Kombucha, cómo preparar la bebida de moda
Cocinatis Cocinatis
0

Kombucha, cómo preparar la bebida de moda

Descubre qué es la kombucha, la bebida de moda, cuáles son sus beneficios para la salud y cómo hacerla de forma casera

La kombucha es una bebida probiótica de sabor ácido y refrescante hecha a base de té negro fermentado. Los ingredientes más comunes para su preparación son el té negro y el azúcar. También se pueden añadir otros ingredientes naturales como jengibre, té verde o jugos de frutas para darle un sabor más agradable, similar al de un refresco.

Propiedades y beneficios de la kombucha

La kombucha aporta más beneficios para la salud que el té negro o verde por separado. Repasamos los más importantes:

  • Ayuda a las funciones metabólicas del cuerpo, gracias a su contenido en vitaminas del grupo B: mejora la salud cardíaca, ayuda a reducir el estrés y la ansiedad y mejora la memoria.
  • Favorece una buena digestión. Tiene ácidos y enzimas digestivas que ayudan a digerir mejor la comida.
  • Regula la flora intestinal. La kombucha tiene probióticos y enzimas que promueven la desintoxicación del cuerpo y, por lo tanto, equilibran la flora intestinal.
  • Fortalece el sistema inmunológico. Es rica en antioxidantes que aumentan la inmunidad del cuerpo.
  • Bebida energizante gracias a la teína del té y la vitamina B.
  • Alivia la artritis. La kombucha tiene altos niveles de glucosamina, sustancia que ayuda a mantener unas articulaciones saludables.

Cómo hacer kombucha casera

Ingredientes y utensilios:

  • 3 l de agua
  • 1 taza de azúcar blanco
  • 5 sobres de té negro
  • 1 hongo de kombucha
  • Olla de acero inoxidable, vidrio o cerámica
  • 1 recipiente de vidrio hervido con agua caliente

Elaboración:

  • Antes de nada, lávate bien las manos y los utensilios que vayas a utilizar con agua caliente y vinagre. Pon a calentar el agua en la olla.
  • Cuando empiece a hervir, añade el azúcar y mezcla bien. Retira del fuego e incorpora los sobres de té. Deja reposar durante 10-15 minutos.
  • Vierte el té en el recipiente de vidrio previamente hervido con agua caliente. Espera a que se enfríe.
  • Incorpora el hongo de kombucha. Tapa el frasco con un paño y una goma.
  • Guárdalo en un lugar fresco sin mucha luz 8-10 días.

La kombucha tiene un sabor ácido. Para hacerla mucho más sabrosa, se le suele añadir jengibre o frutas que, además de mejorar el sabor, le aportan más beneficios nutricionales. A este proceso se le conoce como segunda fermentación.

Puedes añadir las frutas que más te gusten. Lo único que tienes que hacer es seguir los siguientes pasos: Una vez fermentada la kombucha, licua la fruta, cuélala y agrega a una botella de plástico junto con la kombucha. Llénala totalmente para que no quede aire. Tapa y deja reposar 7 días para que tenga lugar la nueva fermentación que le dará sabor.

Opiniones

¿Te ha gustado?