Kétchup casero saludable (sin azúcar) ¡Muy fácil! | Cocinatis

Kétchup casero saludable (sin azúcar)

Cómo hacer kétchup casero fácil

Kétchup casero saludable (sin azúcar)


10px
1h 50m


10px
1h 50m


Si os encanta el sabor del kétchup para acompañar vuestros platos favoritos, guardad esta receta ¡porque os enseñamos cómo se hacer vuestro propio kétchup casero

¿Alguna vez os habéis preguntado qué ingredientes se esconden tras esta popular salsa? ¡Os sorprenderá lo sencilla que es de hacer! Como base siempre utilizaremos tomate maduro, una buena cantidad que acompañaremos con cebolla y pimiento verde. Una vez listo, el sabor único de esta salsa se esconde en la combinación de las especias

Un poquito de pimentón (dulce o picante, ¡a vuestro gusto!), un poco de pimienta negra, ajo, vinagre... ¡y hasta ingredientes que seguro que os sorprenden como la canela! En esta versión aprovechamos a hacer la salsa kétchup casera sin azúcar, mucho más sana y ligera que las comerciales. 

Lo mejor de este tipo de recetas es que podemos controlar exactamente todos los ingredientes que la componen y evitar así todos los aditivos y conservantes poco saludables para nuestra salud. ¡Seguro que a los más pequeños les encanta!

Baja en calorías, colesterol y azúcar, descubre qué ingredientes se esconden tras esta famosa salsa y cómo hacer tu propio kétchup casero, ¡paso a paso! 

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

  • 1 kilo de tomates maduros
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde
  • 1 diente de ajo
  • 70 mililitros de vinagre de vino blanco
  • 1/2 cucharadita de sal fina
  • 1/2 cucharadita de pimentón dulce o picante
  • 1/2 cucharadita de mostaza
  • 1/2 cucharadita de canela molida
  • 1/2 cucharadita de pimienta negra molida
  • 1/2 cucharadita de clavo molido

Valor nutricional (*por ración)

Energía

26.0 kcal

1,3%

Proteína

1.0 g.

1,33%

Hidratos

5.0 g.

1,82%

Azúcares

5.0 g.

10,0%

Grasa total

0.0 g.

0,0%

Grasa saturada

0.0 g.

0,0%

Grasa polininsat.

0.0 g.

0,0%

Grasa monoinsat.

0.0 g.

0,0%

Colesterol

0.0 mg.

0,0%

Fibra

2.0 g.

6,67%

Sal

0.51 g.

10,2%

Sodio

0.205 g.

10,25%

Calcio

17.0 mg.

1,42%

Iodo

2.0 mcg.

1,33%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Mostaza

Mostaza

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer un kétchup casero de diez, primero vamos a preparar todos los ingredientes.

Retira el tallo a los tomates y trocéalos para cocerlos. Pela y corta el diente de ajo en cuatro. Pela la cebolla, pícala y resérvala junto con el resto de los ingredientes. Corta los extremos al pimiento verde y retirale las pepitas y los nervios blancos para evitar el ardor de estómago. Corta el pimiento en cuadrados y reserva.

Una vez listos todos los ingredientes del kétchup, ¡prepara la cazuela que toca cocinarlos!

Pon una cazuela al fuego y agrega el tomate, el ajo, la cebolla y el pimiento verde. Pon la tapa y deja cocer a fuego suave unos 40 minutos removiendo de vez en cuando para evitar que se queme.

Destapa la cazuela, remueve y apaga el fuego. Tritura los ingredientes cocidos con la batidora de mano.

Incorpora el vinagre blanco, la mostaza, la pimienta negra molida, la sal, la canela, el clavo y el pimentón dulce.

  • También puedes añadir un toque picante sustituyendo el pimentón dulce por pimentón picante o incluso añadiendo unas gotitas de tabasco o un poco de guindilla o canela.

Vuelve a encender el fuego y regula la potencia a suave. Remueve con una cuchara de madera. Deja reducir una hora la salsa removiendo de vez en cuando.

Sirve esta salsa kétchup casera y sorprende a todos con la popular salsa ¡hecha por vosotros mismos! Queda buenísima, os lo aseguramos.

Paso a paso

Ingredientes

1

Trocea los tomates, el diente de ajo, la cebolla y el pimiento verde.

Paso 1

2

Agrega en una cazuela el tomate, el ajo, la cebolla y el pimiento verde. Pon la tapa y deja cocer a fuego suave 40 minutos removiendo de vez en cuando.

Paso 2

3

Destapa la cazuela, remueve y apaga el fuego. Tritura los ingredientes cocidos con la batidora.

Paso 3

4

Incorpora el vinagre blanco, la mostaza, la pimienta negra molida, la sal, la canela, el clavo y el pimentón dulce.

Paso 4

5

Mezcla y deja reducir a fuego suave una hora removiendo de vez en cuando.

Paso 5

6

Sirve esta salsa kétchup casera y sorprende a todos con la popular salsa ¡hecha por vosotros mismos! Queda buenísima, os lo aseguramos.

Paso 6

Consejos y trucos

Cómo hacer kétchup o cátsup casero sin grumos

Para conseguir una textura más suave parecida a los kétchup comerciales puedes pasar la salsa por un colador una vez triturada. 

De esta manera, podremos retirar fácilmente los grumos y restos de las verduras que no hayamos podido triturar completamente con la batidora de mano. ¡Así de sencillo!

Con qué acompañar la salsa de kétchup casera

La salsa kétchup es perfecta para acompañar prácticamente cualquier tipo de plato. Combina especialmente bien con la carne y las patatas fritas.

Es todo un clásico en las hamburguesas, aunque tambien resulta perfecto para darle un toque de sabor extra a recetas tan originales como las tortitas de calabacín.

Si sois amantes de las patatas, os recomendamos probar este ketchup saludable junto con las patatas deluxe al horno, ¡mucho más sanas que las patatas fritas convencionales! 

Utensilios

Historia

Origen del kétchup

Os sorprenderá saber que el kétchup, tan arraigado a la comida rápida estadounidense, en realidad encuentra su origen en China, durante el siglo XVII. 

Es en la década de 1690 cuando en china se crea una salsa picante para acompañar los carnes y pescados. La llamaron ketsiap, que con los años evolucionaría hasta convertirse en 1748 en el kétchup que hoy todos conocemos.

Esta evolución se da tras el descubrimiento de la salsa por parte de los marinos ingleses, que pronto se aficionaron a ella tras conocerla en el archipiélago malayo a principios del siglo XVIII. 

En aquel entonces, la receta se elaboraba con pepinos, setas y nueces y no es hasta principios del siglo XIX, que no se incluye el ingrediente más característico de esta salsa: el tomate