Garbanzos con espinacas y bacalao (potaje de vigilia)

Sabrosa receta de legumbres con verduras y pescado muy fácil de hacer



2px
30m


2px
30m


Los garbanzos con espinacas y bacalao, también conocidos como potaje de vigilia, es un plato tradicional en España del viernes de Cuaresma. Una sabrosa receta de legumbres muy completa al contener el bacalao como fuente de proteínas.

A pesar de tratarse de una receta muy popular de Semana Santa, este plato es perfecto para servir bien caliete durane los fríos días de otoño e invierno. No os perdáis esta receta de elaboración sencilla ¡y el sabor de la cocina tradicional! 

 

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 250 gramos de garbanzos cocidos
  • 180 gramos de bacalao desalado desmigado
  • 150 gramos de espinacas
  • 1 diente de ajo
  • 1 cebolleta
  • 1 cucharada de harina
  • 50 mililitros de vino blanco
  • 1 huevo cocido
  • aceite de oliva
  • sal
  • perejil picado (para decorar)

Energía

489.0 kcal

24,45%

Proteína

41.0 g.

54,67%

Hidratos

38.0 g.

13,82%

Azúcares

7.0 g.

14,0%

Grasa total

17.0 g.

21,75%

Grasa saturada

3.0 g.

16,41%

Grasa polininsat.

4.0 g.

36,36%

Grasa monoinsat.

9.0 g.

20,45%

Colesterol

135.0 mg.

45,0%

Fibra

16.0 g.

53,33%

Sal

7.22 g.

144,4%

Sodio

2.889 g.

144,45%

Calcio

160.0 mg.

13,33%

Iodo

60.0 mcg.

40,0%

Hierro

6.0 mg.

60.0-33.33%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Dióxido de azufre y sulfitos

Dióxido de azufre y sulfitos

Huevos

Huevos

Elaboración

Retira el tallo de las espinacas y corta las hojas en juliana. Pela la cebolleta y el diente de ajo y pica ambos finamente. Pela el huevo cocido y corta en cuartos.

Pon un cazuela baja al fuego y agrega aceite. Cuando esté caliente, incorpora la cebolleta y el ajo picados. Fríe un par de minutos y cuando comience a ablandarse la cebolleta, agrega las espinacas. Cocina un par de minutos sin dejar de remover para evitar que se quemen las espinacas.

Incorpora la harina y remueve. Vierte el vino blanco y cocina un par de minutos para evaporar el alcohol. Agrega el caldo y cocina 3-4 minutos para que espese un poco la salsa. A

ñade los garbanzos cocidos, mezcla y cuece unos 2 minutos. Añade el bacalao y una pizca de sal. Remueve y cocina un par de minutos más.

Sirve los garbanzos con bacalao, espolvorea perejil picado por encima y coloca el huevo cocido encima.

Paso a paso

Ingredientes

1

Retira el tallo de las espinacas y corta las hojas en juliana. Pela la cebolleta y el diente de ajo y pica ambos finamente. Pela el huevo cocido y corta en cuartos.

Paso 1

2

Pon un cazuela baja al fuego y agrega aceite. Cuando esté caliente, incorpora la cebolleta y el ajo picados. Fríe un par de minutos.

Paso 2

3

Cuando comience a ablandarse la cebolleta, agrega las espinacas. Cocina un par de minutos sin dejar de remover para evitar que se quemen las espinacas.

Paso 3

4

Incorpora la harina y remueve. Vierte el vino blanco y cocina un par de minutos para evaporar el alcohol. Agrega el caldo y cocina 3-4 minutos para que espese un poco la salsa.

Paso 4

5

Añade los garbanzos cocidos, mezcla y cuece unos 2 minutos.

Paso 5

6

Añade el bacalao y una pizca de sal. Remueve y cocina un par de minutos más.

Paso 6

7

Sirve los garbanzos con bacalao, espolvorea perejil picado por encima y coloca el huevo cocido encima.

Paso 7

Consejos y trucos

Puedes aprovechar los garbanzos de bote para hacer este potaje, así el proceso será mucho más rápido que en caso de tener que cocer también los garbanzos.

Utensilios

Historia

Tradicionalmente el potaje de vigilia era uno de los platos servidos durante el viernes de Cuaresma en España. Se venían consumiendo los clásicos garbanzos con bacalao por su alto contenido proteínico, ya que durante la Cuaresma no es tradición consumir carne. Hoy en día, este potaje es uno de los platos más populares de la gastronomía de Semana Santa, siendo las espinacas y el bacalao los ingredientes más arraigados a la celebración.