Croquetas líquidas de roquefort | Cocinatis

Croquetas líquidas de roquefort

Receta de croquetas para los amantes del queso

Croquetas líquidas de roquefort


4px
45m


4px
45m


Prepara unas croquetas líquidas con una bechamel ligera de queso roquefort y camembert.

Autor: Cocinatis

Vídeo receta

Ingredientes

  • 40 gramos de harina
  • 70 gramos de nata líquida
  • 50 gramos de mantequilla
  • 50 gramos de queso roquefort
  • 50 gramos de queso camembert
  • 8 gramos de gelatina neutra

Valor nutricional (*por ración)

Energía

233.0 kcal

11,65%

Proteína

5.0 g.

6,67%

Hidratos

11.0 g.

4,0%

Azúcares

1.0 g.

2,0%

Grasa total

19.0 g.

24,31%

Grasa saturada

7.0 g.

38,28%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

10.0 g.

22,73%

Colesterol

25.0 mg.

8,33%

Fibra

0.0 g.

0,0%

Sal

0.37 g.

7,4%

Sodio

0.152 g.

7,6%

Calcio

46.0 mg.

3,83%

Iodo

2.0 mcg.

1,33%

Hierro

0.0 mg.

0.0-0.0%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Pon las hojas de gelatina a remojo en un poco de agua para que se hidraten.

Para hacer la masa de las croquetas: pon la mantequilla en una cazuela a fuego lento y deja que se funda. Añade la harina y deja que se cocine mientras remueves, hasta que esté ligeramente dorada y no queden grumos. Añade el caldo poco a poco y mezcla bien.

Añade la nata líquida, el queso camembert sin corteza y el queso roquefort y mezcla hasta que queden integrados.

Agrega la gelatina y sigue removiendo.

Vierte la masa de las croquetas sobre una fuente grande y deja enfriar.

Cuando la masa de las croquetas esté fría y se haya endurecido, córtala en cuadrados.

Reboza las croquetas en harina, huevo batido y pan rallado.

Fríe las croquetas en abundante aceite y deja escurrir sobre un plato con papel absorbente para retirar el exceso de aceite.

Sirve las croquetas líquidas de roquefort.

Paso a paso

Ingredientes

1

Prepara la bechamel con el queso.

Paso 1

2

Vierte la masa de las croquetas sobre una fuente grande y deja enfriar.

Paso 2

3

Cuando la masa de las croquetas esté fría y se haya endurecido, córtala en cuadrados.

Paso 3

4

Reboza las croquetas en harina, huevo batido y pan rallado.

Paso 4

5

Fríe las croquetas en abundante aceite y deja escurrir sobre un plato con papel absorbente.

Paso 5

6

Sirve las croquetas líquidas de roquefort.

Paso 6

Consejos y trucos

Estas croquetas se pueden servir como aperitivo o entrante o como segundo plato. También son perfectas para la cena acompañadas de una ensalada.

Una vez que has dado forma de croqueta a la masa (antes de freír), se pueden congelar. Así las tendrás listas en cualquier momento.