Croque de jamón serrano, bechamel y queso cheddar, ¡un espectacular sándwich francés gratinado al horno!

Una receta francesa en la que preparamos un sándwich diferente con jamón serrano, bechamel casera e irresistible queso fundido



2px
30m


2px
30m


El croque-Monsieur de origen francés es un sándwich elaborado con pan de molde, jamón cocido y queso, normalmente gratinado al horno tras añadirle una capa de queso emmental o gruyer por encima. El resultado es siempre espectacular y es que, ¿quién puede resistirse a un sándwich así?

Nosotros le damos un toque diferente y os proponemos esta original versión del croque más tradicional en el que acompañamos el pan de molde blanco de Dulcesol con irresistible bechamel casera y jamón serrano. Todo ello cubierto por una deliciosa capa de queso cheddar que gratinamos al horno para que no haya quién se le resista. 

Hacerlo es realmente sencillo y aunque lleve algo más de tiempo que los clásicos sándwiches mixtos que todos conocemos, ¡os aseguramos que merece completamente la pena! Perfecto para una cena informal y compartir con amigos y familia. Les encantará a los más peques y conquistará a los adultos, ¡todos querrán repetir!

Si estáis buscando un aperitivo o receta diferente, no os podéis perder este espectacular sándwich que seguro que se convertirá en uno de vuestros grandes favoritos.

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

Para hacer la bechamel:

  • 100 mililitros de leche
  • 1 cucharada de harina
  • 1 cucharada de mantequilla
  • nuez moscada
  • sal

Energía

619.0 kcal

30,95%

Proteína

23.0 g.

30,67%

Hidratos

37.0 g.

13,45%

Azúcares

5.0 g.

10,0%

Grasa total

38.0 g.

48,61%

Grasa saturada

21.0 g.

114,84%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

12.0 g.

27,27%

Colesterol

112.0 mg.

37,33%

Fibra

3.0 g.

10,0%

Sal

3.29 g.

65,8%

Sodio

1.316 g.

65,8%

Calcio

460.0 mg.

38,33%

Iodo

34.0 mcg.

22,67%

Hierro

3.0 mg.

30.0-16.67%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer la bechamel:

Funde la mantequilla en una sartén pequeña. Añade la harina y cocina un par de minutos sin dejar de remover. Vierte la leche poco a poco, en pequeñas porciones, sin dejar de remover e integrando todos los ingredientes antes de añadir un poco más de leche.

Sigue removiendo hasta obtener una textura suave y sin grumos. Añade un poquito de sal (teniendo en cuenta que el jamón serrano del sándwich ya es salado) y ralla nuez moscada al gusto para potenciar su sabor. Mezcla bien y retira del fuego.

Para montar el croque:

Añade una capa de bechamel sobre las cuatro rebanadas de pan de molde blanco Dulcesol. Agrega un par de lonchas de jamón serrano sobre dos de las rebanadas y tapa ambas con las rebanadas restantes.

Añade otra capa fina de bechamel sobre las tapas de los sándwiches y esparce por encima el queso cheddar rallado. ¡Podéis utilizar el queso para fundir que más os guste!

 

Gratina los croques en el horno precalentado a 210ºC unos 10 minutos ¡y listo!

Sirve los croques de jamón serrano gratinados al horno calientes y disfruta de esta espectacular receta que estamos seguros, ¡que os conquistará y querréis repetir!

Paso a paso

Ingredientes

1

Para hacer la bechamel:

Funde la mantequilla en una sartén, añade la harina y cocina 2 minutos sin dejar de remover. Vierte la leche poco a poco sin dejar de remover. Sigue removiendo hasta obtener una textura suave y sin grumos. Agrega sal y ralla nuez moscada al gusto.

Paso 1

2

Para montar el croque:

Añade una capa de bechamel sobre las cuatro rebanadas de pan de molde blanco Dulcesol.

Paso 2

3

Agrega un par de lonchas de jamón sobre dos de las rebanadas y tapa ambas con las rebanadas restantes.

Paso 3

4

Unta otra capa fina de bechamel sobre las tapas de los croques y añade por encima el queso rallado cheddar. Gratina en el horno precalentado a 210 grados centígrados unos 10 minutos.

Paso 4

5

Sirve los croques de jamón serrano gratinados al horno calientes y disfruta de esta espectacular receta que gustará a toda la familia.

Paso 5

Consejos y trucos

Los mejores quesos para hacer croques y gratinar en el horno: 

Originalmente los croques se elaboraban con queso emmental o gruyer, dos muy buenas opciones para conseguir un resultado irresistible. 

Sin embargo, quesos como la mozzarella que solemos ver en platos como la pizza, son también una estupenda opción para este tipo de elaboraciones. 

Nosotros utilizamos el popular queso cheddar, un queso de sabor suave y muy popular en las hamburguesas, ya que es muy sencillo de fundir y combina a la perfección con otros ingredientes de sabor más fuerte. 

Los croques más conocidos

Con más de un siglo de historia, son dos tipos de croque los más conocidos: 

  • Croque-Monsieur: El croque original elaborado con pan de molde, jamón cocido y queso. En este y muchas de sus versiones se sirve asado al horno, a la plancha o en sartén y se gratina al horno con una capa de queso emmental o gruyer. 

  • Croque-Madame: La variante más conocida de la receta original de croque-Monsieur en el que se agregaba además de los ingredientes originales un huevo a la plancha o frito. 

Existen otras muchas versiones en las que combinan, tanto ingredientes diferentes, como un método de elaboración distinto.

Entre las prácticas más populares destacan el acompañar el croque con bechamel o salsa Mornay o incluso, en algunos países, se moja el pan de molde en huevo batido antes de gratinarlo. 

Utensilios