Leche frita, la receta tradicional

Un dulce popular de la gastronomía española con base de leche frita rebozada con azúcar y canela.



5px
1h


5px
1h


La leche frita es uno de los postres tradicionales de la gastronomía española. Os enseñamos cómo hacer este dulce con base de leche y harina rebozada y frita. Un irresistible postre de textura cremosa con el toque inconfundible de la canela.

Tiempo de elaboración: 60 minutos.

Tiempo de reposo:
Dejamos reposar de un día para otro.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Energía

469.0 kcal

23,45%

Proteína

8.0 g.

10,67%

Hidratos

44.0 g.

16,0%

Azúcares

27.0 g.

54,0%

Grasa total

29.0 g.

37,1%

Grasa saturada

6.0 g.

32,81%

Grasa polininsat.

14.0 g.

127,27%

Grasa monoinsat.

8.0 g.

18,18%

Colesterol

228.0 mg.

76,0%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

0.173 g.

3,46%

Sodio

0.069 g.

3,45%

Calcio

148.0 mg.

12,33%

Iodo

28.0 mcg.

18,67%

Hierro

2.0 mg.

20.0-11.11%

Alérgenos

Leche

Leche

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Huevos

Huevos

Elaboración

Separa las yemas de las claras y reserva las yemas. Añade en un bol las yemas y el azúcar. Bate con las varillas.

Agrega en otro bol un poco de leche y la harina de maíz refinada. Mezcla bien.

Añade a una cazuela al fuego la leche, la rama de canela y tres tiras de piel de limón. Calienta hasta punto de ebullición y retira del fuego. Deja infusionar unos 10 minutos.

Agrega en un bol la mezcla de harina y la de las yemas. Remueve con las varillas. Cuela la leche infusionada sobre el bol y retira la piel del limón y la rama de canela. Mezcla bien.

Pon una cazuela al fuego y añade la mezcla de leche. Calienta sin dejar de remover hasta que espese. Retira del fuego.

Engrasa una fuente con mantequilla y extiende la mezcla de leche encima dejando alrededor de un dedo de grosor. Tapa con papel film, tocando la masa, y deja enfriar.

Introduce en el frigorífico de un día para otro.

Saca la leche de la fuente, retira los bordes irregulares y corta la masa en trozos rectangulares.

Para el rebozado, mezcla el azúcar y la canela. Bate el huevo. Pasa la leche por la harina y el huevo batido, en ese orden.

Pon una sartén al fuego con abundante aceite y cuando esté caliente, fríe la leche por ambos lados. Retira sobre papel absorbente para quitar el exceso de grasa y sin dejar que se enfríen, reboza con la mezcla de azúcar y canela.

Sirve la leche frita fría o caliente y disfruta de un dulce tradicional.

Paso a paso

Ingredientes

1

Añade en un bol las tres yemas y el azúcar. Bate. Agrega en otro bol un poco de leche y la harina de maíz refinada. Mezcla. Añade a una cazuela la leche, la canela y piel de limón. Calienta hasta punto de ebullición y retira del fuego. Deja infusionar 10 minutos.

Paso 1

2

Añade en un bol la mezcla de harina y la de yemas. Remueve. Cuela la leche infusionada sobre el bol y mezcla.

Paso 2

3

Pon una cazuela al fuego y añade la mezcla. Calienta sin dejar de remover hasta que espese.

Paso 3

4

Engrasa una fuente con mantequilla y extiende la mezcla. Tapa con papel film y deja enfriar. Introduce en el frigorífico de un día para otro.

Paso 4

5

Retira los bordes irregulares y corta la masa en trozos rectangulares.

Paso 5

6

Pasa la leche por la harina y el huevo batido. Pon una sartén al fuego con abundante aceite y fríe la leche. Retira sobre papel absorbente y sin dejar que se enfríen, reboza con la mezcla de azúcar y canela.

Paso 6

7

Sirve la leche frita fría o caliente y disfruta de un dulce tradicional casero.

Paso 7

Consejos y trucos

Añade un poco más de leche a la cazuela si la masa se espesa demasiado.