10 endulzantes naturales para sustituir el azúcar en bizcochos y otros postres

10 endulzantes naturales para sustituir el azúcar en bizcochos y otros postres

8


Autor: Cocinatis

Descubre las siguientes alternativas al azúcar, de dónde proceden y en qué cantidad añadirlas a nuestras recetas.

Muchas veces buscamos una alternativa al azúcar que nos ofrezca el sabor dulce de una manera más saludable. Es común el error de acabar acudiendo a edulcorantes químicos cuando podemos optar por otras endulzantes naturales.

Seguro que algunos de los siguientes endulzantes se os hacen familiares y quizás, algún otros no los conozcáis todavía. Tened en cuenta que el precio de la mayoría de ellos puede ser considerablemente superior al del azúcar y algunos de los endulzantes más comunes.

Os recogemos una serie de endulzantes naturales que os pueden resultar interesantes para sustituir el azúcar refinado en las recetas de repostería.

 

1. Miel, el gran clásico

Miel

La miel es una de las alternativas naturales al azúcar refinado más populares. Aunque no acostumbramos ver los bizcochos elaborados con ella, ya que la textura no invita a ello, es muy utilizada en una gran variedad de postres.

Como ocurre con otros endulzantes que veremos a continuación, es su textura espesa y viscosa lo que puede suponer más complicado en adaptar dentro de las masas de ciertos dulces. Es más común ver bizcochos, gofres, tortitas o incluso tartas acompañadas por este clásico. Una manera muy útil de acompañar nuestros postres y darles el toque dulce.

Su contenido de fructuosa (la cual no contiene el azúcar) hace que nos resulte mucho más dulce, de modo que la cantidad a utilizar se ve reducida, y con ello la cantidad de calorías, en comparación al azúcar.

Resulta espacialmente interesante como sustituto del azúcar al ser completamente natural y, además, cumplir con la misma función de conservante que el primero. De hecho, la miel se trata de uno de los productos imperecederos más populares dentro de la cocina.

 

2. Estevia natural

Estevia natural

La estevia natural es uno de los endulzantes más conocidos y populares, ya no solo para añadir el toque dulce a las infusiones y bebidas, sino que también por incluirse en la elaboración de bizcocho u otros muchos postres más.

Se extrae de la planta que le da nombre, nativa de sudamérica tropical. Su uso se ha extendido mucho por no afectar los niveles de azúcar en sangre, lo que la ha convertido en una opción muy interesante para los diabéticos.

Al igual que la miel, la estevia cuenta con un sabor mucho más dulce que el del azúcar, por lo que no podremos añadirla en la misma cantidad. En caso de querer sustituirla, ten en cuenta que una cucharada de azúcar equivale a un cuarto de estevia en polvo o 6 gotas en caso de la líquida.

 

3. Sirope de agave

Sirope de agave

El sirope de agave es uno de las opciones más potentes al endulzar hasta el doble que el azúcar. Aún siendo más conocida por su versión líquida, también podemos encontrarlo en polvo. Formato muy utilizado para sustituir el azúcar glas.

Se extrae de la savia de las hojas o pencas del agave, una planta parecida a un cáctus de imagen similar a la aloe vera. Proviene de América tropical, subtropical y del Caribe donde se encuentran todo tipo de estas plantas.

Este endulzante se caracteriza por una textura cremosa fácil de disolver, por lo que se adapta bien a batidos, yogures y parecidos, mientras que no será nuestra mejor opción para la repostería. Tendremos que tener algunos factores en cuanta si queremos añadir el sirope de agave a nuestros bizcochos o galletas:

  • Reduce la temperatura del horno al menos 30ºC de la indicada en la original con azúcar, ya que el sirope tiende a tostarse rápidamente.

  • Del mismo modo, al ser tan pegajoso, os recomendamos que siempre utilicéis papel sulfurizado para evitar que tanto el bizcocho como las galletas u otros, se queden pegados al hornearlos y sea difícil recuperarlos sin romperlos.

