Leche frita, la receta tradicional con un resultado cremoso e irresistible

Un dulce popular de la gastronomía española con base de leche frita rebozada con azúcar y canela



5px
1h


5px
1h


La leche frita es uno de los postres más tradicionales y populares de la gastronomía española. Típica en fechas como Semana Santa y Carnavales, se trata de un postre único queos aseguramos no tiene igual.

Se trata de una preparación muy especial en la que se prapara una base de leche infusionada con canela y limón y harina para rebozarla y freírla.

Perfecta para servir caliente o en frío, tradicionalmente se acompaña por una deliciosa capa de azúcar y canela. Una de las combinaciones más clásicas en estas fechas que podemos disfrutar en otros potres tradicionales como son las torrijas.  

Un irresistible postre de textura cremosa ¡que no os podéis perder!

 

Tiempo de elaboración: 60 minutos 

Tiempo de reposo: De un día para otro. Se trata de un postre para hacer con entelación, ya que la masa antes de freírla debe reposar mínimo de un día para otro en el frigorífico, ¡pero el resultado merece la pena! ;)

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Energía

469.0 kcal

23,45%

Proteína

8.0 g.

10,67%

Hidratos

44.0 g.

16,0%

Azúcares

27.0 g.

54,0%

Grasa total

29.0 g.

37,1%

Grasa saturada

6.0 g.

32,81%

Grasa polininsat.

14.0 g.

127,27%

Grasa monoinsat.

8.0 g.

18,18%

Colesterol

228.0 mg.

76,0%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

0.173 g.

3,46%

Sodio

0.069 g.

3,45%

Calcio

148.0 mg.

12,33%

Iodo

28.0 mcg.

18,67%

Hierro

2.0 mg.

20.0-11.11%

Alérgenos

Leche

Leche

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Huevos

Huevos

Elaboración

Separa las yemas de las claras y reserva las yemas. Añade en un bol las yemas y el azúcar. Bate con las varillas.

Agrega en otro bol un poco de leche y la harina de maíz refinada. Mezcla bien.

Añade a una cazuela al fuego la leche, la rama de canela y tres tiras de piel de limón. Calienta hasta punto de ebullición y retira del fuego. Deja infusionar unos 10 minutos.

Agrega en un bol la mezcla de harina y la de las yemas. Remueve con las varillas. Cuela la leche infusionada sobre el bol y retira la piel del limón y la rama de canela. Mezcla bien.

Pon una cazuela al fuego y añade la mezcla de leche. Calienta sin dejar de remover hasta que espese. Retira del fuego.

Engrasa una fuente con mantequilla y extiende la mezcla de leche encima dejando alrededor de un dedo de grosor. Tapa con papel film, tocando la masa, y deja enfriar.

Introduce en el frigorífico de un día para otro.

Saca la leche de la fuente, retira los bordes irregulares y corta la masa en trozos rectangulares.

Para el rebozado, mezcla el azúcar y la canela. Bate el huevo. Pasa la leche por la harina y el huevo batido, en ese orden.

Pon una sartén al fuego con abundante aceite y cuando esté caliente, fríe la leche por ambos lados. Retira sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa y sin dejar que se enfríen, reboza con la mezcla de azúcar y canela.

Sirve la leche frita fría o caliente y disfruta de un dulce tradicional.

Paso a paso

Ingredientes

1

Añade en un bol las tres yemas y el azúcar. Bate. Agrega en otro bol un poco de leche y la harina de maíz refinada. Mezcla. Añade a una cazuela la leche, la canela y piel de limón. Calienta hasta punto de ebullición y retira del fuego. Deja infusionar 10 minutos.

Paso 1

2

Añade en un bol la mezcla de harina y la de yemas. Remueve. Cuela la leche infusionada sobre el bol y mezcla.

Paso 2

3

Pon una cazuela al fuego y añade la mezcla. Calienta sin dejar de remover hasta que espese.

Paso 3

4

Engrasa una fuente con mantequilla y extiende la mezcla. Tapa con papel film y deja enfriar. Introduce en el frigorífico de un día para otro.

Paso 4

5

Retira los bordes irregulares y corta la masa en trozos rectangulares.

Paso 5

6

Pasa la leche por la harina y el huevo batido. Pon una sartén al fuego con abundante aceite y fríe la leche. Retira sobre papel absorbente y sin dejar que se enfríen, reboza con la mezcla de azúcar y canela.

Paso 6

7

Sirve la leche frita fría o caliente y disfruta de un dulce tradicional casero.

Paso 7

Consejos y trucos

¿Cómo aligerar una masa demasiado espesa? 

Conseguir el punto a la masa la primera vez que la preparamos puede ser un poco complicado, ¡pero no te preocupes! 

  • Demasiado espesa: Lo más común es que nos quede demasiado espesa al cocinarla demasiado tiempo, pero corregirla es muy sencillo. Añade un poco más de leche ¡y listo!

    Hazlo poco a poco, mezclando hasta integrar bien la leche que hayas añadido antes de añadir más.

  • Demasiado líquida: Por el contrario si te queda demasiado líquida, corregirla es incluso más fácil. 

    Agrega un poco más de harina, en pequeñas porciones, e intégrala bien en la masa antes de añadir más. Incorpora tanta harina como veas necesario.