Mejillones con nata, ¡la salsa más fácil y sabrosa! | Cocinatis

Mejillones con nata, una receta fácil y deliciosa para salir de la rutina

Receta de mejillones con nata a la francesa

Mejillones con nata, una receta fácil y deliciosa para salir de la rutina


2px
20m


2px
20m


Riquísimos cocinados al vapor, rellenos y rebozados, con salsa marinera... ¡los mejillones son un acierto seguro! Y para demostrar lo que os decimos, no os podéis perder cómo preparar unos mejillones con nata con esta receta tan fácil y sabrosa. 

Inspirada en los clásicos mejillones con nata a la francesa, os presentamos una versión más simple de la misma con un resultado igualmente sabroso. Tan sencillos de hacer que solo nos llevará unos 20 minutos, se trata de un plato ideal para sorprender con un entrante original o disfrutar cualquier día de la semana acompañado por patatas, arroz o verduras

Si os gustan los mejillones al vapor o los mejillones a la marinera, os aseguramos que esta receta de mejillones en salsa os encantará. Y si lo que buscáis es preparar algo diferente, siempre podéis probar con los mejillones tigre rellenos de bechamel, mejillones y verduras o nuestro original ceviche de mejillones al que añadimos un toque picante irresistible. 

¡Descubre lo fácil que son de hacer los mejillones con nata y déjate sorprender por un plato diferente!

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

  • 500 gramos de mejillones
  • 400 mililitros de nata para cocinar
  • 200 mililitros de vino blanco
  • 20 gramos de mantequilla
  • 1 diente de ajo
  • 1 ramillete perejil fresco
  • 1 ramillete tomillo

Valor nutricional (*por ración)

Energía

757.0 kcal

37,85%

Proteína

35.0 g.

46,67%

Hidratos

14.0 g.

5,09%

Azúcares

9.0 g.

18,0%

Grasa total

53.0 g.

67,8%

Grasa saturada

32.0 g.

175,0%

Grasa polininsat.

3.0 g.

27,27%

Grasa monoinsat.

15.0 g.

34,09%

Colesterol

413.0 mg.

137,67%

Fibra

0.0 g.

0,0%

Sal

2.05 g.

41,0%

Sodio

0.821 g.

41,05%

Calcio

400.0 mg.

33,33%

Iodo

110.0 mcg.

73,33%

Hierro

12.0 mg.

120.0-66.67%

Alérgenos

Leche

Leche

Dióxido de azufre y sulfitos

Dióxido de azufre y sulfitos

Moluscos

Moluscos

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer mejillones con nata lo primero que debemos hacer es limpiar los mejillones. Una vez listos, ¡comienza a preparar la salsa!

Pela el diente de ajo y rómpelo con el canto del cuchillo. Reserva parte del perejil para añadirlo entero a la cazuela y pica el resto.

Añade a una cazuela al fuego un poco de aceite y la mantequilla. Una vez fundida la mantequilla, incorpora el diente de ajo. Dóralo ligeramente antes de añadir el perejil sin picar y el tomillo. Calienta unos segundos para mezclar los sabores y agrega entonces el vino blanco y los mejillones.

  • También podéis pochar cebolla o puerro para darle más sabor a la salsa. 

Tapa la cazuela y cocina a fuego fuerte hasta abrir los mejillones. Esto suele tomar entre 5 y 7 minutos, tiempo durante el cual os recomendamos removerlos una vez, pasados los primeros 3 minutos de cocción.

  • En caso de utilizar mejillones previamente cocidos, pon la tapa y cocina unos 2 minutos para evaporar el alcohol del vino blanco.

Una vez estén los mejillones listos, vierte la nata líquida y espolvorea el perejil picado por encima. Calienta un par de minutos más para integrar todos los sabores ¡y listo!

Sirve los mejillones con nata y sorprende a todos con un plato diferente lleno de sabor. ¡Fácil y delicioso!

Con que acompañar los mejillones con nata

Esta receta de mejillones es perfecta para acompañar por arroz blanco, unas patatas al horno o fritas o si queréis una guarnición más ligera, tenéis que probarlos con espárragos trigueros a la plancha. ¡Queda muy rico!

Resulta una receta perfecta para servir como entrante de una comida copiosa u alguna ocasión especial como Navidad. En tal caso, no os olvidéis de acompañar los mejillones con nata con un buen vino blanco o champán, ¡veréis cómo potencia su sabor!

Paso a paso

Ingredientes

1

Pela y rompe el diente de ajo. Reserva parte del perejil y pica el resto.

Paso 1

2

Funde la mantequilla en una cazuela amplia. Incorpora el ajo y dóralo. Añade el perejil sin picar y el tomillo. Calienta unos segundos.

Paso 2

3

Agrega el vino blanco y los mejillones. Tapa y cocina a fuego fuerte hasta abrir los mejillones.

Paso 3

4

Vierte la nata y espolvorea el perejil picado. Calienta un par de minutos ¡y listo!

Paso 4

5

Sirve los mejillones con nata y sorprende a todos con un plato diferente lleno de sabor. ¡Fácil y delicioso!

Paso 5

Consejos y trucos

Cómo limpiar los mejillones 

Al tratarse de un alimento vivo, debemos tener especial precaución de no consumir los mejillones más allá de dos días después de su captura y si no vamos a cocinarlos en el día de su compra, guardarlos siempre en el frigorífico

Como primer paso, retiraremos todos aquellos mejillones que tengan la concha rota y se vea su carne. 

Una vez realizada esta revisión inicial, pasamos a limpiarlos. Elimina las barbas y crustáceos que puedan tener adheridos los mejillones. 

  • Hay quienes prefieren limpiar completamente la concha antes de cocinarlos, pero realmente con retirar las impurezas que os comentamos, suficiente.

    De hecho, no hace falta eliminar hasta el último crustáceo, ya que no alterarán el resultado final. 

Para eliminar estos elementos, nos ayudaremos de un cuchillo y lo haremos siempre bajo el agua del grifo. Rasca los crustáceos de las conchas y tira de las barbas ayudándote del canto del cuchillo para soltarlas de los mejillones. 

¡Y listos para hacer estos mejillones con nata o cualquier receta! 

¿Qué propiedades tienen los mejillones?

Los mejillones son un alimento muy nutritivo e hipocalórico con muchos beneficios interesantes para nuestra salud. Como base, se trata de un marisco rico en proteínas y bajo en calorías con un aporte de tan solo 86 calorías por cada 100 gramos de mejillones. 

Entre sus otros beneficios destacamos: 

  • Ricos en vitamina A, vitaminas del grupo B, vitamina C, D, E y K. 

  • Alto contenido en omega-3. Se trata del marisco con mayor contenido de ácidos grasos omega-3, lo que lo aporta propiedades antiinflamatorias

    85 gramos de mejillones al vapor nos aportan más de 700 mg de ácidos grasos omega-3. 

  • Alto contenido en aminoácidos y minerales como calcio, sodio, yodo, zinc, potasio, magnesio y fósforo. 

Utensilios