascos para hacer en casa! 

Comenzando por la más elegante de todas, la sagargala es un pastel muy especial con sabor a manzana y una textura esponjosa y ligera. Es mucho más sencilla de hacer de lo que parece y su resultado es tn vistoso que la convierte en el postre perfecto para sorprender en cualquier ocasión especial.  

Sagargala, tarta de manzana

La más famosa de todas, ¡la tarta de queso de La Viña! Sin complicaciones al no tener siquiera que batir, esta tarta parece cosa de magia al salir siempre irresistiblemente cremosa. ¡Nunca falla! 

Tarta de queso de la Viña

El postre más dulce y especial, la goxua es una combinación deliciosa de bizcocho, merengue y una crema parecida a la crema catalana. ¡No habrá quién se resista! 

Goxua, postre vasco

Y entre todos los postres, el más sencillo y de mayor éxito, ¡descubrimos la pantxineta! Un pastel que triunfa en una combinación de hojaldre y crema pastelera. Decorada con almendras laminadas y azúcar glas, ¡está riquísima! 

Pantxineta

Utensilios

Historia

El pastel vasco, también conocido como biskotxapastiza, encuentra su origen en la región vascofrancesa de Lapurdi. 

Se caracteriza principalmente por su masa de pasta de harina, manteca y huevos que suele rellenarse por crema pastelera, principalmente. Sin embargo, también es muy común disfrutarla con otros rellenos de frutas o, incluso, crema de chocolate. 

De hecho, su origen en el siglo XVIII se da relleno de frutas como higos, moras o cerezas de temporada, como hemos utilizado en nuestra receta. 

No es hasta el siglo XIX que se empezó a rellenar el pastel vasco con la crema pastelera, siendo hoy en día la versión más conocida y popular.