Hamburguesa de carne picada y champiñones, ¡una receta extra jugosa con pan de hamburguesa, bacon y queso!

Una hamburguesa realmente sabrosa con champiñones, irresistible queso fundido y esponjoso pan Brioche



1px
30m


1px
30m


¿Eres fan de las hamburguesas? ¡Esta receta te encantará! 

Os proponemos hacer una irresistible hamburguesa casera con base de carne picada de ternera a la que añadimos también champiñones. Una manera muy sencilla de potenciar su sabor y que os animamos a que personalicéis a vuestro gusto agregando ingredientes como albahaca, bacon o queso. La excusa perfecta para disfrutar de una receta diferente cada vez. 

En combinación con el queso cheddar que fundimos en la sartén junto con el toque de la salsa inglesa worcestershire, el crujiente bacon y la esponjosidad del pan Burger Brioche de Dulcesol ¡el resultado es insuperable!

Si sois de los que les encanta comer una buena hamburguesa para cenar, en fin de semana o cuando más os apetezca, no podéis perderos esta receta que tendremos lista en menos de 30 minutos.

Nosotros os damos la base para prepararla en una de sus mejores versiones, ¡ahora os toca a vosotros! Dadle vuestro toque personal y no dejéis de disfrutarla con el pan Brioche para que os quede siempre insuperable.  

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 200 gramos de carne picada de ternera
  • 30 gramos de champiñones
  • 1 huevo
  • 1 chalota
  • 1 diente de ajo
  • pan rallado (para añadir consistencia)

Para montar la hamburguesa:

Alérgenos

Huevos

Huevos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Soja

Soja

Leche

Leche

Elaboración

Pica los champiñones, el diente de ajo y la chalota finamente.

En una sartén al fuego añade un poco de aceite y cuando esté caliente, sofríe la chalota durante medio minuto. Es importante remover mucho, ya que al estar tan finamente cortado es fácil que se queme. Añade los champiñones y el diente de ajo y sofríe otro par de minutos. Retira del fuego y reserva para hacer la hamburguesa.

Para preparar la mezcla de carne, añade en un bol los champiñones, la carne picada de ternera y el huevo. Mezcla muy bien con las manos hasta que todos los ingredientes queden completamente integrados. Si consideras que la mezcla necesita consistencia, añade un poco de pan rallado, según veas conveniente hasta obtener la textura deseada.

Dale forma a la mezcla de carne y fríela en una sartén a fuego medio alto, unos 3 minutos por cada lado. Si observas que suelta demasiado humo, baja la potencia del fuego para asegurar que se haga por dentro sin caramelizarse demasiado por fuera. Retira la hamburguesa y en la misma sartén, dora las lonchas de bacon.

Para montar la hamburguesa, coloca sobre el pan Burger Brioche Dulcesol la hamburguesa de ternera y champiñones. Añade las lonchas de bacon encima y reparte los tomates Cherry en rodajas, los pepinillos troceados y la cebolla crujiente sobre éste.

Para preparar el queso, ralla sobre una sartén el queso cheddar y fúndelo junto con la salsa worcestershire. Mezcla bien ambos ingredientes y en la misma sartén, coloca la tapa encima y recoge todo el queso con ella. Colócala sobre la hamburguesa ¡y listo!

Os recomendamos que la disfrutéis recién hecha, con el queso recién fundido queda insuperable.

Paso a paso

Ingredientes

1

Sofríe la chalota en una sartén alrededor de medio minuto. Añade los champiñones y el diente de ajo y sofríe otro par de minutos. Retira del fuego y deja templar.

Paso 1

2

Para preparar la mezcla de carne, añade en un bol los champiñones, la carne picada y el huevo. Mezcla muy bien con las manos hasta integrar todos los ingredientes. Añade un poco de pan rallado para darle más consistencia.

Paso 2

3

Dale forma a la mezcla de carne y fríela en una sartén a fuego medio alto unos 3 minutos por cada lado. Retira la hamburguesa y en la misma sartén, dora las lonchas de bacon.

Paso 3

4

Para montar la hamburguesa, coloca sobre el pan Burger Brioche Dulcesol la hamburguesa, las lonchas de bacon, los tomates Cherry, los pepinillos y la cebolla crujiente.

Paso 4

5

Ralla sobre una sartén el queso cheddar y fúndelo junto con la salsa worcestershire. Mezcla y recoge todo el queso con la tapa de pan. Colócala sobre la hamburguesa ¡y listo!

Paso 5

6

Sirve la hamburguesa recién hecha y disfruta de esta irresistible combinación ingredientes.

Paso 6

Consejos y trucos

¡Haz una hamburguesa casera perfecta! 

Hacer una hamburguesa en casa es muy sencillo y es resultado siempre será irresistible si cuidamos los siguientes aspectos: 

  • La carne: Saca la carne al menos media hora antes de la nevera para que se atempere antes de mezclarla con los demás ingredientes. 

  • Potencia el sabor de la carne: La mezcla más común de carne picada suele ir acompañada por perejil, ajo y cebolla, pero os recomendamos que vayáis un paso más allá. 

    Podéis potenciar el sabor de la hamburguesa añadiendo ingredientes como albahaca, queso (parmesano, manchego o cualquiera de sabor más fuerte) e incluso bacon o champiñones como hemos hecho nosotros.

    ¡La diferencia será notable y mucho más jugosa!

  • Mezcla con las manos: Es importante amasar la carne con las manos con el objetivo de que se integren bien todos los ingredientes. Así nos aseguramos de desmenuzar bien la carne y que quede la masa perfecta. 

  • El punto de la carne: Os recomendamos hacer la hamburguesa siempre a fuego medio alto, ya sea para cocinarla poco, en su punto o muy hecha.

    Sin embargo, si observas que suelta demasiado humo caramelizándose por fuera sin llegar a hacerse por dentro, baja el fuego y deja cocinar en un poco más de tiempo. 

Utensilios

Historia

La hamburguesa se ha convertido en uno de los platos más populares llegando a estar presente en casi todas las culturas alrededor del mundo.

Sujeta hoy en día a una inmensa cantidad de variantes, la receta original del siglo XIX se basaba simplemente en la carne picada en forma de filete recogida entre dos panes.

Además, no es hasta el siglo XX, con la llegada del concepto de 'fast food', cuando la hamburguesa gana la popularidad con la que cuenta hoy en día, habiéndose convertido en uno de los iconos gastronómicos irrefutables de los Estados Unidos.