Nuggets de calabacín y queso (fáciles y sabrosos) | Cocinatis

Nuggets de calabacín y queso (receta vegetariana fácil)

Receta de nuggets de calabacín

Nuggets de calabacín y queso (receta vegetariana fácil)


6px
50m


6px
50m


Si os encantan las recetas de calabacín, ¡estos nuggets de calabacín y queso os sorprenderán! 

Con un resultado extra jugoso, os enseñamos cómo preparar el calabacín para hacer unos deliciosos nuggets vegetarianos que, estamos seguros, ¡gustarán a toda la familia!

Podéis acompañarlos con cualquier tipo de salsa y añadir tantos ingredientes extra y especias como queráis a la masa. Seguro que a los más pequeños de la casa les encanta y es que, se trata de una receta para niños ideal para animarles a comer más verdura. 

Durante la receta, os dejamos con varios consejos y trucos para que os salgan siempre perfectos. Desde cómo evitar el exceso de humedad y mantengan la forma al freírlos, a qué ingredientes añadir para potenciar su sabor. 

¡No os lo perdáis! Si os gusta innovar en la cocina, estos nuggets son perfectos para dar un aire nuevo y divertido a la hora de la cena. Y si os gustan, seguro que las croquetas de calabacín, las tortitas de calabacín o el calabacín crujiente al horno os conquistarán. 

También podéis preparar los nuggets de pollo tradicionales 100% caseros u otra versión vegetariana de ¡nuggets de tofu! Con un marinado muy especial de mostaza y soja. ¡Quedan riquísimos! 

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Valor nutricional (*por ración)

Energía

645.0 kcal

32,25%

Proteína

18.0 g.

24,0%

Hidratos

46.0 g.

16,73%

Azúcares

6.0 g.

12,0%

Grasa total

43.0 g.

55,01%

Grasa saturada

11.0 g.

60,16%

Grasa polininsat.

20.0 g.

181,82%

Grasa monoinsat.

10.0 g.

22,73%

Colesterol

91.0 mg.

30,33%

Fibra

4.0 g.

13,33%

Sal

2.22 g.

44,4%

Sodio

0.886 g.

44,3%

Calcio

272.0 mg.

22,67%

Iodo

5.0 mcg.

3,33%

Hierro

2.0 mg.

20.0-11.11%

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer estos originales nuggets de calabacín, comienza por pelar los calabacines. Rállalos con un rallador ancho o rallador para calabacín

  • Os recomendamos que el rallador sea ancho para que el calabacín no pierda tanto volumen, pero si solo tenéis estrecho, ¡no so preocupéis! Porque os quedarán igual de ricos.

Coloca el calabacín rallado sobre un colador y añade sal (no añadas mucha sal al calabacin porque éste absorbe mucho su sabor). Deja reposar unos 20 minutos para que suelte el agua. Dale una vuelta pasados 15 minutos para asegurarnos que suelte el mayor exceso de líquido posible.

Mezcla el calabacín con el queso y el huevo batido (1 huevo). Añade también el ajo y la cebolla bien picados. Pasa el pan de molde por la picadora (trocéalo finamente en su defecto) y añádelo al calabacín. Agrega pimienta negra al gusto a la mezcla y remueve muy bien para integrar todos los ingredientes.

  • En este punto podéis añadir tantos ingredientes extra como gustéis. Ya sea otras hortalizas como berenjena rallada, otro tipo de queso como el de cabra para intensificar su sabor o un toque diferente e incluso picante con todo tipo de especias.

Coge pequeñas porciones de la masa y haz bolitas para aplastarlas ligeramente y darles la forma tradicional de los nuggets.

Para robozar los nuggets de calabacín, primero pásalos por la harina, luego el huevo y por último, por el pan rallado, en este orden. Para que quede perfecto y el queso no se escape al freírlos, os recomendamos hacer un doble rebozado. Es decir, una vez hemos pasado por los tres ingredientes, volvemos a pasar los nuggets por el huevo y el pan rallado una segunda vez. ¡Así también quedarán más crujientes todavía!

  • Si os gusta que los nuggets queden extra crujientes, os recomendamos sustituir el pan rallado, por el panko japonés. ¡Veréis que diferencia!

Fríe los nuggets en abundante aceite caliente hasta que queden bien dorados por ambos lados. Retira de la sartén sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa ¡y listo!

Sirve los nuggets de calabacín y queso y disfruta de una receta vegetariana original y diferente ¡que gustará a toda la familia!

Paso a paso

Ingredientes

1

Pela los calabacines y rállalos.

Paso 1

2

Coloca el calabacín sobre un colador y añade sal. Deja reposar 20 minutos (dale una vuelta pasados 15 minutos).

Paso 2

3

Mezcla el calabacín con el queso y el huevo batido. Añade el ajo y la cebolla bien picados.

Paso 3

4

Pasa el pan de molde por la picadora y añádelo al calabacín. Agrega pimienta negra al gusto y mezcla.

Paso 4

5

Coge pequeñas porciones de la masa y dales la forma de los nuggets. Pásalos por la harina, el huevo y el pan rallado, en este orden. Vuelve a pasar por el huevo y el pan rallado una segunda vez.

Paso 5

6

Fríe los nuggets en abundante aceite caliente. Retira de la sartén sobre papel absorbente ¡y listo!

Paso 6

7

Sirve los nuggets de calabacín y queso y disfruta de una receta vegetariana original y diferente ¡que gustará a toda la familia!

Paso 7

Consejos y trucos

Trucos para hacer los mejores nuggets de calabacín 

Cuidad estos tres pasos y conseguiréis unos nuggets de calabacín ¡insuperables! 

  • Potencia su sabor. 

Para potenciar el sabor de tus nuggets puedes añadir alguna especia arómatica, como el orégano.

Otra opción es añadir salsa de ajo y perejil al rebozado. ¡Veréis cómo realza el sabor del calabacín! 

También podéis añadir ingredientes extra a la masa, como se añade el pollo en los nuggets de pollo y calabacín, o innovar añadiendo berenjena o atún, por ejemplo. 

  • Masa consistente. 

Es importante que la masa tenga una textura adecuada.

Si queda poco consistente para darles forma, añade más pan de molde o pan rallado a la mezcla. Hazlo poco a poco, mezclando bien antes de agregar más para que no quede demasiado seca. 

Normalmente cuando se añade cebolla natural (que suelta líquido) a la masa de los nuggets, es mejor añadir mínimo 4 rebanadas a la receta. Y en caso de utilizar cebolla en polvo, con 2-3 rebanadas de pan sería suficiente. 

  • Doble rebozado. 

Para contener bien el relleno lo mejor es preparar un buen rebozado.

Para ello, lo pasaremos una primera vez por la harina, el huevo y el pan rallado y una segunda, por el huevo y el pan rallado. 

De esta manera, quedará un rebozado de nuggets algo más grueso y crujiente, que os aseguramos, queda mucho más rico y compensado con el relleno. 

Con qué acompañar los nuggets de calabacín

El sabor del calabacín es suave y sabroso, por lo que combinarlo con salsas muy diferentes en fácil. Estos nuggets de calabacín van genial con grandes clásicos como las salsa alioli o la salsa brava o con combinacones algo más originales con la salsa tzatziki griega o la salsa blanca del kebab

Si no habéis añadido especias a los nuggets caseros, os recomendamos probarlos con salsa chimichurri. Una receta argentina muy especial con el intenso sabor de las especias. 

Y si sois amantes del contraste de sabores, ¡vinagreta de mostaza y miel! Ese toque dulce de la miel queda buenísimo con los nuggets de calabacín. 

Utensilios