Cómo hacer pan casero en la panificadora, todo lo que debes saber

Cómo hacer pan casero en la panificadora, todo lo que debes saber

8


Autor: Cocinatis

La panificadora es perfecta para hacer pan casero, masas y otras recetas sin invertir tiempo ni esfuerzo. Te damos las claves para sacarle el máximo provecho y dos recetas fáciles de pan.

En estos días de cuarentena y confinamiento hacer pan casero se ha convertido en una nueva moda o afición. La harina y la levadura están agotadas en muchos comercios y también puede resultar complicado hacerse con una panificadora.

Si eres de los afortunados que cuenta con los ingredientes necesarios y tienes una panificadora nueva o quieres rescatar del armario la panificadora antigua, no te pierdas estos consejos para conseguir un buen pan casero con esta máquina.

La panificadora nos permite hacer pan casero sin apenas esfuerzo y tiempo, ya que solo debes colocar los ingredientes y dejar que haga su trabajo. 

Pero además de pan, la panificadora también puede preparar otras recetas gracias a las funciones de amasar, remover, fermentar y hornear.

Te damos todas las claves para hacer un buen pan casero en la panificadora y sacarle el máximo provecho.

Qué accesorios incluye la panificadora

Aunque cada modelo y marca es diferente, algunos accesorios son comunes en la mayoría de las panificadoras.

  • Cubeta o molde: es el recipiente donde se elabora todo el pan, desde el amasado hasta el horneado.
  • Varillas: son los accesorios con los que se mezclan y amasan los ingredientes. Dependiendo del modelo de panificadora, puede tener una varilla o dos. Además, algunos modelos también incluyen un utensilio para retirar las varillas después del amasado.
  • Vaso medidor y cuchara medidora: ayudan a medir las cantidades de los ingredientes, que deben ser lo más exactas que se pueda.
  • Libro de recetas: muchas panificadoras también incluyen un libro de recetas adaptadas a su modelo.

Además, te recomendamos tener un buen cuchillo de sierra para poder cortar el pan y una rejilla para dejarlo enfriar sin que se humedezca la base.

También es conveniente contar con una báscula de cocina con precisión suficiente para medir pequeñas cantidades.

Cómo hacer pan casero en la panificadora

El orden de los ingredientes

Una de las cosas que debes tener en cuenta a la hora de hacer pan en la panificadora es que el orden no es el mismo que al hacer pan casero a mano. 

El orden es muy importante y si no se respeta, puede notarse en el resultado final. Por eso, a menos que en la receta se especifique lo contrario, debes introducir los ingredientes en este orden:

  1. Líquidos (agua, leche, huevos, mantequilla fundida, aceite...).
  2. Harina (cubre todos los líquidos con una capa de harina).
  3. Azúcar (si lleva).
  4. Sal
  5. Levadura de panadería (recuerda que la levadura química no sirve)

Estos tres últimos ingredientes debes colocarlos sobre la harina, cada uno en una esquina. Es fundamental que la sal no toque la levadura, porque mataría las bacterias y el pan no subiría.

Si quieres añadir otros ingredientes, como chocolate troceado, semillas o frutos secos, debes hacerlo después. Cuando la panificadora lleva unos minutos amasando, emite un pitido o señal (depende del modelo) que indica que puedes añadir esos ingredientes extra. 

Ahora que sabemos cómo colocar los ingredientes, vamos a ver cómo funciona la panificadora.

Cómo hace pan la panificadora

La panificadora se encarga de la elaboración completa del pan, por lo que tú solo debes colocar los ingredientes en la cubeta y programarla. En unas 3 horas, ¡tendrás un pan casero recién hecho!

Cómo se hace pan en la panificadora

En el programa de pan normal, la panificadora sigue este proceso:

  1. Amasado: la panificadora mezcla todos los ingredientes y los amasa con la ayuda de una o dos varillas. Pasados los primeros minutos, emite un pitido o aviso por si quieres añadir ingredientes extra. Si vas a hacer un pan básico, ignora esta señal.
  2. Primer levado: la panificadora alcanza la temperatura adecuada para que la masa fermente hasta doblar su volumen. 
  3. Segundo amasado: la panificadora vuelve a amasar la masa.
  4. Segundo levado: en este proceso, la masa vuelve a levar hasta alcanzar el tamaño que tendrá el pan.
  5. Horneado: la panificadora hornea el pan hasta el punto de tostado que tú elijas (bajo, medio o alto).

Recomendaciones:

Te recomendamos que no abras la panificadora durante todo el proceso para evitar que pierda calor.

Si en el primer amasado ves que algunos ingredientes no se integran o se quedan en las paredes de la cubeta, empújalos con una espátula hacia la masa.

