Coca de llanda, bizcocho fácil y muy esponjoso

Receta muy sencilla del esponjoso bizcocho valenciano



6px
45m


6px
45m


La coca de llanda es un esponjoso bizcocho tradicional de la Comunidad Valenciana. Se trata de una receta muy sencilla en la que elaboramos la masa con un toque de limón para disfrutar de este sabroso dulce junto con un café o chocolate. ¿No la habéis probado todavía?

Autor: Cocinatis

Ingredientes

Alérgenos

Cereales

Cereales

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Elaboración

Añade en un bol el huevo y comienza a montar con la batidora de varillas. A medio proceso, agrega el azúcar y acaba de montar.

Incorpora el bicarbonato, la levadura química, el aceite de girasol y la leche. Remueve. Tamiza la harina y añade la ralladura de limón. Mezcla hasta obtener una masa homogénea sin grumos.

Cubre una fuente con papel de horno, de modo que sobresalga por los bordes. Vierte la masa encima e introduce el bizcocho en el horno precalentado a 190ºC durante 30 minutos.

Espolvorea un par de cucharadas de azúcar sobre la coca todavía caliente. Deja templar y desmolda con cuidado.

Sirve la coca de llanda para merendar junto con leche con cacao o un café. 

Paso a paso

Ingredientes

1

Añade en un bol el huevo y comienza a montar. A medio proceso, agrega el azúcar y monta completamente.

Paso 1

2

Incorpora el bicarbonato, la levadura, el aceite y la leche. Remueve. Tamiza la harina y añade la ralladura de limón. Mezcla bien.

Paso 2

3

Cubre una fuente con papel de horno y vierte la masa encima. Introduce en el horno precalentado a 190 grados centígrados 30 minutos.

Paso 3

4

Espolvorea azúcar sobre la coca todavía caliente. Deja templar y desmolda con cuidado.

Paso 4

5

Sirve la coca de llanda.

Paso 5

Consejos y trucos

La receta tradicional de este bizcocho se elabora en una placa de horno rectangular específica, la cual en valenciano se conoce como llanda. De ahí el nombre que se le da a la receta.

Para cubrir la fuente con el papel de horno, os recomendamos que cortéis dos tiras anchas y largas. De modo que al cubrir la fuente con las tiras en forma de cruz y sobresalir los extremos, no tendremos más que tirar de ellos, con cuidado, para desmoldar el bizcocho.

Podéis sustituir la ralladura de limón por la de naranja para darle un toque diferente al bizcocho.

Utensilios