Mermelada de melocotón y manzana (sin azúcar)

Una conserva casera muy fácil de hacer con fruta de temporada, miel y limón



3px
55m


3px
55m


Prepara una original mermelada de melocotón y manzana con esta sencilla receta en la que prescindimos del azúcar para sustituirla por miel. Aprovechamos la fruta de temporada y la conservamos de manera muy sencilla para poder disfrutarla en cualquier momento para desayunar o merendar. ¡Deliciosa!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 4 melocotones
  • 3 cucharadas de miel
  • 1/2 limón
  • 1/2 manzana
  • 3 láminas de gelatina neutra
  • menta fresca (para decorar)

Energía

137.0 kcal

6,85%

Proteína

1.0 g.

1,33%

Hidratos

33.0 g.

12,0%

Azúcares

32.0 g.

64,0%

Grasa total

0.0 g.

0,0%

Grasa saturada

0.0 g.

0,0%

Grasa polininsat.

0.0 g.

0,0%

Grasa monoinsat.

0.0 g.

0,0%

Colesterol

0.0 mg.

0,0%

Fibra

5.0 g.

16,67%

Sal

0.01 g.

0,2%

Sodio

0.005 g.

0,25%

Calcio

16.0 mg.

1,33%

Iodo

10.0 mcg.

6,67%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Elaboración

Pela y corta en dados los melocotones y media manzana. Exprime el medio limón.

Pon un cazo al fuego y añade el melocotón, la manzana, la miel y el zumo de limón. Remueve. Cuando rompa a hervir, baja a fuego suave y deja cocinar durante 30 minutos, hasta que la fruta se deshaga.

Introduce las láminas de gelatina en agua y deja hidratar durante 10 minutos. Deja templar la mermelada unos 10-15 minutos e incorpora la gelatina escurrida. Remueve hasta que la gelatina se disuelva.

Pasa la mermelada a un tarro hermético para conservarla durante más tiempo.

Sirve la mermelada de melocotón con unas tostas de pan y decora con unas hojitas de menta fresca.

Paso a paso

Ingredientes

1

Pela y corta en dados los melocotones y la manzana. Exprime el limón.

Paso 1

2

Pon un cazo al fuego y añade el melocotón, la manzana, la miel y el zumo de limón. Remueve. Cuando rompa a hervir, baja a fuego suave y deja cocinar 30 minutos.

Paso 2

3

Hidrata la gelatina 10 minutos en agua. Deja templar la mermelada e incorpora la gelatina escurrida. Remueve hasta disolver la gelatina.

Paso 3

4

Pasa la mermelada a un tarro hermético.

Paso 4

5

Sirve la mermelada de melocotón con unas tostas de pan y decora con unas hojitas de menta fresca.

Paso 5

Consejos y trucos

SI prefieres una textura más suave sin grumos, puedes pasar la mermelada por la batidora.

Esteriliza los tarros y haz conservas caseras para que la mermelada se conserve durante mucho más tiempo en buen estado. (Ver más)

Utensilios