  • Para evitar que se forme una capa de grasa al hornearlo, debemos asegurarnos de mezclarlo bien con los líquidos o grasas que incluya la receta (mantequilla o aceite, por ejemplo). Del mismo modo, deberemos apremiar en meterlo al horno para que no se separe y se mantenga bien mezclado.

 

4. Sirope de arce

Sirope de arce

El conocidísimo jarabe de arce canadiense, que tan popular se ha hecho por verlo en películas y series bañando los clásicos gofres y tortitas. Como su propio nombre indica, este sirope proviene de los arces (cuya hoja representa la bandera de Canadá), de su savia más concretamente.

Con la mitad de las calorías que el azúcar, el uso del sirope de arce suele ser más común para endulzar el café, las infusiones, así como las cuajadas o los yogures naturales.

Su uso no está muy extendido dentro del mundo de la repostería, pero suele ser un gran acompañamiento. De modo que es común prescindir del azúcar en recetas como los gofres para después endulzarlos acompañándolos por este irresistible sirope canadiense.


5. Azúcar de coco con sabor a carameloAzúcar de coco, endulzante natural

Tal vez más desconocido y por consecuencia, algo más difícil de adquirir, el azúcar de coco es una alternativa de fructuosa más baja que sirve como sustituto directo del azúcar. Se utiliza tanto para endulzar el café, infusiones y yogures, como dentro de la repostería en elaboraciones de bizcochos, magdalenas, galletas e incluso flanes.

Este tipo de endulzante se caracteriza por su sabor a caramelo, ya que se obtiene por el calentamiento del néctar de las flores de la palmeta cocotera. Se trata de un sabor agradable y dulce.

En cuanto a su apariencia, es muy similar a la del azúcar moreno, por lo que es muy sencillo el reemplazar el azúcar por esta opción. 

 

Divide la cantidad en gramos de azúcar entre 12,5 para saber cuántos mililitros de endulzante líquido añadir y entre 10 en caso de los endulzantes en polvo.

 

6. Melaza de arroz, miel de arroz o jarabe de arroz

Melaza de arroz

Conozcamos este endulzante por el nombre que la conozcamos, la melaza de arroz resulta especialmente interesante por su alto contenido en calcio, baja cantidad de calorías y su suave textura parecida a la de la miel.

Se extrae a partir de la cocción del arroz integral junto con los brotes de otros cereales, proceso durante el cual se crea un líquido marrón que luego se filtra. El resultado es el de una textura algo espesa, parecida a una miel oscura, que se puede utilizar al igual que el azúcar.

Contiene menos calorías que el azúcar y cada vez es más popular como su sustituto en bebidas o recetas de repostería.

 

7. Panela, el endulzante de los mil nombres

Panela, endulzante natural

Son muchos los nombres por lo que se le conoce a este endulzante (chancaca, raspadura, tapa de dulce, atado de dulce, panocha…), pero el más extendido es el de panela y en países como India o Pakistán se le conoce como jaggery o gur.

Su sabor se asemeja a la de una miel suave y se consigue a partir del jugo de la caña de azúcar que se somete una cocción a temperaturas muy altas. Una vez fundido, se deja secar y solidificar para obtener lo que se conoce como panela. De esta manera, se conservan las vitaminas y los minerales de la caña; al contrario de lo que ocurre con el azúcar común.

Aún así, la cantidad calórica es algo menor que la del azúcar pero sin gran diferencia: 350 calorías por 100 gramos, mientras que el azúcar refinado cuenta con 400 calorías por la misma cantidad.

 

8. Azúcar de abedul o Xilitol

Azúcar de abedul o xilitol

Su apariencia es igual que la del azúcar, contando también con la versión morena, pero los beneficios que nos ofrece el xilitol son mucho más interesantes, ya que este producto se está dando a conocer por evitar las caries. Además de contener alrededor del 40% menos de calorías que el azúcar refinado.

Su popularidad creció tras la Segunda Guerra Mundial en Finlandia, aunque se conoce principalmente en los países nórdicos, en el norte de África, Asia y América del Norte, donde se es común este tipo de árbol.

