Castañas cocidas

Una receta para disfrutar de este fruto seco de otoño



4px
1h


4px
1h


Las castañas son las protagonistas del otoño y el invierno. Disfrútalas cocidas con un toque de anís, es una receta muy fácil de preparar.

La castaña es uno de los frutos secos menos calóricos, es saciante y es fuente de potasio y vitaminas. Por estos motivos, las castañas cocidas pueden ser un tentempié o merienda saludable en los días más fríos. También son perfectas para deportistas o para los niños después de hacer ejercicio.

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

  • 500 gramos de castañas
  • sal
  • anís verde en grano

Energía

145.0 kcal

7,25%

Proteína

3.0 g.

4,0%

Hidratos

30.0 g.

10,91%

Azúcares

10.0 g.

20,0%

Grasa total

2.0 g.

2,56%

Grasa saturada

0.0 g.

0,0%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

1.0 g.

2,27%

Colesterol

0.0 mg.

0,0%

Fibra

5.0 g.

16,67%

Sal

1.0 g.

20,0%

Sodio

0.401 g.

20,05%

Calcio

116.0 mg.

9,67%

Iodo

0.0 mcg.

0,0%

Hierro

4.0 mg.

40.0-22.22%

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Elaboración

Pon las castañas en un bol con agua para limpiarlas. 

Después, pon una cazuela con agua al fuego. Añade una pizca de sal y el anís.

Haz un corte en la piel a cada castaña con la ayuda de un cuchillo e incorpóralas a la cazuela. Deja cocer a fuego suave unos 50 minutos.

Pincha una castaña con un cuchillo para comprobar el punto y cuando estén tiernas, retira del fuego y escúrrelas bien.

Deja templar un poco las castañas para no quemarte y pélalas (mejor cuando aún están calientes).

Sirve las castañas cocidas calientes.

Si lo prefieres, también puedes preparar las castañas asadas en el horno.

 

Paso a paso

Ingredientes

1

Pon las castañas en un bol con agua para limpiarlas. 

Paso 1

2

Pon una cazuela con agua al fuego. Añade una pizca de sal y el anís.

Paso 2

3

Haz un corte en la piel a cada castaña e incorpóralas a la cazuela. Deja cocer a fuego suave unos 50 minutos.

Paso 3

4

Cuando estén tiernas retira las castañas del fuego y escúrrelas. Deja templar un poco y pélalas cuando aún están calientes.

Paso 4

5

Sirve las castañas calientes.

Paso 5

Consejos y trucos

Puedes realizar el corte de las castañas en forma de cruz para facilitar la tarea de pelarlas una vez asadas. Puedes hacerlo con un cuchillo o con un práctico marcador de castañas, que facilita el trabajo.

Las castañas cocidas se pueden servir calientes o se pueden utilizar para otras elaboraciones, como crema de castañas.

Utensilios