Cocinatis Cocinatis
0

Moldes de polos Lékué - ¡Fácilmente desmoldables!

Los moldes de silicona son un utensilio práctico y divertido para cocinar con los más pequeños.

Los coloridos moldes de Lékué son la oportunidad perfecta para hacer polos naturales y que los niños también puedan participar en su elaboración. Es una original forma de refrescar los días más calurosos con un gran número de combinaciones de sabores y frutas en la que la creatividad está en nuestras manos.

 

¿Qué accesorios incluye?

El pack de Lékué incluye cuatro moldes con sus respectivos palitos de plástico. Cada uno de ellos es de un distinto color (rojo, verde, naranja y amarillo), perfecto para animar a los más pequeños a participar en la elaboración de los polos o helados. Además, incluye una tapa de plástico que aísla y evita que el helado coja olores y sabores del congelador.

Dentro de sus características, destaca el que sean horizontales, lo que por una parte facilita su relleno y por otra permite apilarlos. Son perfectos para congeladores de cajones bajos y cocinas con poco espacio.

 

Un material cómodo y reutilizable

El diseño de silicona permite que los ingredientes se amolden y una vez congelados, se extraigan sin dificultad. Es más, al ser flexible tolera el manipular y el doblar el molde a nuestro antojo para retirar el polo de su interior y a diferencia de lo que ocurre con otros materiales más rígidos, los ingredientes no se quedan pegados.

Son moldes reutilizables de muy fácil y rápido lavado. Los palos de plástico son igualmente reutilizables y en caso de perder o tirar por equivocación, existen recambios.

 

Probamos los moldes en las recetas Cocinatis

En Cocinatis hemos puesto a prueba los moldes Lékué y el resultado nos ha encantado. Los hemos probado con una receta de polos naturales de frambuesa y tanto la forma como sabor han sido fantásticos.

Los moldes son de tamaño más bien pequeño, pero existen más grandes, parecidos a los polos convencionales. Los que nosotros probamos son perfectos para tomarlos como aperitivos frescos, más que como un postre grande.

El rellenarlos resultó muy sencillo al ser horizontales, pero tuvimos que calcular bien la cantidad que iría en cada uno. La tapa no es totalmente hermética, por lo que si nos pasábamos el relleno seguramente se desbordaría. Sin mayor problema nuestros polos quedaron perfectos y no tuvimos ningún incidente al respecto. Solo se trata de estar atentos y no rellenarlos hasta el borde.

Moldes d epolos Lékué- relleno

En el momento de desmoldar los polos ya congelados, alguno sufrió las consecuencias del diseño. Primero se debe retirar el molde de silicona, que como mencionábamos anteriormente, al ser flexible no presentó mayor problema. Sin embargo, el sacar el palo del molde resultó ser un poco más complicado. Es difícil no agarrar directamente del polo para estirar y extraerlo completamente.  Por lo que hay que tener cuidado, ya que los polos pueden partirse o deformarse si agarramos con demasiado fuerza.

Es cuestión de práctica y paciencia. Como podéis comprobar en el vídeo de la receta, los nuestros salieron perfectos, así que no hay más que tener cuidado y coger un poco de práctica. En cuanto deis con el truco veréis que es súper sencillo. Os recomendamos que los polos estén bien congelados para que sea más fácil retirar el molde sin romperlos.

Moldes de polos Lékué- resultado

En definitiva es un producto muy útil, que ya sea por su sencillez o diseño anima a experimentar y crear polos de todos los sabores. Con estos moldes, Lékué nos ofrece la oportunidad perfecta para combinar frutas y descubrir un sinfín de postres caseros naturales en casa.

 

¿Queréis probar los moldes de polos Lékué?

moldes de polos Lekue

El kit incluye cuatro moldes de polos de silicona. Incluye recetas fáciles, también sin lactosa y sin gluten.

Moldes de polos Lékué - ¡Fácilmente desmoldables!

Opiniones

¿Te ha gustado?