Arroz con gambones, cómo hacer un arroz meloso ¡de diez!

Una receta fácil y de sabor insuperable de arroz meloso con gambones, tomate y verduras



4px
55m


4px
55m


El arroz con gambones es un plato perfecto para compartir en familia, entre semana o en cualquier ocasión especial. Si estáis buscando una receta sencilla, pero a la que nadie pueda resistirse, ¡esta es una buenísima opción!

Os enseñamos a hacer un original arroz meloso con gambones que acompañamos por un rico sofrito de verduras. Potenciamos su sabor con un caldo que preparamos con las mismas cabezas de los gambones y al final de la receta, os dejamos con unos cuantos truquitos para que os salga siempre una textura insuperable.

Para conseguir un arroz meloso perfecto, el caldo debe adquirir cuerpo y el grano consistencia de principio a fin. Por eso, es muy importante elegir bien el tipo de arroz que vamos a utilizar para elaborarlo. Nosotros nos quedamos con Arroz SOS especial Melosos y Caldosos, que con una cuidadosa selección de los granos, ¡hará que el proceso y conseguir este resultado sea mucho más sencillo!

Tiempo de elaboración: 30 minutos.

Tiempo total (con tiempos de cocción): 55 minutos. En menos de una hora podemos tener listo este plato, teniendo en cuenta que mientras preparamos el caldo podemos avanzar con otros procesos y aprovechar el tiempo para sofreir las verduras y sellar el arroz. 

 

¿A qué estás esperando? No te pierdas esta sabrosa receta y sorprende a todos con un plato diferente y lleno de sabor

Autor: Cocinatis

Video

Ingredientes

Alérgenos

Crustáceos

Crustáceos

Soja

Soja

Apio

Apio

Gluten

Gluten

Dióxido de azufre y sulfitos

Dióxido de azufre y sulfitos

Elaboración

Dora las cabezas de los gambones en una cazuela con un poco de aceite. Una vez hayan soltado su jugo, pásalas a otra cazuela para hacer el caldo y reserva la cazuela con el fondo de los gambones para luego dar sabor al arroz.

En la cazuela para hacer el caldo, cuece las cabezas en agua con una ramita de perejil y el azafrán durante unos 20 minutos. Añade abundante agua para tener suficiente durante la cocción del arroz. Cuando esté hecho, cuélalo para retirar las cabezas y así quede suave y fino.

Pica la cebolla y los dientes de ajo finamente. Corta el pimiento verde en dados pequeños. Ralla el tomate maduro sin piel (escáldalo previamente para que sea más sencillo pelarlo).

En la cazuela reservada con el fondo de los gambones, añade un poco más de aceite y sofríe la cebolla, el ajo y el pimiento. Cuando la cebolla tome un color transparente, vierte el vino blanco y deja evaporar el alcohol unos dos minutos. Incorpora el tomate rallado y el tomate frito. Remueve y cocina unos 4 o 5 minutos para que se integren todos los sabores.

Añade el arroz SOS especial caldosos y melosos a la cazuela y sofríe unos pocos minutos. Cubre con el caldo bien caliente, añade sal y deja cocer entre 15 y 17 minutos, hasta que el grano esté en su punto. Unos 5 minutos antes de acabar la cocción, agrega los gambones mezclándolos bien con los ingredientes restantes.

Sirve este irresistible arroz con gambones y disfruta de un plato caliente ¡lleno de sabor!

Paso a paso

Ingredientes

1

Dora las cabezas de los gambones en una cazuela con aceite. Pásalas a otra cazuela y reserva la cazuela con el fondo de los gambones para potenciar el sabor del arroz.

Paso 1

2

Para hacer el caldo, cuece unos 20 minutos las cabezas en agua con una ramita de perejil y el azafrán. Cuela el caldo y retira las cabezas.

Paso 2

3

Pica la cebolla y el ajo finamente. Corta el pimiento verde en dados pequeños. Ralla el tomate maduro sin piel.

Paso 3

4

Sofríe la cebolla, el ajo y el pimiento en la cazuela con el fondo de los gambones. Riega con el vino blanco y deja evaporar el alcohol 2 minutos. Incorpora el tomate rallado y el tomate frito. Remueve y cocina 4-5 minutos.

Paso 4

5

Añade el arroz SOS especial caldosos y melosos a la cazuela y séllalo. Cubre con el caldo bien caliente, añade sal y deja cocer 15-17 minutos. Unos 5 minutos antes de acabar la cocción, agrega los gambones y mezcla.

Paso 5

6

Sirve este irresistible arroz con gambones y disfruta de un plato caliente ¡lleno de sabor!

Paso 6

Consejos y trucos

5 consejos para hacer un arroz meloso perfecto: 

Conseguir la textura de un buen arroz meloso puede ser un poco complicado si no lo hemos hecho antes, ¡pero no os preocupéis! Con estos sencillos trucos veréis que es más fácil de lo que parece: 

  1. El tipo de arroz

    La variedad de arroz que escogemos para hacer cada tipo de receta es clave para conseguir el resultado que buscamos.

    En este caso, el grano debe mantener cierta consistencia de principio a fin de la elaboración, por lo que utilizamos un arroz especial Caldosos y Melosos que nos hará mucho más fácil obtener el resultado meloso. 


  2. Sofríe el arroz y acompáñalo con la mejor base: Comenzamos por preparar un sofrito de verduras a nuestro arroz, el cual además de ofrecerle más color y sabor, también le aportartá más consistencia. 

    Pero, ¿cómo hacer para que el arroz absorba menos agua? ¡Fácil! Lo sofreímos unos minutos antes de añadir el caldo. Con este sencillo truco, favorecemos que el grano absorba una menor cantidad de agua y además, se impregne con los sabores de los demás ingredientes. 

    Y como os decíamos, el punto de un buen meloso también se basa en el sofrito de verduras, que deberá quedar suelto sin demasiado aceite o agua. 

  3. Utiliza agua o caldo: El utilizar uno u otro no influirá en que consigamos la textura melosa en nuestro plato, pero si que es muy recomendable elaborarlo con un buen caldo. 

    En nuestra receta, por ejemplo, os enseñamos cómo aprovechar los ingredientes que ya incluimos en la receta para hacer un caldo muy sencillo y potenciar su sabor.

    No nos hace falta elaborar un caldo demasiado complejo para ello, sino que con las cabezas de los gambones conseguimos darle ese extra de sabor que tanto favorece a nuestra receta.
     
  4. ¡Cuidado con las cantidades!

    Los ingredientes que acompañen nuestro arroz serán clave para la proporción en la que tengamos que añadir el arroz y el agua/caldo. 

    Normalmente utilizamos una parte de arroz por cada de tres de agua.

    Cantidad que puede variar si añadimos carnes, que al ser más secas necesitarán más agua, o como en nuestro caso, si agregamos verduras, pescados o mariscos, donde tendremos que reducir la cantidad de agua al expulsar éstos una considerable cantidad de ésta. 

  5. La potencia del fuego y los tiempos de cocción: Siempre os recomendamos que sigáis las indicaciones del paquete de arroz, en nuestro caso, con 15-17 minutos ¡perfecto! 

    Sube la intensidad del fuego durante los primeros 10 minutos para conseguir una cocción más rápida. No obstante, pasados este tiempo, baja a fuego bajo/medio y acaba de cocinarlo durante los minutos restantes a dicha intensidad. 

    ¡Y no te olvides de remover! Al igual que en los risottos, uno de los consejos más eficaces que os podemos ofrecer es que remováis constantemente. Así os quedará un arroz más ligado y una textura ¡insuperable!  

Utensilios