Bollos de mantequilla, los famosos bollitos de Bilbao rellenos de una crema ¡muy golosa!

Descubre cómo preparar los tradicionales bollos suizos o de leche con la adaptación irresistible de la receta bilbaína. ¡Es facilísima!



4px
2h 40m


4px
2h 40m


¿Conoces los famosos bollos de mantequilla de Bilbao? Si alguna vez has degustado los tradicionales bollos suizos o bollos de leche, esta receta bilbaína ¡te enamorará!

Se trata de unos bollitos de leche y mantequilla tipo brioche muy suaves y esponjosos con un relleno de crema de mantequilla que ¡los hacen irresistibles! Esta adaptación del relleno les ha hecho populares entre el País Vasco y resultan una opción perfecta para disfrutar de un desayuno en familia con niños y no tan niños.

Si quieres disfrutar de unos tiernos y cremosos bizcochitos, ¡toma nota de los pasos y ponte manos a la obra! En esta receta te enseñamos cómo conseguir que la masa del bollito quede suave y esponjosa y la crema del relleno tenga un resultado espectacular.

Tiempo de elaboración: 40 minutos

Tiempo total: 160 minutos, teniendo en cuenta que la masa deberá fermentar y la crema deberá reposar antes de untar en los bollos. 

Y si te apetece probar otros dulces vascos no te puedes perder los golosos pastelitos de arroz o la irresistible goxua elaborada con bizcocho, nata y crema pastelera caramelizada. ¡Dale un capricho al paladar!

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

  • 1 huevo para pintar

Para la masa:

Para la crema de mantequilla:

  • 40 gramos de azúcar
  • 15 mililitros de agua
  • 1 huevo
  • 50 gramos de mantequilla

Energía

424.0 kcal

21,2%

Proteína

8.0 g.

10,67%

Hidratos

50.0 g.

18,18%

Azúcares

19.0 g.

38,0%

Grasa total

21.0 g.

26,87%

Grasa saturada

12.0 g.

65,62%

Grasa polininsat.

1.0 g.

9,09%

Grasa monoinsat.

6.0 g.

13,64%

Colesterol

157.0 mg.

52,33%

Fibra

2.0 g.

6,67%

Sal

1.1 g.

22,0%

Sodio

0.44 g.

22,0%

Calcio

45.0 mg.

3,75%

Iodo

15.0 mcg.

10,0%

Hierro

1.0 mg.

10.0-5.56%

Alérgenos

Huevos

Huevos

Leche

Leche

Gluten

Gluten

Cereales

Cereales

Elaboración

Disuelve la levadura en la leche tibia. En un bol grande, tamiza la harina y agrega el azúcar. Mezcla con las varillas. Añade el huevo y la leche previamente mezclada con la levadura. Bate y amasa hasta obtener una textura homogénea. Incorpora la mantequilla en punto de pomada y sigue amasando.

Pasa la masa sobre una superficie enharinada y amasa unos 10 minutos. Pon la masa en un bol, tapa con un trapo y deja reposar 1 hora a temperatura ambiente, hasta que doble su tamaño.

Para hacer la crema de mantequilla, en un vaso de batidora añade el huevo y monta con la batidora de varillas. Pon un cazo al fuego y añade el azúcar y el agua. Calienta hasta que comience a espesarse y retira del fuego. Agrega el almíbar al huevo sin dejar de batir. Incorpora la mantequilla en punto de pomada y sigue batiendo. Deja reposar la crema de mantequilla en el frigorífico 1 hora.

Pon la masa sobre una superficie lisa y amasa un poco con las manos. Haz una bola con la masa y trocéala en cuatro trozos iguales. Da la forma ovalada del bollo de mantequilla a cada porción. Bate un huevo y pinta con él la superficie de los bollos de mantequilla. Deja reposar unos 20-30 minutos a temperatura ambiente. Vuelve a pintar los bollos con el huevo y pásalos a una bandeja con papel de horno.

Introduce los bollos de mantequilla en el horno precalentado a 180ºC unos 10 minutos, hasta que estén hechos. Abre los bollos por la mitad y unta el interior con la crema de mantequilla.

Sirve los bollos de mantequilla con un café en el desayuno o la merienda. 

Paso a paso

Ingredientes

1

Disuelve la levadura en leche tibia y mézclala con la harina tamizada, el azúcar y el huevo. Bate hasta tener una textura homogénea. Incorpora la mantequilla y amasa.

Paso 1

2

Amasa sobre una superficie enharinada unos 10 minutos y tapa la masa en un bol con un trapo. Deja reposar 1 hora.

Paso 2

3

Para hacer la crema de mantequilla, prepara el almíbar calentando el agua y el azúcar en un cazo hasta que espese.

Monta el huevo y añade el almíbar sin dejar de batir. Incorpora la mantequilla en punto pomada y bate. Deja reposar 1 hora en el frigorífico.

Paso 3

4

Haz una bola con la masa y trocéala en cuatro trozos iguales. Dáles forma ovalada a cada porción y píntalas con huevo batido. Déja que reposen uno 20-30 minutos. 

Paso 4

5

Vuelve a pintar los bollos con huevo e introdúcelos en el horno precalentado a 180 grados centígrados unos 10 minutos.

Paso 5

6

Abre los bollos por la mitad y unta el interior con la crema de mantequilla.

Paso 6

7

Sirve los bollos de mantequilla con un café o infusión. 

Paso 7

Consejos y trucos

Cómo saber si la masa ha doblado su tamaño

Es tan sencillo como sacar una foto. Aunque parezca una tontería, te ayudará a diferenciar la masa antes y después de reposar. En caso de que observes que tiene el mismo tamaño, deja que repose tapada un poco más. 

Qué hago si la masa tiende a encogerse

Simplemente es porque necesita reposar un poco más. Tápala de nuevo con un trapo y déjala 10 minutos más

¿Se puede usar otra levadura?

¡Por supuesto que sí! Pero no optes por una levadura química, sino por una levadura seca de panadería. Puedes usar 1 gramo de levadura seca por cada 3 de levadura fresca. Y recuerda respetar bien los tiempos de elevado para que los bollos adquieran el volumen perfecto y queden esponjosos. 

(Ver más)

Utensilios

Historia

El bollo de mantequilla se originó en Bilbao durante 1813 como adaptación del famoso bollo suizo o bollo de leche. La diferencia radica en el relleno que se incorporó al tradicional bollito.

Y aunque se desconoce quien fue el inventor del bollo con relleno, sí se sabe que fueron dos suizos, Bernardo Pedro Franconi y Francesco Matossi, los que trajeron los bollos de leche de su ciudad, Poschiavo, y lo dieron a probar en la pastelería que abrieron en el centro de la ciudad bilbaína.

Más tarde, estos bollitos se empezaron a rellenar de crema de mantequilla y se hicieron populares como bollos de mantequilla.