Medallones de carne de conejo con salsa romesco | Cocinatis

Medallones de carne de conejo a la plancha con salsa romesco y patatas adobadas ¡Irresistible!

Una sabrosa receta de carne de conejo a la plancha que acompañamos con una deliciosa salsa romesco casera y patatas asadas

Medallones de carne de conejo a la plancha con salsa romesco y patatas adobadas ¡Irresistible!


4px
1h 30m


4px
1h 30m


Descubre cómo hacer medallones de carne de conejo a la plancha para acompañar con una irresistible salsa romesco y unas sabrosas patatas adobadas al horno. ¿Os podréis resistir? 

La carne de conejo es un tipo de carne saludable y muy nutritiva, ideal para incluir en prácticamente cualquier tipo de dietas. Su alto contenido de proteínas y su baja aporte de grasas la hacen perfecta para deportistas. También resulta ideal para llevar en túper al trabajo o universidad o, simplemente, para salir de la monotonía de las carnes de siempre.

En esta receta, ¡aprovechamos uno de los nuevos y fáciles formatos de carne de conejo! Os enseñamos a hacer los medallones a la plancha, pero os aseguramos que con los muslos de conejo o con medio conejo troceado, el resultado es igual de rico. 

Acompañado de una salsa romesco casera con base de tomate, avellanas, ajo y vinagre de Jerez potenciamos el sabor de la carne para disfrutarla en una de sus mejores versiones. Además, acompañada por unas ricas patatas asadas adobadas con tomillo y aceite, nos queda un plato ¡insuperable! 

No lo dudéis más y descubrid con nosotros qué ingredientes se esconden tras esta famosa salsa y todo lo que necesitaremos para macerar la carne. ¡Es muy fácil! Os encantará esta receta. 

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

Para hacer las patatas adobadas al horno:

  • 8 patatas baby
  • 1 cucharada de pimienta negra molida
  • 1 cucharada de ajo en polvo
  • aceite de oliva virgen extra

Para hacer la salsa romesco:

  • 2 tomates maduros
  • 1 cebolla grande
  • 4 dientes de ajo
  • 2 rebanadas de pan tostado
  • 100 gramos de avellanas tostadas
  • 2 cucharadas de vinagre de jerez
  • 75 gramos de aceite de oliva virgen extra
  • sal

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Cereales

Cereales

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer estos sabrosos medallones con salsa romesco y patatas, comienza por preparar estas últimas.

Corta las patatas por la mitad y prepara su adobo mezclando en un bol la pimienta negra, el ajo en polvo y el aceite de oliva. Incorpora las patatas al bol y remueve muy bien para que queden bien impregnadas por el aceite. Una vez listas, extiende las patatas en una fuente apta para horno y añádeles sal.

En otra fuente o bandeja de horno, prepara los tomates, la cebolla y los dientes de ajo (sin pelar). Agrégales por encima sal y un chorro de aceite.

Introduce ambas fuentes en el horno precalentado a 180ºC. Cocina las patatas durante 30 minutos y los ingredientes restantantes unos 40 minutos.

Mientras tanto, pasa los medallones de carne de conejo a un bol y agrega también el tomillo, el vino de Jerez y el aceite de oliva. Mezcla muy bien para que la carne quede cubierta por la mezcla y deja que macere durante mínimo 1 hora.

Una vez estén hechos los ingredientes del horno, pasa a preparar la salsa romesco. Pela los dientes de ajo, la cebolla y los tomates. En una trituradora, agrega el tomate, la cebolla, los dientes de ajo, la carne de las ñoras, el pan tostado, las avellanas tostadas, una pizca de sal, un chorrito de vinagre de Jerez y aceite de oliva virgen extra. Tritura todo hasta conseguir la textura deseada.

Engrasa una plancha con un poco de aceite y cocina los medallones por todos los lados añadiéndoles una pizca de sal. ¡Y listo!

Sirve los medallones de carne de conejo a la plancha y acompáñalos con la salsa romesco y las patatas adobadas al horno. ¡Un plato lleno de sabor muy fácil de preparar!

Paso a paso

Ingredientes

1

Corta las patatas por la mitad. Mezcla en un bol la pimienta negra, el ajo en polvo y el aceite de oliva. Incorpora las patatas y remueve. Extiéndelas en una fuente apta para horno y añade sal.

Paso 1

2

En otra fuente, extiende los tomates, la cebolla y los dientes de ajo. Agrega sal y aceite.

Paso 2

3

Introduce ambos en el horno precalentado a 180 grados centígrados. Cocina las patatas 30 minutos y los ingredientes restastantes 40 minutos.

Paso 3

4

Pasa los medallones de carne de conejo a un bol y mézclalos con el tomillo, el vino de Jerez y el aceite de oliva. Deja macerar 1 hora.

Paso 4

5

Pela los dientes de ajo, la cebolla y los tomates asados. En una trituradora, agrega el tomate, la cebolla, los dientes de ajo, la carne de las ñoras, el pan tostado, las avellanas, sal, vinagre de Jerez y aceite. Tritura todo.

Paso 5

6

Dora los medallones por todos los lados en una plancha o sartén añadiéndoles una pizca de sal. ¡Y listo!

Paso 6

7

Sirve los medallones de carne de conejo a la plancha y acompáñalos con la salsa romesco y las patatas adobadas al horno. ¡Un plato lleno de sabor muy fácil de preparar!

Paso 7

Consejos y trucos

 

¿Cómo evitar que la carne de conejo quede seca? 

Un truco muy sencillo es enharinarlo antes de cocinarlo para que mantenga todo el jugo de la salsa o el adobo.

Es un recurso muy útil sobre todo cuando lo preparamos guisado o, como en esta ocasión, a la plancha. 

Propiedades de la carne de conejo:

Los beneficios que nos ofrece esta carne sabrosa y saludable son muchos: 

  • Bajo contenido en grasa y alto aporte de proteínas (131 kcal/100 gr)
  • Una fuente muy interesante de fósforoselenio y de potasio.
  • Baja en sodio. Perfecta para hipertensos y dietas de adelgazamiento

    Es más, al incorporar muchas de sus recetas especias y hierbas aromáticas, podemos prescindir de añadir sal en su preparación. 

Un tipo de carne sostenible

La carne de conejo es el secreto número uno de la dieta mediterránea, pero no es el único, ¡hay muchos más!

Porque garantizar una carne europea de calidad, segura y respetuosa con el medioambiente, cuidar del planeta mientras te cuidas y apoyar al medio rural y a la España vaciada ¡también es dieta mediterránea!

Una carne fácil de hacer, saludable y muy ligera. Su modelo de producción europeo es 100% estricto y nos ofrece la máxima garantía de calidad desde la granja hasta la mesa, seguridad alimentaria, respeto animal y sostenibilidad del producto. 

(Ver más)

Utensilios