 

9. Sirope de yacón

Sirope de yacón, endulzante natural

Directo desde Perú, el sirope de yacón se extrae de un tubérculo originario de los andes peruanos. Especialmente interesante por contener la mitad de calorías que el azúcar y una cantidad considerable de minerales.

Cabe destacar que no es tan dulce como el azúcar u otras opciones como la miel o la estevia. Se puede encontrar tanto en forma de jarabe o en polvo, siendo cualquiera de las dos opciones muy interesantes como alternativa (todavía poco conocida) al azúcar refinado. 

 

10. Fruta del Monje

Fruta del monje, endulzante natural

Este tipo de endulzante proviene de la pequeña fruta que le da nombre y se cultiva en el sudeste de Asia, siendo nativa del sur de china y el norte de Tailandia. También conocida como han guo o swingle, esta fruta ha sido utilizada durante siglos en la medicina oriental para ayudar contra los resfriados o malas digestiones. Hoy en día, se populariza su uso como endulzante.

Para elborar el endulzante, en primer lugar, retiran la piel y las semillas y pasan a triturar la fruta para extrar su jugo. Su sabor es fuerte y considerablemente más dulce que el del azúcar, por lo que nos permite consumirlo en cantidades mucho menores sin renunciar al sabor. Lo que, teniendo en cuanta, que su aporte calórico es de cero, lo convierte en una opción más que interesante. 

 

Recetas con endulzantes naturales

En Cocinatis nos encantan los dulces y la variedad de los postres que hemos hechos es muy amplia. Dentro de mismos, hemos preparado varios en los que prescindimos del azúcar refinado y acudimos a los endulzantes naturales. ¡Descubre todas las posibilidades de estas alternativas al azúcar! 

La miel es entre los endulzantes que hemos visto el más conocido y quizás, el más accesible. Es perfecto para darle un toque dulce a los postres y acompañar tortitas, gofres o tartas. Sacando provecho a su papel como conservante, la utilizamos para hacer una dulce mermelada de cerezas, en la que prescindimos del azúcar y optamos por añadir miel. 

Mermelada de cerezas

VER LA RECETA DE MERMELADA DE CEREZAS

 

De la misma manera, no todos son postres. Es así, que la miel puede utilizarse también para dar un toque dulce a salsas o vinagretas. Lo que dará un toque rompedor al combinar sobores dulces con salados.

Vinagreta de mostaza y miel

VER LA RECETA DE VINAGRETA DE MIEL Y MOSTAZA

 

La estevia, por su parte, es muy popular dentro de la repostería, ya sea para hacer mermeladas, bizcochos o tartas. Nos ofrece una alternativa muy interesante para nuestros postres y entre nuestras favoritas: la tarta de queso y moras, en la que utilizamos la estevia para darle un toque dulce.

Tarta de queso y moras

VER LA RECETA DE TARTA DE QUESO Y MORAS

 

Pero la tarta que nunca falla y sabemos que os encanta, es la de yogur. Un dulce cremoso con base de galleta que elaboramos sin horno y ¡sin azúcar! En este caso, la estevia es nuestra gran aliada, siendo uno de los puntos más atractivos de este postre el no incluir azúcar entre sus ingredientes. 

Tarta de yogur sin azúcar ni horno

VER LA RECETA DE TARTA DE YOGUR

 

Sabiendo que los helados son la gran tentación para muchos, hemos dado con una alternativa sin azúcar a la que no os podréis resistir. Endulzado con el sirope de agave, este helado de platano nos resulta prácticamente irresistible con esa textura cremosa. Además, es la oportunidad perfecta para dar salida a los plátanos maduros y evitar que se estropeen. ¿Os podréis resistir?

Helado cremoso de plátano

VER LA RECETA DE HELADO DE PLÁTANO

 

Decíamos que el sirope de arce era más común como acompañamiento, que como parte de la elboración de las masas. Sin embargo, nos quedamos con las ganas de probarlo en ellas y os aseguramos que es una opción tan válida como el resto. En la receta de tortitas de avena, recurrimos al sirope de arce como endulzante y ¿el resultado? Delicioso. 

Tortias de avena

VER LA RECETA DE TORTITAS DE AVENA

 

Comentarios