Brochetas de langostinos con verduras a la plancha, ¡fácil, rápido y sano!

Sabrosas brochetas de langostinos con calabacín, pimientos y tomates Cherry a la plancha con espárragos trigueros



2px
35m


2px
35m


¿Estás buscando una receta sana y que sea fácil de hacer? ¡Estas brochetas te encantarán!

En esta ocasión os proponemos hacer unas originales brochetas de langostinos que acompañamos con calabacín, pimientos y ricos tomates Cherry. Se trata de una idea muy fácil y rápida de hacer, perfecta para mantener una alimentación equilibrada y saludable sin renunciar a disfrutar de un plato delicioso.

¿Nuestro truco? Las hemos cocinado en la plancha de asar terracota Jata. Gracias al material natural de su superficie, conseguimos dar a los alimentos un sabor natural muy especial. Este material terracota, de fabricación artesanal en España, consigue el delicioso sabor de la cocina tradicional.

Para montar las brochetas combina alternando las verduras que más te gusten junto con los langostinos y disfrutarás del mejor sabor a la plancha. Te lo contamos paso a paso.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 12 langostinos
  • 3 pimientos de colores
  • 1 calabacín
  • 6 tomates Cherry
  • 6 espárragos verdes
  • zumo de limón (al gusto)
  • canónigos (para acompañar)

Energía

217.0 kcal

10,85%

Proteína

21.0 g.

28,0%

Hidratos

17.0 g.

6,18%

Azúcares

16.0 g.

32,0%

Grasa total

5.0 g.

6,4%

Grasa saturada

1.0 g.

5,47%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

3.0 g.

6,82%

Colesterol

106.0 mg.

35,33%

Fibra

6.0 g.

20,0%

Sal

1.67 g.

33,4%

Sodio

0.667 g.

33,35%

Calcio

162.0 mg.

13,5%

Iodo

86.0 mcg.

57,33%

Hierro

4.0 mg.

40.0-22.22%

Alérgenos

Crustáceos

Crustáceos

Elaboración

Corta los pimientos en cuadrados de aproximadamente dos por dos. Retira los tallos de los espárragos. Lamina finamente el calabacín a lo largo con ayuda de una mandolina. Es importante que sea bien fino para poder darle posteriormente forma y cocinarlo sea más sencillo. 

Cuece los calabacines "a la inglesa". Para ello, pon una cazuela al fuego con agua. Cuando rompa a hervir, añade abundante sal y los espárragos. Cocina 2 minutos y retira inmediatamente a un bol con agua fría para cortar la cocción.

Para hacer las brochetas de langostinos y calabacín: Enrolla las láminas de calabacín sobre sí mismas y clávalas en los palillos largos junto con los langostinos, intercalando ambos ingredientes.

Para hacer las brochetas de langostinos y pimientos: Clava los pimientos de colores, los tomates Cherry y los langostinos intercalando unos con otros.

 

Ten en cuenta que desde que enciendes la plancha de asar terracota Jata tardará unos 15 minutos en estar a punto para comenzar a cocinar con ella. Una vez esté caliente, engrásala con un poco de aceite de oliva y coloca sobre ella las brochetas y los espárragos trigueros. Salpimienta al gusto y verás cómo se va dorando todo muy rápido por ambos lados.

Sirve las brochetas de langostinos junto a los espárragos trigueros, completa el plato añadiendo unos canónigos y un chorrito de zumo de limón.

Tienes que hacer esta receta ¡no te imaginas qué rico!

Paso a paso

Ingredientes

1

Corta los pimientos en cuadrados. Retira los tallos de los espárragos trigueros. Lamina el calabacín con la mandolina.

Paso 1

2

Cuece "a la inglesa" los espárragos: 2 minutos en una cazuela con abundante agua y sal y retira inmediatamente a un bol con agua fría para cortar la cocción.

Paso 2

3

Para hacer las brochetas de langostinos y calabacín: Enrolla las láminas de calabacín y clávalas en los palillos junto con los langostinos.

Paso 3

4

Para hacer las brochetas de langostinos y pimientos: Clava en las brochetas los pimientos, los Cherry y los langostinos intercalándolos.

Paso 4

5

Una vez esté caliente la plancha de asar terracota de Jata, engrasa con muy poco aceite. Dora las brochetas y los espárragos por ambos lados con una pizca de sal y pimienta.

Paso 5

6

Sirve las brochetas de langostinos junto con los espárragos, los canónigos y un chorrito de zumo de limón. ¡Riquísimos!

Paso 6

Consejos y trucos

La plancha de asar terracota Jata:

Esta plancha se fabrica en España y cuenta con una superficie de material natural que es el que aporta ese sabor tan especial a lo que cocinas. Se pueden apreciar en la superficie unas pequeñas irregularidades, ya que su fabricación es artesanal.

Aparte de ofrecernos una dureza extraordinaria, que admite corte a cuchillo y nunca se raya, cocina todo tipo de carnes y pescados con ese toque de sabor especial de la cocina tradicional. Y se mantiene inalterable a pesar del uso continuado y del paso del tiempo.

Tarda alrededor de 15 minutos en calentarse, pero una vez lista, mantiene el calor de forma increíble durante tiempo.

Con sus asas de toque frío nos la podemos llevar a la mesa y terminar de cocinar consiguiendo el punto que más te apetece, servir al momento desde la misma plancha y evitamos que la comida se enfríe. ¡Disfrutarás de un bocado caliente con un sabor excepcional!

¿Qué es la cocción a la inglesa? 

La cocción a la inglesa es una técnica de cocina muy recurrida para ablandar la textura de ciertos vegetales y eliminar toxinas. 

Consiste en hervirlos en abundante agua con sal (cuanto más duro el vegetal, más sal) por unos pocos minutos y cortar la cocción en agua fría. 

Os dejamos con algunos consejos que seguro os resultan útiles: 

  • Tiempo: Cada vegetal necesita un tiempo determinado y siempre se comienza a contar una vez el agua llega a punto de ebullición. Es recomendable añadir tanto el alimento como la sal una vez rompe a hervir. 

  • No tapar la cazuela: No es recomendable tapar la cazuela durante la cocción, ya que se eliminan toxinas que deben evaporarse. 

  • ¿Para qué sirve la sal? La sal evita que las distintas verduras se oxiden y mantengan su color vivo. Una vez las pasamos al agua fría para cortar la cocción, también retiramos el exceso de sal. 

  • Cortar la cocción: Una vez hemos cocido nuestro ingrediente durante los minutos especificados, siempre es recomendable pasarlos inmediatamente a un bol con agua fría. 

    De este modo, evitamos que el ingrediente se siga cocinando con el propio calor que mantiene una vez lo sacamos del agua hirviendo. Dejamos que se enfríe en el agua ¡y listo! 

Utensilios