Albóndigas estilo sueco (Köttbullar)

Plato tradicional de la gastronomía nórdica



4px
30m


4px
30m


Descubre cómo preparar las tradicionales albóndigas suecas o köttbullar, un plato típico de la gastronomía nórdica que se suele servir en salsa acompañado de puré de patata y en ocasiones, con salsa de arándanos.

Autor: Cocinatis

Ingredientes

  • 300 gramos de carne picada de ternera
  • 100 gramos de carne picada de cerdo
  • 2 cucharadas de pan rallado
  • 1/2 cebolla
  • 1 huevo
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 cucharada de harina
  • 100 mililitros de leche
  • sal
  • pimienta negra
  • cebollino fresco

Energía

315.0 kcal

15,75%

Proteína

20.0 g.

26,67%

Hidratos

13.0 g.

4,73%

Azúcares

3.0 g.

6,0%

Grasa total

20.0 g.

25,59%

Grasa saturada

6.0 g.

32,81%

Grasa polininsat.

2.0 g.

18,18%

Grasa monoinsat.

11.0 g.

25,0%

Colesterol

146.0 mg.

48,67%

Fibra

1.0 g.

3,33%

Sal

1.0 g.

20,0%

Sodio

0.00136 g.

0,07%

Calcio

58.0 mg.

4,83%

Iodo

5.0 mcg.

3,33%

Hierro

3.0 mg.

30.0-16.67%

Alérgenos

Cereales

Cereales

Gluten

Gluten

Leche

Leche

Huevos

Huevos

Elaboración

Pela la cebolla y pícala muy fina. Ponla en un bol y añade la carne picada, el pan rallado, el huevo, pimienta negra y sal al gusto. Mezcla todo bien. Coge pequeñas porciones y dales forma de albóndiga.

Pon 4 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y fríe las albóndigas. Retira las albóndigas a un plato y resérvalas. 

Para hacer la salsa, pon al fuego la misma cazuela de las albóndigas con el aceite utilizado para freír. Añade una cucharada de harina y remueve hasta que esté dorada. Añade 100 ml de leche, salpimienta y mezcla bien. Deja hervir unos minutos hasta que la salsa tenga la textura deseada.

Añade las albóndigas suecas y deja cocinar 2 minutos más.

Sirve una porción de puré de patata en cada plato y unas albóndigas suecas en su salsa. Decora con cebollino fresco picado.

Paso a paso

1

Pela la cebolla y pícala muy fina. Ponla en un bol y añade la carne picada, el pan rallado, el huevo, pimienta negra y sal al gusto. Mezcla todo bien. Coge pequeñas porciones y dales forma de albóndiga.

Paso 1

2

Pon 4 cucharadas de aceite de oliva en una sartén y fríe las albóndigas. Retira las albóndigas a un plato y resérvalas. 

Paso 2

3

Para la salsa, pon al fuego la misma cazuela de las albóndigas con el aceite utilizado para freír. Añade una cucharada de harina y remueve hasta que esté dorada. Añade 100 ml de leche, salpimienta y mezcla bien. Deja hervir unos minutos hasta que tenga la textura deseada.

Paso 3

4

Añade las albóndigas y deja cocinar 2 minutos más.

Paso 4

5

Sirve una porción de puré de patata en cada plato y unas albóndigas suecas en salsa. Decora con cebollino fresco.

Paso 5

Consejos y trucos

Si quieres reducir las calorías, puedes cocinar las albóndigas en el horno en lugar de freírlas. Hornéalas a 220ºC (con el horno precalentado) hasta que estén doradas y añade la salsa después.

Se pueden congelar las albóndigas con la salsa en un táper o recipiente apto para el congelador. Otra opción es hornear las albóndigas (sin salsa), congelarlas y después envasarlas al vacío. De este modo, al estar congeladas, no se aplastarán al hacer el vacío.

El pan rallado le da consistencia a la masa para poder darle forma y aporta una textura más jugosa.

Se puede sustituir el pan rallado por coco rallado o polvo de nuez o de otro fruto seco, una buena alternativa para los celiacos.

Utensilios