Mermelada de melocotón y manzana (sin azúcar)

Una conserva casera muy fácil de hacer con fruta de temporada, miel y limón



3px
55m


3px
55m


Prepara una original mermelada de melocotón y manzana con esta sencilla receta en la que prescindimos del azúcar para sustituirla por miel. Aprovechamos la fruta de temporada y la conservamos de manera muy sencilla para poder disfrutarla en cualquier momento para desayunar o merendar. ¡Deliciosa!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 4 melocotones
  • 3 cucharadas de miel
  • 1/2 limón
  • 1/2 manzana
  • 3 láminas de gelatina neutra
  • menta fresca (para decorar)

Energía

137.0 kcal

6,85%

Proteína

1.0 g.

1,33%

Hidratos

33.0 g.

12,0%

Azúcares

32.0 g.

64,0%

Grasa total

0.0 g.

0,0%

Grasa saturada

0.0 g.

0,0%

Grasa polininsat.

0.0 g.

0,0%

Grasa monoinsat.

0.0 g.

0,0%

Colesterol

0.0 mg.

0,0%

Fibra

5.0 g.

16,67%

Sal

0.01 g.

0,2%

Sodio

0.005 g.

0,25%

Calcio

16.0 mg.

1,33%

Iodo

10.0 mcg.

6,67%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Elaboración

Pela y corta en dados los melocotones y media manzana. Exprime el medio limón.

Pon un cazo al fuego y añade el melocotón, la manzana, la miel y el zumo de limón. Remueve. Cuando rompa a hervir, baja a fuego suave y deja cocinar durante 30 minutos, hasta que la fruta se deshaga.

Introduce las láminas de gelatina en agua y deja hidratar durante 10 minutos. Deja templar la mermelada unos 10-15 minutos e incorpora la gelatina escurrida. Remueve hasta que la gelatina se disuelva.

Pasa la mermelada a un tarro hermético para conservarla durante más tiempo.

Sirve la mermelada de melocotón con unas tostas de pan y decora con unas hojitas de menta fresca.

Paso a paso

Ingredientes

1

Pela y corta en dados los melocotones y la manzana. Exprime el limón.

Paso 1

2

Pon un cazo al fuego y añade el melocotón, la manzana, la miel y el zumo de limón. Remueve. Cuando rompa a hervir, baja a fuego suave y deja cocinar 30 minutos.

Paso 2

3

Hidrata la gelatina 10 minutos en agua. Deja templar la mermelada e incorpora la gelatina escurrida. Remueve hasta disolver la gelatina.

Paso 3

4

Pasa la mermelada a un tarro hermético.

Paso 4

5

Sirve la mermelada de melocotón con unas tostas de pan y decora con unas hojitas de menta fresca.

Paso 5

Consejos y trucos

Si prefieres una textura más suave sin grumos, puedes pasar la mermelada por la batidora.

Esteriliza los tarros y haz conservas caseras para que la mermelada se conserve durante mucho más tiempo en buen estado.

(Ver más)

Para hacer este tipo de recetas que incluyen gelatina entre sus ingredientes aptas también para dietas vegetarianas, puedes sustituir este ingrediente por agar-agar, un gelificante natural proveniente de las algas rojas. 

(Ver más)

Utensilios