Bombones de chocolate fáciles para Navidad | Cocinatis

Bombones de chocolate ¡caseros! (Muy fácil)

Cómo hacer bombones de chocolate fáciles

Bombones de chocolate ¡caseros! (Muy fácil)


6px
50m


6px
50m


Dulces e irresistibles, ¡nadie puede resistirse a un buen bombón de chocolate! ¿Y si os decimos que prepararlos en casa en mucho más fácil de lo que pensáis? Bueno, con esta receta sí que lo es. Con una elaboración sencilla, damos con una de las recetas más fáciles para hacer bombones de chocolate caseros

Si alguna vez habéis intentado hacer bombones en casa y no ha resultado bien, ¡tranquilos! Existen recetas sencillas como esta para hacer versiones de bombones deliciosos sin grandes complicaciones. Así como los bocados de chocolate y frutos secos, junto a ésta, son las dos versiones de bombones caseros más fáciles y rápidos que podréis encontrar. 

Sumamos esta receta a nuestra lista de imprescindibles para esta Navidad, junto con los mazapanes caseros, los polvorones de chocolate y los dulces navideños más originales que se nos antojen en estas fechas. ¡Este año la Navidad se endulza en casa! 

Solo necesitaréis cuatro ingredientes para hacerlos y os aseguramos que con un buen molde para bombones con formas navideñas, se convertirán en el mejor dulce de Navidad para adultos y niños. ¡No os perdáis cómo se hacen los bombones de chocolate!

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 150 gramos de chocolate negro para fundir
  • 40 mililitros de nata líquida (35% mg)
  • 15 gramos de mantequilla
  • 40 gramos de chocolate blanco (para decorar)

Valor nutricional (*por ración)

Energía

193.0 kcal

9,65%

Proteína

2.0 g.

2,67%

Hidratos

15.0 g.

5,45%

Azúcares

14.0 g.

28,0%

Grasa total

14.0 g.

17,91%

Grasa saturada

8.0 g.

43,75%

Grasa polininsat.

0.0 g.

0,0%

Grasa monoinsat.

4.0 g.

9,09%

Colesterol

13.0 mg.

4,33%

Fibra

0.0 g.

0,0%

Sal

0.04 g.

0,8%

Sodio

0.014 g.

0,7%

Calcio

41.0 mg.

3,42%

Iodo

0.0 mcg.

0,0%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Frutos de cáscara

Frutos de cáscara

Gluten

Gluten

Leche

Leche

Suscríbete y recibe cada semana las mejores ideas y recetas

Elaboración

Para hacer unos bombones de chocolate caseros, primero de todo, tenemos que fundir el chocolate. Pero ¿cómo hacerlo? ¡Vamos a ello!

Comienza por fundir el chocolate blanco al baño María. Para ello, pon un cazo al fuego con un poco de agua e introduce en ésta un bol o recipiente para el baño María de manera que solo quede cubierta la base con el agua. En el recipiente, añade el chocolate blanco y caliéntalo hasta fundirlo completamente.

Pasa el chocolate fundido a una manga pastelera de boquilla muy estrecha y pinta algunos huecos del molde para bombones con rallas finas. También puedes rellenar algunos completamente con este chocolate para hacer bombones de chocolate blanco.

Introduce en el frigorífico mientras preparas el chocolate negro.

Funde también el chocolate negro para postres al baño María. Solo que, en esta ocasión, se deben añadir unos cuantos ingredientes más para que queden brillantes por fuera y cremosos por dentro. Al igual que con el chocolate blanco, dispón el cazo al fuego con el agua y el recipiente encima. Añade el chocolate negro y la nata. Una vez fundido el chocolate, retira del fuego y añade la mantequilla. Fúndela en el chocolate todavía caliente.

Con la mezcla de textura algo espesa y cremosa lista, rellena los moldes para bombones con la trufa de chocolate y alísala cuanto puedas con ayuda de una espátula o cuchara. ¡Presiona bien para evitar las burbujas de aire!

  • Al añadir el chocolate en los moldes, puedes introducir un fruto seco (avellana, almendra, nuez, pistacho...) dentro para hacer de la manera más sencilla deliciosos bombones de chocolate rellenos.

Deja reposar los bombones de chocolate unos 30 minutos en el frigorífico ¡y listo!

Esta Navidad, sirve estos deliciosos bombones de chocolate caseros y triunfa con los mejores dulces navideños hechos en casa. ¡No habrá quién se resista!

Paso a paso

Ingredientes

1

Funde el chocolate blanco al baño María y, con ayuda de una manga pastelera, dibuja rallas en algunos de los huecos del molde para decorar los bombones.

Paso 1

2

Al baño María, funde el chocolate negro junto con la nata.

Paso 2

3

Retira del fuego y agrega la mantequilla. Remueve bien hasta fundir la mantequilla e integrarla en el chocolate.

Paso 3

4

Rellena el molde para bombones con la trufa de chocolate. Presiona ligeramente para evitar las burbujas de aire y alisa la superficie.

Paso 4

5

Deja reposar mínimo 30 minutos en el frigorífico.

Paso 5

6

Sirve estos deliciosos bombones de chocolate caseros y triunfa con los mejores dulces navideños hechos en casa. ¡No habrá quién se resista!

Paso 6

Consejos y trucos

Moldes para bombones caseros

Los moldes de silicona que para hacer bombones caseros cada vez son más comunes y sencillos de encontrar en el mercado. Con formas y figuras muy diferentes.

Los moldes para bombones redondos son los más sencillos de encontrar, pero sabed, que también existen modelos de moldes para bombones con figuras de flores y corazones o para las fiestas de fin de año, ¡moldes para bombones de Navidad

Con figuras de muñequitos de nieve, arbolitos, bastones y ¡hasta Santa Claus!

Moldes de silicona para bombones de Navidad

¿Cómo hacer para que no se pegue el chocolate en el molde?

Si el chocolate queda pegado al molde y se rompe al intentar sacarlo, puede que hayamos cometido uno de los siguientes errores:

  • El molde no está completamente limpio. La grasa, fibras de algodón de un trapo o incluso nuestras huellas en el molde pueden provocar que el chocolate se pegue.

  • El molde no está a la temperatura adecuada. Es muy importante que esté a temperatura ambiente.

Si queréis adelantaros y aseguraros que no se pegue, podéis engrasar ligeramente el molde con un poco de mantequilla o aceite.

¿Dónde se originaron los bombones?

El origen de los bombones se remonta a la Francia del principios del siglo XVIII, cuando el pastelero Luis XIV preparó unas frutas bañadas de chocolate. 

Cuando las probó el Rey Sol, tanto le gustaron, que su respuesta fue "bon bon", que traducido del francés sería "bueno bueno". A partir de ese momento y con el tiempo, todos los chocolates rellenos tomaron el nombre de bombón.

La gran expansión de este dulce se vivió a finales del siglo XIX y principios del siglo XX, años durante los cuales, otros artesanos crearon sus propias elaboraciones inspiradas en estas frutas bañadas en chocolate. Asimismo, se extendieron diversas técnicas en pequeños negocios por toda Europa. 

Utensilios