Cómo hacer salsa holandesa

Una salsa con un toque cítrico perfecta para pescados y mariscos


Cocinatis Cocinatis

8px
20m


Aprende a preparar la salsa holandesa, uno de los ingredientes principales de los huevos Benedict perfecta también para acompañar verduras, pescados y mariscos.

Ingredientes

  • 3 yemas de huevo
  • 150 gramos de mantequilla
  • 1 chorrito de zumo de limón
  • sal
  • pimienta

Energía

173.0 kcal

8,65%

Proteína

1.0 g.

1,33%

Hidratos

1.0 g.

0,36%

Azúcares

0.0 g.

0,0%

Grasa total

18.0 g.

23,03%

Grasa saturada

11.0 g.

60,16%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

5.0 g.

11,36%

Colesterol

155.0 mg.

51,67%

Fibra

0.0 g.

0,0%

Sal

1.0 g.

20,0%

Sodio

0.4 g.

20,0%

Calcio

18.0 mg.

1,5%

Iodo

18.0 mcg.

12,0%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Leche

Leche

Elaboración

En primer lugar, se debe clarificar la mantequilla, es decir, separar el agua de la grasa. Para ello, pon la mantequilla en un cazo a fuego bajo y deja que se funda sin que llegue a hervir y sin remover. Cuando esté completamente derretida, apaga el fuego y déjala reposar unos minutos.

Separa las yemas de las claras. Pon las yemas a temperatura ambiente en un bol al baño maría (sin que el bol toque el agua caliente). Añade una pizca de sal, pimienta y remueve. Agrega el zumo de limón mientras sigues removiendo. 

Sin dejar de batir, vierte poco a poco la mantequilla, solo la grasa sin el suero (el suero se queda al fondo). Sigue removiendo hasta que quede todo bien integrado.

Sirve la salsa holandesa. Es perfecta para acompañar pescados, mariscos, verduras o los tradicionales huevos Benedict.

Paso a paso

Ingredientes

1

Clarifica la mantequilla en un cazo a fuego bajo, es decir, separa el agua de la grasa. Deja que se funda sin que hierva y sin remover.

Paso 1

2

Reposa la mantequilla unos minutos fuera del fuego.

Paso 2

3

Separa las yemas y agrégalas a temperatura ambiente a un bol al baño maría (sin que toque el agua). Añade sal, pimienta y remueve. Añade el zumo de limón y remueve.

Paso 3

4

Sin dejar de batir, vierte la mantequilla poco a poco, solo la grasa, y bate enérgicamente.

Paso 4

5

Sirve la salsa holandesa con pescado, marisco, verduras...

Paso 5

PRESENTACIÓN

Salsa holandesa - Presentación

Consejos y trucos

Es importante que la salsa se haga al baño maría para que el huevo espese y no quede muy líquida.

Utensilios

Maridaje

Historia

Aunque la salsa holandesa haga alusión en su nombre a Holanda, en realidad su origen se encuentra en Francia. Más concretamente a manos del famoso chef francés, Marie-Antonie Carème. Considerado tras su muerte como el fundador de la alta cocina, Carème, cocino para Napoleón I, Alejandro I de Rusia y Jorge IV rey de Inglaterra. A partir de 1829 dejó la cocina para dedicarse a escribir. Esta receta quedó recogida en su libro 'L’Art Cuisine Française'.