Panacota o panna cotta con salsa de cerezas

La panna cotta es un postre frío típico de la cocina italiana



4px
5h 30m


4px
5h 30m


Date un capricho con una panacota con salsa de cerezas, un postre frío muy fácil de preparar.

La panacota o panna cotta es un postre de origen italiano, en concreto de la región de Piamonte. Este dulce se elabora con nata, leche, azúcar y gelificantes. Se presenta en raciones individuales que recuerdan a un flan, aunque su sabor es más lácteo y su textura parecida a la de la gelatina.

La panacota se suele acompañar con mermelada de frutos rojos, aunque en esta ocasión hemos optado por decorarla con salsa de cerezas, una fruta de temporada con la que combina a la perfección. Las cerezas aportan su característico sabor dulce a la panacota.

El gelificante que se utiliza habitualmente para cuajar la panacota es la gelatina, aunque si prefieres utilizar un sustituto que no sea de origen animal, te recomendamos que pruebes con agar agar, como hemos hecho en esta receta de flan vegano de chocolate.

Puedes preparar diferentes versiones de panacota añadiendo ingredientes de tu gusto a la mezcla, como chocolate, café, extracto de vainilla o incluso hacer una panacota de turrón.

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

  • 250 mililitros de nata
  • 125 mililitros de leche
  • 60 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de extracto de vainilla
  • 4 hojas de gelatina neutra

Para la salsa de cerezas:

Energía

367.0 kcal

18,35%

Proteína

3.0 g.

4,0%

Hidratos

40.0 g.

14,55%

Azúcares

36.0 g.

72,0%

Grasa total

22.0 g.

28,15%

Grasa saturada

14.0 g.

76,56%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

7.0 g.

15,91%

Colesterol

57.0 mg.

19,0%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

0.09 g.

1,8%

Sodio

0.037 g.

1,85%

Calcio

98.0 mg.

8,17%

Iodo

7.0 mcg.

4,67%

Hierro

0.0 mg.

0.0-0.0%

Alérgenos

Leche

Leche

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Preparar la panacota:

En primer lugar, introduce las hojas de gelatina neutra en un recipiente con agua y deja reposar 3-4 minutos, hasta que se hidraten y se ablanden.

Mientras tanto, pon un cazo al fuego y añade la nata, la leche y el azúcar. Remueve con unas varillas y cuando rompa a hervir, retira el cazo del fuego.

Agrega el extracto de vainilla, mezcla todo y deja templar a temperatura ambiente unos 5 minutos.

Escurre la gelatina y añádela al cazo. Remueve hasta disolver la gelatina.

A continuación, reparte la mezcla de la panacota en moldes individuales. Introduce los moldes en el frigorífico durante 5-6 horas.

Preparar la salsa de cerezas:

Para preparar la salsa de cerezas, lava las cerezas y retírales los huesos.

Pon un cazo al fuego y añade las cerezas y el azúcar. Cubre con agua y deja que se cocine unos 10-15 minutos, removiendo de vez en cuando, hasta que se deshagan las cerezas.

Tritura las cerezas con la batidora hasta obtener una textura suave sin grumos. Cuela las cerezas para que quede una salsa fina y pásala a un bol.

Por otro lado, pon un poco de agua en un recipiente, añade la maicena y remueve hasta que quede disuelta.

Añade la mezcla de maicena al bol de la salsa de cerezas y remueve. Vierte todo al cazo y pon de nuevo al fuego. Remueve y deja que se cocine hasta que rompa a hervir. Retira el cazo del fuego y deja que se enfríe antes de servir.

Servir la panacota con salsa de cerezas:

Para desmoldar fácilmente las panacotas, calienta un bol con agua en el microondas y después introduce la base de los moldes en el agua caliente. De este modo, se ablandan los bordes. Desmolda las panacotas con cuidado de no romperlas.

Sirve la panacota y añade por encima la salsa de cerezas. Decora con una cereza y unas hojas de menta.

Paso a paso

Ingredientes

1

Introduce las gelatina neutra en un recipiente con agua y deja reposar 3-4 minutos, hasta que las láminas se hidraten. 

Paso 1

2

Pon un cazo al fuego y añade la nata, la leche y el azúcar. Remueve con unas varillas y cuando rompa a hervir retira del fuego. Agrega el extracto de vainilla, mezcla y deja templar a temperatura ambiente unos 5 minutos. Escurre la gelatina y añádela al cazo. Remueve hasta disolver la gelatina.

Paso 2

3

Vierte la mezcla en unos moldes de metal.  

Paso 3

4

Introduce los moldes en el frigorífico durante 5-6 horas.

Paso 4

5

Calienta un bol de agua en el microondas. Introduce la base de los moldes en el agua caliente para ablandar los bordes y desmóldalos con cuidado de no romperlos.

Paso 5

6

Para la salsa, pon un cazo al fuego, añade las cerezas lavadas y sin hueso y el azúcar. Cubre con agua, remueve y deja cocinar unos 10-15 minutos. Pasa las cerezas a un vaso de batidora y tritura, pasa por un colador, añade la levadura, el agua, la mezcla de cerezas y vuelve a remover. Pon un cazo al fuego y agrega la salsa, remueve y deja hervir. Retira del fuego y deja enfriar.

Paso 6

7

EMPLATADO:
Sirve la panacotta en plato llano con salsa de cerezas y decora con una cereza y hojita de menta.

Paso 7

Consejos y trucos

Si quieres reducir la cantidad de azúcar en la panacota, puedes añadir sólo 40 gramos, pero no menos para que no pierda todo el sabor.

Si no tienes moldes específicos para la panacota, puedes utilizar vasos u otro recipiente. En caso de utilizar moldes de silicona, puedes meterlos al congelador para luego desmoldar sin dificultades y que la panacota quede con la forma perfecta.

Si la mezcla de cerezas para la coulis queda demasiado espesa, puedes aligerarla con un poco de agua.

Cómo hacer panacota vegana

Si quieres preparar este postre en versión vegana, solo tienes que sustituir la leche y la nata por una vegetal (de almendras, soja, arroz, avena...) y la gelatina por 2 gramos de agar agar. 

¿Cuánto tiempo aguanta la panacota?

Puedes servir la panacota inmediatamente (después de enfriarla) o conservarla en el frigorífico. Te recomendamos tapar el molde con papel film transparente para que no absorba olores de otros alimentos. De esta forma, aguantará en perfectas condiciones unos 3-4 días.

Salsa de cerezas

La salsa de esta receta es ideal para acompañar diferentes tipos de postres o para rellenar pasteles y panecillos dulces. También es perfecta para untar en pan y servir en el desayuno.

Utensilios