Cuando el pan está listo, saca la cubeta con cuidado, desmóldalo y déjalo enfriar sobre una rejilla.

La panificadora nos permite hacer pan casero sin apenas esfuerzo y tiempo. Además, también puede hacer otras recetas como masas, mermelada, bizcocho o incluso arroz con leche.

Qué se puede hacer con una panificadora además de pan

Teniendo en cuenta que la máquina para hacer pan tiene capacidad para las funciones de remover, amasar, fermentar y hornear, son muchas las recetas que se pueden preparar en ella.

Además, las panificadoras cuentan con diferentes programas, adaptados a lo que necesita cada receta.

Por este motivo, la panificadora tiene muchos más usos más allá de hacer el pan básico.

1. Masas

Además de pan, se pueden elaborar otras masas como la masa de pizza, masa de empanadamasa quebrada o incluso pasta fresca.

Para preparar masas, deberás seleccionar el programa de "Masas" de la panificadora. Dependiendo del modelo, este programa realizará el amasado y, en algunos casos, también el levado de la masa.

2. Pan con forma diferente

También puedes utilizar el programa de amasado y levado si quieres hacer pan con una forma diferente a la que ofrece la panificadora. En este caso, debes seguir las instrucciones de la receta y seleccionar el programa de amasar y levar. Una vez terminado, saca la masa, dale la forma deseada y déjala levar de nuevo tapada con un paño limpio. Cuando haya doblado el volumen, hornea el pan en el horno y estará listo.

3. Bizcochos o pasteles

La mayoría de las panificadoras cuentan con un programa para preparar bizcochos y pasteles. SOlo tendrás que introducir los ingredientes y la máquina se encargará de mezclarlos, amasarlos y hornearlos, dejando el bizcocho listo para desmoldar.

4. Mermeladas y otros dulces

Algunos dulces requieren estar removiendo constantemente, obligándonos a estar pendientes durante todo el proceso. Gracias a la función de remover de la panificadora, se pueden preparar en la misma.

Es el caso de las mermeladas y el arroz con leche. Una vez introducidos los ingredientes en la cubeta, debes seleccionar el programa de "Mermeladas" o similar, en el que la máquina remueve y estará listo.

También puedes preparar dulce de membrillo del mismo modo. Una vez esté cocinado, lo trituras, lo colocas en moldes y lo dejas en el frigorífico.

Recetas fáciles con la panificadora

Por último, os damos dos recetas sencillas para sacarle provecho a la panificadora y disfrutar de un pan recién hecho.

Receta de pan básico en la panificadora

Pan básico en la panificadora

Coloca los ingredientes en la panificadora en el siguiente orden:

  • 300 ml de agua
  • 50 ml de aceite de oliva
  • Cubre todo con 500 gr de harina (normal o de fuerza)
  • Pon sobre la harina en una esquina 10 gr de sal
  • Añade en la esquina opuesta una cucharada de azúcar
  • Agrega en otra esquina 1 sobre de levadura seca de panadería

Programa la panificadora para un pan normal y en unas 3 horas estará listo. Sácalo con cuidado y déjalo enfriar sobre una rejilla.

Después puedes cortarlo en rebanadas y guardarlas en un recipiente hermético o incluso congelarlas.

Este pan es ideal para acompañar las comidas o servir tostado con ingredientes dulces (mermelada, chocolate o crema de cacahuete) o salados (aguacate, tomate triturado con aceite de oliva o jamón).

Receta de pan de leche con chocolate y nueces (panificadora)

Receta de pan de leche con chocolate y nueces (panificadora)

Sigue las intrucciones, colocando los ingredientes en la cubeta de la panificadora en el siguiente orden:

  • Pon 315 ml de leche (normal, desnatada, vegetal... la que prefieras).
  • Añade 70 gr de mantequilla fundida.
  • Cubre todo con 555 gr de harina de fuerza.
  • Pon sobre la harina en una esquina 2 cucharillas pequeñas de sal (utiliza la cuchara medidora).
  • Coloca en la esquina opuesta 3 cucharillas grandes de azúcar (con la cuchara medidora).
  • Pon en otra esquina 2 cucharillas pequeñas de levadura seca de panadería (utiliza la cuchara medidora).

Programa la panificadora para un pan normal, de 1 kg y selecciona el tostado bajo o medio, a tu gusto.

Cuando la panificadora emita la señal para añadir ingredientes extra, agrega 75 gr de chocolate troceado o en pepitas y 75 gr de nueces troceadas.

Cuando el pan esté listo, sácalo con cuidado de la cubeta y déjalo enfriar sobre una rejilla.

Este pan es perfecto para acompañar el desayuno o la merienda. Recuerda guardarlo en un recipiente hermético para que se conserve más tiempo en buen estado.

Comentarios